La Verdad

FC Cartagena
Florian posando para 'La Verdad' en su etapa como jugador del Cartagena.
Florian posando para 'La Verdad' en su etapa como jugador del Cartagena. / Antonio Gil / AGM

Fútbol | FC Cartagena

Márquez imposible, Florian posible

  • El Marbella veta la salida del extremo gaditano pretendido por el Efesé y Belmonte lo fía todo al éxito de su negociación con el ariete francés

Descartada ya la posibilidad de que venga el mediocentro riojano César Remón, quien ayer por fin se desvinculó del UCAM Murcia y va a firmar por el Logroñés hasta 2019, los dos principales objetivos del Cartagena en este mercado invernal son el extremo gaditano Kike Márquez, de 27 años, y el ariete francés Florian Taulemesse, de 30 años. El propio dueño del club, Paco Belmonte, ha confesado públicamente que son sus dos apuestas prioritarias y que va a hacer todo lo que esté en su mano para reforzar la plantilla albinegra con estos dos atacantes de mucho nivel para una categoría como la Segunda B española. El problema es que ambas operaciones son complicadísimas.

En el caso de Kike Márquez ni siquiera existe posibilidad de negociar. Al menos, de momento. El jugador, informado a través de su agente, Joaquín Vigueras, del interés del Efesé por contratarlo, ha pedido a su actual club, el Marbella, que le deje salir. Quiere venir al Cartagena y pelear por el ascenso a Segunda A, como ya hizo en su etapa en el Cádiz, entre 2013 y 2015. Además, del Marbella acaba de salir despedido fulminantemente Alessandro Gaucci, su gran valedor y el hombre que lo llevó primero al Cádiz y este pasado verano al Marbella. Eso también pesa. Pero la directiva del cuadro malagueño se niega a darle la baja. Es más, el exterior gaditano, que lleva 9 goles y es el faro ofensivo del Marbella, ya sabe que su club le dejará en la grada sin jugar hasta junio antes de permitir que venga al Cartagena, rival en la lucha por el primer puesto del equipo que entrena Nafti.

Otra cosa sería que un club de Segunda A llamara a la puerta del Marbella y quisiera fichar a Kike Márquez dejando alguna cantidad de dinero en las arcas del club malagueño. En ese caso, la directiva marbellí ha prometido al futbolista y a su agente que sí estaría dispuesta a negociar. Pero han recalcado varias veces en los últimos días que no consentirán que Márquez fiche por el Cartagena en este mercado de enero. Curiosamente, en el partido del pasado domingo ante el Recreativo, Kike Márquez vio su quinta amarilla por discutir con un rival en el último minuto del partido. Y, por tanto, será baja este domingo en el duelo ante el Linares. Sea como fuere, el dueño del Cartagena, Paco Belmonte, estará atento a lo que suceda con Kike Márquez hasta los últimos días de este mes de enero.

Tampoco será nada fácil traer a Florian, pero en su caso al menos sí existen ciertas opciones de que la operación pueda cristalizar y a lo largo del mes tenga lugar un regreso deseado por todos los aficionados albinegros. La ficha del ariete francés en el KAS Eupen, de la Primera belga, supera los 250.000 euros, una cantidad que lógicamente no puede asumir el Efesé, un club cuyo presupuesto de este año va a estar en los 950.000 euros. Ese es el principal hándicap.

Pero Florian estaría encantado de volver al club que le catapultó a la élite. Está incómodo en el Eupen, donde está siendo suplente en demasiadas ocasiones. Su contrato acaba en junio y tiene decidido que su futuro está lejos de este club belga. Allí se fue en el verano de 2013, tras anotar 19 goles en 39 partidos con el Cartagena de Pato y Pacheta. Sus buenos registros continuaron en el fútbol belga. En su primer año en el Eupen, en Segunda, hizo 14 goles. En su segunda temporada en el Eupen marcó 17. Y el año pasado, el del ascenso de su equipo a Primera, anotó 15. En esta temporada, ya en la máxima categoría del fútbol belga, Florian comenzó como titular, pero fue perdiendo su puesto en beneficio de Mamadou, que está en el Eupen cedido por el Espanyol aunque pertenece a la Academia Aspire, la que controla el KAS Eupen y también la Cultural Leonesa.

Compás de espera

El almuerzo que la semana pasada compartieron en Pinatar Arena el futbolista francés, sus agentes, Paco Belmonte y Manuel Sánchez Breis fue una primera toma de contacto. Se convirtió en una especie de cortejo. Quedaron claras las intenciones de las dos partes. Hay sintonía y si el jugador vuelve a España lo más normal es que sea para enrolarse en las filas de su antiguo equipo. Pero no hubo oferta ni tampoco se ha puesto en marcha la negociación. Florian y Belmonte quedaron en volver a hablar dentro de ocho o diez días cuando el ariete francés regrese de Doha (Catar) donde está concentrado con su equipo para jugar varios amistosos.

No hay que descartar incluso que Florian participe en el encuentro que el Eupen jugará el próximo 21 de enero ante el Genk. Ese día se reanuda la competición en Bélgica tras el parón invernal y en el actual club del francés siguen contando con sus servicios. «Me encanta Florian. Tenemos buena relación porque yo lo traje hace muchos años al Moratalla. Lo querrían todos los equipos de Segunda B, muchos de Segunda A y tiene ofertas de Primera División de Bélgica. A partir de ahí, tengo una muy buena relación con él en lo personal y lo vamos a intentar. ¿Va a fichar por el Cartagena? Es casi imposible. Pero alguna opción tenemos. De aquí al 31 hay mucho que correr y conocemos muy bien el mercado», avanzó Belmonte sobre este asunto cuando le preguntaron la semana pasada. Si no viene él, se buscará otro '9' de garantías para cubrir la baja de Fernando.