La Verdad

FC Cartagena

Un rato de esperanza a ras de césped

Foto de familia de la visita ayer al Cartagonova de 70 personas que viven amparadas por Servicios Sociales.
Foto de familia de la visita ayer al Cartagonova de 70 personas que viven amparadas por Servicios Sociales. / J. M. Rodríguez / AGM
  • 70 personas en riesgo de marginación y exclusión social pasan una tarde inolvidable en el Cartagonova en un acto de la Fundación

El derbi es integración. Ese era el título de la tercera actividad organizada por la Fundación del FC Cartagena en su programación '7 días de derbi'. Tuvo lugar ayer por la tarde en el Cartagonova y resultó ser, con mucha diferencia, el acto más especial de los que últimamente ha llevado a cabo el club presidido por Paco Belmonte. 70 personas en riesgo de marginación y exclusión social de seis colectivos del municipio pasaron un rato estupendo junto al propio Belmonte, Manuel Sánchez Breis (director general), Isidoro García (presidente de la Fundación) y los futbolistas Limones y Míchel Zabaco, quienes firmaron autógrafos, entregaron obsequios y respondieron a todas las cuestiones que le plantearon los improvisados periodistas.

Muchos de los visitantes son imigrantes que llegaron en patera a las costas de Cartagena. Otros son refugiados. Otros, personas que pidieron asilo en España huyendo de terribles dramas personales en sus países de origen. También hubo personas que intentan salir de adicciones, algunos que viven en la calle, varios que pasan la noche en un albergue, otros que lo han perdido todo y una mayoría que duerme cada noche bajo techo gracias a colectivos como Cruz Roja o la Hospitalidad Santa Teresa. Todos, gente sin recursos. Y con la ilusión de que su día a día mejore.

En la actividad, prevista en principio para 40 personas y que se fue a los 70 participantes, también colaboraron La Huertecica, Cáritas, ACCEM y el servicio municipal de atención a personas sin hogar y transeúntes, del Ayuntamiento de Cartagena. Estas asociaciones agradecieron el gesto del club con estas personas. Además, el Efesé invitó al partido del pasado domingo ante el San Fernando a gente de los colectivos citados anteriormente.

La visita comenzó por los vestuarios y la zona mixta del estadio. Luego, todos pudieron visitar la sala VIP y el palco del Cartagonova, para acabar bajando al césped y pisando el terreno de juego. El acto terminó en la sala de prensa, donde un chico subsahariano le pidió a Belmonte que le diera la oportunidad de entrenarse con el equipo durante la próxima pretemporada. Y el dueño del club se quedó con sus datos. Otro, ucraniano, solicitó poder jugar con los veteranos. Y también tendrá su oportunidad en breve.

Gracias al acto de la Fundación albinegra, que tuvo ayer una delicada mirada para acercarse a otras realidades del municipio, 70 personas con una rutina dura pudieron disfrutar de un rato de esperanza a ras de césped. Tardarán en olvidarlo.