La Verdad

FC Cartagena
Óscar Ramírez.
Óscar Ramírez. / A.G./AGM

Ramírez: «No podemos controlar lo de fuera ni pensar más en el Lorca»

  • El lateral catalán confiesa que su relación con Ceballos es «buena» y admite que el Melilla es «un rival muy rocoso y será un partido duro»

El lateral catalán Óscar Ramírez, de 32 años, confesó ayer que «el ambiente en el vestuario [del Cartagena] después del palo del otro día ya empieza a estar mejor y ahora lo que nos toca es pensar en superar al Melilla». Una sola vez ha ganado el Efesé en el Álvarez Claro melillense. Y fue hace 45 años. Los números del Cartagena allí en este siglo asustan (seis derrotas y tres empates). «Habrá que romper esa estadística. Va a ser un partido duro contra un rival muy rocoso y que está bien, pero nosotros somos optimistas y vamos a por los tres puntos. Todos los partidos son diferentes, los otros equipos ya nos empiezan a conocer mejor y cada vez es más difícil ganar, pero no creo que eso signifique que seamos irregulares», apuntó Ramírez en la sala de prensa del Cartagonova.

En cuanto a la derrota del pasado domingo contra el Lorca (0-1), señaló que «nosotros intentamos siempre hacer las cosas bien y que nos salga todo como hemos trabajado durante la semana, pero hay veces que no salen y eso no podemos remediarlo». Sobre el chasco que se llevó la hinchada local, dijo que «nos fastidió perder, pero somos ya mayorcitos y sabemos cómo funciona el fútbol. No podemos pararnos a pensar en las consencuencias de la derrota con el Lorca ni podemos controlar lo de fuera. Solo podemos controlar lo de dentro y trabajar como lo estamos haciendo para seguir arriba».

A nivel personal, Óscar Ramírez lleva varias jornadas consecutivas siendo un fijo en el lateral derecho para Alberto Monteagudo. Le ha quitado el puesto al capitán Juan Carlos Ceballos. «Nos llevamos bien, somos compañeros y cuando yo no juego intento ayudarle, y cuando no juega él, intenta ayudarme a mí. No tenemos ningún problema», destacó.

Ramírez vino el pasado mes de agosto procedente del Huesca, equipo con el que disputó 21 partidos en Segunda A la pasada campaña. Anteriormente había vestido la camiseta de la Ponferradina (dos años en Segunda A) y la del Sabadell (otras dos temporadas en la división de plata). Se formó en el Figueras. Y en Segunda B, con el Badalona, jugó la fase de ascenso.