La Verdad

FC Cartagena

El agua anega la sala de calderas y el vestuario local del Cartagonova

Imagen tomada ayer en el vestuario local del Cartagonova.
Imagen tomada ayer en el vestuario local del Cartagonova. / LV
  • Los daños en el estadio fueron sensiblemente menores a los de otras inundaciones y la sala de prensa no ha sufrido ningún deterioro

El destrozo fue importante, aunque mucho menos que en anteriores inundaciones en Cartagena. A pesar de los 246 litros que cayeron en la ciudad entre el jueves y ayer, solo la sala de calderas, el vestuario local y algunas dependencias menores del estadio Cartagonova quedaron anegadas por el agua, salvándose por ejemplo una sala de prensa que en anteriores inundaciones siempre quedó inservible. En esta ocasión, el agua no se cebó con una sala de prensa que fue reformada el pasado verano. Esta vez no sufrió ninfún deterioro, en gran medida gracias al trabajo de los seis técnicos municipales que se pasaron todo el fin de semana de guardia, achicando agua y vigilando el nivel de inundación dentro y fuera del recinto de Benipila.

Nada pudieron hacer, sin embargo, para evitar que la sala de calderas, en la parte más baja del sótano del estadio, quedara completamente encharcada, así como el vestuario local. Hubo menos agua en la zona del gimnasio, la zona mixta y el vestuario visitante. Tampoco hubo que lamentar daños importantes en aseos, almacenes y cafeterías del Cartagonova. Durante la jornada de hoy, miembros de Hidrogea se encargarán de sacar el agua de las zonas más dañadas y permitirán que el estadio recupere la normalidad.

Acto en la sala VIP

De hecho, a las siete y media de la tarde está prevista la celebración de un acto en el que Paco Belmonte, dueño del Cartagena, presentará el 'Club de Empresas' del Efesé y se servirá un vino tras resumir lo que ha sido el año 2016 en la entidad albinegra. Este evento tendrá lugar en la sala VIP del Cartagonova y contará con la presencia de todos los medios de comunicación de la ciudad.

En cuanto al estado del terreno de juego, a primera vista el agua que ha caído con fuerza durante estos últimos días no ha hecho ningún daño al césped, resembrado el mes pasado y que cada vez tiene mejor aspecto. Pero ahora hay que esperar a que pasen unos días y, una vez seco y cortado, se compruebe si se ha visto afectado o no por algún tipo de plaga asociada a la lluvia de estas cuatro últimas jornadas. Lo bueno es que hasta el 15 de enero, fecha del partido ante el Córdoba B, no hay que pisarlo.

Goteras y filtraciones

En cuanto al resto de instalaciones deportivas del municipio, solo los pabellones de Bastarreche (Santa Lucía) y El Algar quedaron inutilizados por el agua y permanecieron cerrados durante la jornada de ayer. Técnicos municipales pasaron el día achicando agua, secando pistas y limpiando vestuarios y almacenes. También hubo filtraciones de agua en la piscina de La Aljorra y en los pabellones de Wsell de Guimbarda y Cabezo Beaza, aunque en estos casos las instalaciones sí se abrieron.

De hecho, en el de Wsell de Guimbarda se disputó con total normalidad durante el fin de semana la Copa de España de gimnasia estética de grupo. El objetivo de los responsables de la Concejalía de Deportes que dirige Ricardo Segado es que hoy, cuando las clases se reanudan en casi todos los colegios de la ciudad, todas las instalaciones deportivas estén también en buen estado y todos los usuarios puedan practicar deporte en ellas.