La Verdad

FC Cartagena
Alberto Monteagudo, en el entrenamiento de ayer.
Alberto Monteagudo, en el entrenamiento de ayer. / Antonio Gil / AGM

Fútbol | FC CartagenA

Monteagudo solo mira «el día a día»

  • El manchego está feliz por hacer los mejores números en la historia del club, pero no piensa en «nada más allá del duelo ante el Villanovense»

Llegó sin hacer ruido, tras dos traumáticas experiencias en los banquillos de Cádiz y La Roda y con un perfil bajo, de entrenador de transición, casi de paso tras el despido pactado de Víctor. Pero el transcurso de las semanas y los meses ha hecho que la percepción que todo el mundo tiene a día de hoy sobre Alberto Monteagudo, técnico del Efesé, sea radicalmente distinta a la que había hace casi diez meses, cuando llegó. El manchego es visto por la mayoría de los aficionados como el mejor entrenador posible para un proyecto de las características del liderado por Paco Belmonte y Manuel Sánchez Breis.

Los números hablan por sí solos. Con él, el Efesé gana casi dos partidos de cada tres. En sus 30 encuentros de Liga como preparador del Efesé, los albinegros han cosechado 16 triunfos, 10 empates y solo 4 derrotas. Monteagudo es el único en la historia del club que pasa la frontera del 60% de partidos ganados y además supera en porcentaje de puntos obtenidos (71%) a Tevenet, Pacheta, Paco Jémez, Fabri, Juan Ignacio Martínez y Chuchi Aranguren, tal y como cuenta esta semana Pedro Caparrós en la revista 'Gaceta Cartagonova'.

Lo mejor de Monteagudo es que no le cambian las victorias. Ni las derrotas. Mantiene su discurso. «Nuestro objetivo es ganar todos los domingos. No miro más allá del partido de este domingo contra el Villanovense. Si ganamos y después del partido hemos conseguido dejar al quinto a ocho puntos, pues será algo añadido. La importancia que le doy a este encuentro es un diez sobre diez y no miro nada más y no pienso en los siguientes partidos», comentó ayer Monteagudo.

Los números del técnico albaceteño en el Cartagena son fantásticos. Pero el manchego no se vuelve loco. «Son cifras que son reales y están ahí, pero yo no soy muy de dar importancia a esto. Soy del día a día, de intentar ser mejor yo, de hacer mejores a los jugadores, y si eso nos lleva a hacer los mejores números de la historia del club significará que hemos hecho las cosas bien. Evidentemente, si repetimos en los próximos 30 partidos los 30 que llevo en el club estaremos muy cerca de conseguir algo grande», indicó Monteagudo.

Arturo, disponible

En cuanto al estado de ánimo de los jugadores, apuntó que «la plantilla está con mucha ilusión de seguir haciendo las cosas bien. Los jugadores son los protagonistas y los que han conseguido que en la ciudad se siga hablando de fútbol. Esto es mérito de ellos. Hay que intentar que cada día venga más público al Cartagonova y que se vaya enganchando mucha más gente al proyecto».

Confirmó que Arturo está «bien» y que toda la plantilla, a excepción de Guirao, está disponible para el duelo de mañana ante el quinto clasificado, un Villanovense al que Monteagudo calificó como «un gran equipo que nos va a exigir lo mejor de nosotros mismos. Tenemos que encarar el partido con la intensidad que hay que hacerlo. Si no estamos a un nivel alto va a ser muy complicado. Tenemos que ver al Cartagena que hemos visto en casi todos los partidos de casa, rápido, sin especular y parando las contras del rival», pidió Monteagudo.

Si el cartagenero Sergio Jiménez juega mañana, cumplirá 100 partidos con la camiseta del Efesé. «Espero que cumpla otros 100 más en otra categoría. Dios quiera que sea con el Cartagena. Es un jugador con mucho potencial, que sigue mejorando y se ha ganado a la afición por cómo es. Es una referencia dentro del vestuario, tipo Mariano Sánchez, por trabajo, por pelea y por sentir su club», destacó.

En otro orden de asuntos, ayer se confirmó que el partido de la semana que viene en Jumilla se jugará el domingo 4 de diciembre a partir de las 16.00 horas. Las entradas para la afición cartagenera tendrán un precio de 15 euros y los peñistas creen que puede haber un desplazamiento que ronde las 400 personas. Los niños menores de 10 años no pagan y, si va mucha gente de Cartagena, el Jumilla instalará una grada supletoria en el lateral del campo.