La Verdad

FC Cartagena

«Sueño con que mi canción sea eterna»

video

Filiu, durante la grabación del himno del Efesé. / F. C. Cartagena

  • Filiu, cantante y compositor del himno oficial del FC Cartagena

  • El artista de la Vega Baja confiesa que le «motiva mucho» la idea de que su tema «pase en Cartagena de generación en generación»

¡La diversión está segurada!

Las mejores marcas a los mejores precios

Nueva colección para hombre y mujer

Hasta 90%

Gran variedad en alfombras de diseño

Hasta 80%

Relojes de pulsera de tus marcas favoritas

Las mejores marcas a los mejores precios

Completa tus looks con complementos urbanos a precios increíbles

Hasta 90%

Homewear para hombre y mujer

Hasta 70%

Marca española en moda pre-mamá

Las mejores marcas a los mejores precios

¡Diversión para todas las edades!

Las mejores marcas a los mejores precios

Colección moda técnica para hombre y mujer

Hasta 80%

¡Semillas, macetas, herramientas y mucho más!

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda casual para hombre y mujer

Hasta 70%

Deportivas para toda la familia al mejor precio

Las mejores marcas a los mejores precios

Colección en piel de bolsos y zapatos de diseño

Hasta 70%

Selección de botas, botines y zapatos para mujer

Hasta 70%

Calzado de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Relojes de pulsera para hombre y mujer

Hasta 70%

Diseños exclusivos en bolsos de piel

Las mejores marcas a los mejores precios

Joyas y relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Deportivas, botas y zapatos para hombre

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera al mejor precio

Hasta 80%

Complementos y juguetes eróticos.¡Mantén viva la pasión!

Hasta 80%

José María Filiu Cases tiene 35 años, nació en Almoradí y vive en Alcantarilla. Toca en «bodas, bautizos, separaciones y eventos de todo tipo» desde los 16 años, cuando decidió que su oficio iba a ser el de músico y que no quería hacer otra cosa en la vida que componer canciones e interpretarlas en directo, siempre acompañado de su inseparable guitarra. No ha sido sencillo resistir en un negocio menos idílico de lo que la mayoría piensa. Anoche, en la sala Tántalo, se estrenó el himno que él ha compuesto en un tiempo récord para el FC Cartagena. Antes, atendió a 'La Verdad' desde París, donde pasa unos días de vacaciones junto a su familia. De hecho, no pudo coger ningún vuelo en todo el día debido a la huelga de controladores aéreos franceses y fue el gran ausente de la fiesta celebrada anoche en Tántalo, un local que se llenó.

VÍDEO
  • Filiu le pone voz al Efesé

- ¿Qué le ha pasado en París?

- Tenía que coger un vuelo por la mañana y a mediodía iba a estar sin problemas en casa. Pero hay huelga de controladores aéreos en Francia y ya el miércoles nos advirtieron de que podía haber retrasos en los aeropuertos de París. Al final, no ha salido ningún vuelo y hasta mañana [por hoy] no podemos volar. Me fastidia faltar a una cita tan bonita, pero en todo caso lo importante es que el himno ya está presentado y todo el mundo lo puede escuchar y cantar.

- Cuénteme qué ha hecho usted en los casi 20 años que lleva en el mundo de la música.

- Básicamente, me he ganado la vida con toda la humildad y la dignidad que he podido. Me he buscado la vida y he ido de un lado para otro, siempre movido por mi amor a la música y con el objetivo de ganarme las habichuelas. En el año 2000 gané un certamen de cantautores, en Elche, por delante de Rosa, que quedó cuarta y poco después ganó Operación Triunfo. Con 24 años, por culpa de una cardiopatía congénita, me operaron de urgencia del corazón y estuve dos meses ingresado en el hospital La Fe de Valencia. Fue el doctor Barrionuevo, en Cartagena, el que me descubrió la enfermedad, porque en Alicante al principio no le daban importancia. Me dio un trombo y afortunadamente pude salir de aquello. Ahí estuve fastidiado, pero tengo que decir que tras superar esa enfermedad tuve mucha ayuda de amigos, de gente de la música y de muchos alcaldes y concejales de la zona de la Vega Baja que empezaron a contratarme para conciertos y cursos por la provincia de Alicante. En aquella época fui telonero de El Canto del Loco, Melendi y Los Delinqüentes.

- ¿Quiénes son sus referentes?

- Rosendo, Barricada, Los Suaves y Los Chichos siempre han sido mis grupos favoritos. Escucho de todo. Me gusta el jazz y también me gusta Manolo Escobar, por ejemplo. Disfruto con Paco de Lucía y también con El Fary. Yo hago rock aflamencado, pero también me siento cómodo cantando temas poperos.

- ¿Cuántos discos ha grabado?

- Cuatro. El último está en Spotify. Me muevo bastante, me gusta tocar en eventos solidarios en los que pueda ayudar a niños con problemas y me he pateado bastante las provincias de Alicante, Murcia, Almería y Albacete.

- ¿Cómo surgió lo de hacer un himno para el Cartagena?

- De casualidad. No vinieron a buscarme a mi casa, ni mucho menos. Fue estar en el sitio justo en el momento adecuado. Estábamos en una fiesta privada, con gente de Murcia y de Cartagena. Había un tío de Murcia que parecía haber nacido al lado del submarino Isaac Peral, por cómo defendía lo cartagenero. Yo pensaba que era un constructor. Cantando un temilla, hice una referencia al Efesé, y le gustó. Resultó que no era constructor. Era Paco Belmonte, el presidente del Cartagena. Yo no lo conocía de nada porque el fútbol no es lo mío. No me gusta y no lo sigo. Allí mismo grabamos medio minutillo de un boceto de himno y en dos o tres días me hizo el encargo y nos pusimos manos a la obra.

- ¿Había hecho antes algún himno?

- No. Hace un tiempo me ofrecieron grabar uno para el Torre Pacheco, pero no me gustó la propuesta y la rechacé.

- ¿Y cómo es el que ha grabado para el Cartagena?

- Yo estoy muy satisfecho del resultado final. Mi mujer, que es muy crítica conmigo, dice que es lo mejor que he hecho hasta ahora. No es un himno, al uso. Yo he hecho una canción de tres minutos, con todas las referencias posibles a Cartagena y con la idea de que todo el mundo la cante. Es una canción hecha para la gente de Cartagena. Un himno de toda la vida, como siempre lo hemos entendido, no dura más de un minuto. Esto es otra cosa. Ahora, que la gente lo escuche y lo valore. Yo sí que puedo decir que el tema no es una mierda. Nadie me va a poder decir que es una basura, más allá de que a unos les gustará más y a otros les gustará menos.

- ¿Ha compuesto usted solo la letra?

- Sí, con Antonio Turro. Y amigos de Cartagena y el propio Paco Belmonte me han asesorado y aconsejado en todo momento. Se ha grabado en un estudio profesional, el que usan Funambulista y Manuel Carrasco, por ejemplo. La canción contiene más de cien pistas y es un trabajo digno. Uno de Madrid la escucha e igual se queda tal y como está, pero amigos de fuera me dicen que al tema le cambias la letra y perfectamente se puede defender como una buena canción pop para artistas de élite.

- ¿Cree que componer el himno del Efesé cambiará su trayectoria profesional?

- Pienso que no. Es verdad que hay mucha gente en Cartagena que antes no me conocía y ahora sí. Y puede ser que toque más en la ciudad, pero yo creo que me voy a quedar como estoy y que no cambiará mucho mi día a día en la música. Tampoco me preocupa si me llaman para dar más bolos o no e incluso sé que esto me puede perjudicar. La gente del fútbol es dura y no pasa una. Sé que puedo ser criticado y que me pueden buscar la vuelta. De hecho, hay algunos que ya me han criticado por hacer el himno sin ser cartagenero. Yo no soy el que decide eso. Me han hecho un encargo desde el club y yo estoy encantado de llevarlo a cabo.

- Cuando se habla de un himno de fútbol, uno siempre piensa en el que hizo El Arrebato para el Sevilla. Huir de la copia es casi una obligación para el que se atreve a pisar este terreno, ¿no?

- Pienso que este es distinto. Al final, un aficionado al fútbol quiere que ese himno le llegue y tenga cosas que apelen al sentimiento de pertenencia a un equipo y a una ciudad. Eso es lo que he intentado hacer. Ya digo que el fútbol no me gusta, pero sí que soy muy fan de los himnos de fútbol. Y me gusta cantarlos en algunas ocasiones. Lo que más me motiva de toda esta historia es que si mi himno gusta, al final se va a convertir en algo eterno. Yo sueño con eso. Y con que pase de generación en generación en Cartagena. Eso hace que este trabajo sea diferente a todo lo que he hecho anteriormente en mi carrera.