La Verdad

FC Cartagena

fotogalería

Juanlu celebra su gol. / Antonio Gil / AGM

El Cartagena recupera la sonrisa (2-1)

  • Supera al Granada B en un partido muy físico con golazos de Hevia y Juanlu

El Cartagena dio una alegría a su gente tras dos semanas sin ganar, superó a un buen Granada B y se afianzó en la zona de 'playoff' de ascenso. No fue un partido brillante de los de Monteagudo, quienes en bastantes fases del duelo fueron superados por su rival, una auténtica torre de Babel con jugadores jóvenes de medio mundo que aspiran a hacerse pronto un hueco en el fútbol profesional. No obstante, los locales aprovecharon sus ocasiones y tuvieron la puntería necesaria para quedarse con tres puntos que dejan al Cartagena en tercera posición, con 19 puntos. Son cinco menos que los que tiene el líder Marbella y cinco más de los que suma el quinto clasificado, el Melilla.

Nierga y Aly Malle tuvieron las mejores oportunidades del primer tiempo para el Granada B. El Cartagena se acercó en dos o tres arrancadas peligrosas de Sergio García, pero no hubo remate final. Sí llegó en la última acción del primer acto, en la que Chus Hevia remató de primeras con mucho acierto y batió a Pol Ballesté. Fue tras un servicio de Sergio García desde la izquierda. El 1-0, una triangulación bellísima en la que también participó Juanlu Hens, que mejoró mucho al Efesé. Tras el descanso avisó con un cabezazo de Moisés que salió al centro de la portería. El segundo gol de los albinegros fue una obra de arte, un derechazo magistral de Juanlu Hens que se coló por toda la escuadra.

Solo un minuto después del 2-0, llegó el 2-1. Óscar Ramírez no cerró bien su banda y dejó tiempo para que Clifford pensara al borde del área. El atacante ghanés se sacó un derechazo magnífico al que no pudo responder Limones. Quedaba media hora y hubo que sufrir para amarrar la victoria. Navarrete y Hugo Gomes metieron el susto en el cuerpo a los aficionados locales (6.250 espectadores acudieron al Cartagonova), aunque la ocasión más clara la tuvo el local Arturo, quien falló de manera clamorosa cuando estaba solo delante del meta Pol Ballesté.

Directo