La Verdad

FC Cartagena

Una mutación perfecta

Del abismo a la ilusión. Jugadores del Cartagena de espaldas al palco en protesta por los impagos, en marzo del año pasado
Del abismo a la ilusión. Jugadores del Cartagena de espaldas al palco en protesta por los impagos, en marzo del año pasado / Antonio Gil / AGM
  • Belmonte, Breis y los supervivientes Limones, Ceballos, Sergio Jiménez y Chus Hevia explican las causas de la radical transformación del Cartagena en solo 18 meses, del 'casi descenso' al liderato

Muebles con estilo para tu hogar

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Calidad y diseño en ropa de hogar

Hasta 70%

Moda casual para hombre y niño

Hasta 70%

Diseño y calidad al mejor precio

Hasta 80%

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda clásica para hombre, mujer e infantil

Hasta 90%

Decora las ventanas de tu hogar con originales estores

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Textil hogar de diseño y calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Marcas deportivas en relojes de pulsera

Hasta 70%

Moda clásica para hombre y mujer

Hasta 80%

Chaquetas de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calidad y diseño en tu hogar

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda y complementos para hombre

Hasta 70%

¡Todas las botas a 21.00€! ¡No te lo pierdas!

Hasta 70%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

Relojes con estilo para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Chaquetas y abrigos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado de original diseño para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡¡Todos a 49€!!

Hasta 70%

Moda urbana para hombre

Hasta 80%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

La transformación perfecta. De hacer una huelga de un minuto en cada inicio de partido, en la que los jugadores se colocaban de espaldas al palco y recibían el aplauso de sus aficionados mientras la pelota no se jugaba, a ser el líder del grupo y principal favorito al ascenso. Así se escribe la historia del FC Cartagena en los últimos 18 meses, el tiempo que ha pasado desde que los Germán, Tarantino, Robusté, Prosi, Arcas, Jorge Luque y compañía hicieron su protesta a la desesperada en los partidos ante Lucena, Córdoba B y Arroyo para ver si aparecía un salvador hasta que el Efesé, ya convertido en un club estable, ha recuperado la grandeza deportiva que casi siempre tuvo cuando compitió en Segunda B, su hábitat natural en los últimos 40 años.

¿Qué ha pasado para que la noche oscura haya dado paso a una especie de luminoso amanecer? Casi todo se ha explicado ya, desde luego. Pero viene bien recordarlo de vez en cuando. La memoria a veces es frágil, especialmente en un mundo como el del fútbol en que cada semana todo puede cambiar dependiendo de si la pelota entra o no. A finales de abril del año pasado, Paco Belmonte llegó en un momento en el que el club se moría. Su inyección económica y el gol de Carlos Martínez en Canarias fueron las claves de la salvación. Sin esos dos primeros pasos, la historia se escribiría hoy de un modo muy distinto. Luego tuvo que remar mucho para sacar adelante un ventajoso convenio de acreedores. En febrero de este año, delante de un juez, el Cartagena se volvió a salvar. Pero sin lo primero no hubiera llegado lo segundo.

Es evidente que en la determinación de Paco Belmonte, que saltó al vacío con la red protectora de Felipe Moreno (dueño del Leganés), se encuentra el principio de todo. Su clara apuesta por coger un club cadavérico que tenía pie y medio en Tercera División resultó decisiva a la hora de que la salvación del Efesé, plagada de sobresaltos, fuera un éxito. A la gestión y el trabajo diario hay que sumar la inversión realizada, ya que de momento toda esta historia ha costado cerca de un millón de euros al grupo liderado por Belmonte y Manuel Sánchez Breis, acompañados hasta junio por Deseado Flores.

Concurso y viabilidad

Lógicamente, no hay que olvidar la participación en los albores del concurso de acreedores de dos actores que siempre quisieron secundarios, como Florentino Manzano (fundador del club) y Diego García (actual presidente del Elche), pero que realmente jugaron un papel básico en la compraventa de 2014. Paco Gómez, que puso 11 millones de euros de su bolsillo y rozó la gloria tras el ascenso de Alcoy, había tirado la toalla. Y la llegada de Manzano al menos sirvió para alargar la vida al FC Cartagena. Luego eligió a Javier Martínez y Javier Marco, cuya principal misión era meter al club en concurso de acreedores y reducir la deuda histórica al máximo. Y ese objetivo se consiguió. No obstante, esto no tapó su pésima gestión en lo deportivo y su nefasta política de comunicación.

Y precisamente sobre esos dos pilares (lo deportivo y la comunicación) ha cimentado Belmonte la resurrección de un Cartagena que ha dado un espectacular giro de 180 grados en el último año y medio. El otro pilar fundamental -lógicamente- es la solvencia económica de los nuevos gestores. A lo que ellos aportan se le suma lo que entra en concepto de patrocinios (más de 300.000 euros esta temporada) y de abonados (más de 450.000). Cifras de récord en Cartagena. Cifras de récord en la Segunda B actual.

¿Qué opina Belmonte, uno de los principales protagonistas de esta mutación? ¿Cuáles son las tres claves de haber pasado del lodo a la cima en 18 meses? «La primera clave fue la salvación en la eliminatoria con el filial de Las Palmas. Seguir en Segunda B supuso poder desarrollar un proyecto propio, que superó muchos obstáculos, pero en el que poco a poco se puede ver que había un enorme potencial por explotar. En segundo lugar, me parece clave la llegada de Alberto Monteagudo y su renovación antes de que terminara la Liga. Su idea de trabajo y el día a día corrobora que es el entrenador que llevará al Cartagena a lograr grandes retos. Y, en tercer lugar, yo destacaría el respaldo de nuestra afición, con 6.300 abonados, y el respaldo empresarial logrado a fecha de septiembre de 2016. Ambas cosas son una ventaja para nosotros con respecto a los demás clubes de la categoría y dejan claro que la Segunda B no es el sitio que corresponde al Cartagena», responde, a preguntas de 'La Verdad', el propietario y presidente del FC Cartagena.

Su socio y mano derecha es Manuel Sánchez Breis, director general del club. Coincide con Belmonte. «Obviamente, el primer paso para cambiar las cosas fue el gol de Carlos Martínez en Las Palmas. Es el tanto que nos salvó y a partir de ahí se pudo desarrollar el proyecto. Otra clave fundamental fue la llegada de Alberto Monteagudo, un entrenador que nos está dando mucho y ahí están sus números [15 victorias, 11 empates y 4 derrotas]. Y yo creo que la tercera parte de este cambio se puede explicar en la continuidad en el equipo de una gran parte de los futbolistas del año pasado. Todo esto se une al apoyo de los aficionados y patrocinadores y a una gestión seria. Ya dijimos que el proyecto sería el que la ciudad quisiera que fuera. Y la gente está respondiendo de maravilla. El resultado de todo esto es que el equipo va primero, algo que ahora mismo no sirve de nada, pero que en mi opinión quiere decir que las cosas se están haciendo bien», apunta Sánchez Breis.

Estabilidad y solo fútbol

Este periódico también pidió ayer a los cuatro supervivientes de la temporada de la permanencia que dieran sus tres motivos fundamentales que explican el cambio que ha dado el Efesé en estos 18 meses. Juan Carlos Ceballos, de 33 años y primer capitán, señala «la llegada de Belmonte, la salvación en Las Palmas después de pasar un año horrible en todos los sentidos en el que solo nos salvó tener la ciudad y la afición que tenemos detrás y la decisión de Belmonte, Deseado y Breis de seguir adelante en el verano de 2015 a pesar de todos los contratiempos que hubo» como las bases que después han hecho que el equipo vaya volviendo a ser lo que siempre fue en Segunda B: un claro candidato al ascenso.

Para el meta Limones, de 30 años y actual segundo capitán, las tres causas que explican esta mutación son «que el Cartagena ha vuelto a ser lo que era gracias a la gestión seria de Belmonte y Breis, que la estabilidad económica y deportiva trae el liderato a un equipo al que ahora mismo todos los jugadores quieren venir y que contamos con un vestuario ambicioso en el que todos los jugadores tienen calidad y ganas de crecer profesionalmente».

En opinión de Sergio Jiménez, de 23 años y tercer capitán, «todo nace el día que nos salvamos en Canarias y luego hemos ido mejorando día a día gracias a la estabilidad económica y a la seriedad de los nuevos dueños. A nivel personal, el momento que destaco de estos 18 meses es mi renovación, que ha supuesto poder crecer junto a mis compañeros en el equipo de mi tierra».

Por último, Chus Hevia, de 26 años y que hizo 12 goles en la Liga de la salvación agónica en Las Palmas de Gran Canaria, apunta que «ahora tenemos claro quién ocupa cada cargo en el equipo y en el club, contamos con una afición volcada e ilusionada que nos sigue a todas partes y en el vestuario solo se piensa en el fútbol y en el partido del domingo, sin que nada ajeno nos distraiga en el día a día».