La Verdad

FC Cartagena

Chumbi derriba al Efesé

fotogalería

Arturo, dentro de la portería, se lamenta tras una ocasión perdida, ayer en el Cartagonova. / A. Gil / AGM

  • Recital del ariete aguileño del Lorca, que da la victoria a su equipo y genera nuevas dudas en un Cartagena demasiado plano

¡La diversión está segurada!

Las mejores marcas a los mejores precios

Nueva colección para hombre y mujer

Hasta 90%

Gran variedad en alfombras de diseño

Hasta 80%

Relojes de pulsera de tus marcas favoritas

Las mejores marcas a los mejores precios

Completa tus looks con complementos urbanos a precios increíbles

Hasta 90%

Homewear para hombre y mujer

Hasta 70%

Marca española en moda pre-mamá

Las mejores marcas a los mejores precios

¡Diversión para todas las edades!

Las mejores marcas a los mejores precios

Colección moda técnica para hombre y mujer

Hasta 80%

¡Semillas, macetas, herramientas y mucho más!

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda casual para hombre y mujer

Hasta 70%

Deportivas para toda la familia al mejor precio

Las mejores marcas a los mejores precios

Colección en piel de bolsos y zapatos de diseño

Hasta 70%

Selección de botas, botines y zapatos para mujer

Hasta 70%

Calzado de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Relojes de pulsera para hombre y mujer

Hasta 70%

Diseños exclusivos en bolsos de piel

Las mejores marcas a los mejores precios

Joyas y relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Deportivas, botas y zapatos para hombre

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera al mejor precio

Hasta 80%

Complementos y juguetes eróticos.¡Mantén viva la pasión!

Hasta 80%

El primer aviso lo dio el Hércules en la Copa del Rey. No fue una derrota, ya que el partido de los 120 minutos acabó en empate. Pero aquella eliminación en los penaltis dolió más que tres derrotas seguidas. Y además tuvo consecuencias dañinas en la Liga: posterior batacazo en El Ejido. El segundo toque de atención llevó ayer la firma de un viejo conocido: todo un habitual en poner el sello a uno de los disgustos albinegros de la temporada. Porque aunque La Hoya se vista de chino, en Lorca se queda. Y el heredero de La Hoya Lorca hizo lo que solía hacer su antecesor. Esto es, asaltó el Cartagonova. La sensacional actuación individual del aguileño Chumbi, ariete del Lorca, unida a un notable ejercicio de solidaridad defensiva de sus compañeros, bastó para que los tres puntos volaran -a estas alturas aún no se sabe si hacia Lorca o hacia San Pedro del Pinatar- y para que jugadores y técnicos del Efesé, que hasta el momento en Liga solo habían dado alegrías a su gente en Benipila, se pasen los primeros días de esta semana recostados en el diván y haciéndose preguntas. ¿Qué ha fallado? ¿Qué hemos hecho mal?

Los que saben de este negocio dicen que, para ser campeón, tienes que ganar jugando regular y empatar jugando mal. Lo primero lo hizo el Efesé la semana anterior en Mérida. Lo segundo no fue capaz de lograrlo ayer en el Cartagonova, ante un Lorca que hará grandes cosas este año si cada domingo compite con la motivación y el entusiasmo que le puso ayer al partido. Si la semana próxima ante el líder Marbella regresan a Pinatar Arena las desconexiones individuales y los despistes corales, los de Julio Algar no aspirarán a nada en este curso.

Volviendo al Cartagena, si ese trallazo de Arturo que dio en el travesaño hubiera entrado, la ecuación de estos últimos quince días habría sido otra bien diferente. Y estaríamos hablando de otra cosa distinta. Pero lo que es innegable es que los equipos que suben son los que demuestran solidez cada siete días. Quitando la excepción del Cádiz, Reus, UCAM y Sevilla Atlético ascendieron el pasado mes de junio al fútbol profesional dejando su portería a cero en un montón de ocasiones, siendo fiables atrás y firmando empates en partidos en los que debían haber perdido. A estas alturas del campeonato, con ocho meses por delante para corregir y mejorar muchas cosas, Monteagudo tiene que afrontar una tarea de manera urgente: dotar de solidez defensiva a su equipo. Porque para asegurar el 0-0 en las tardes oscuras, al Cartagena le hace falta una entereza atrás que en estos momentos no tiene. Al contrario, goles como el que encajó ayer demuestran que con poquita cosa se le puede meter mano a la zaga albinegra.

Acción determinante

Sacó de puerta Limones y el central lorquino Borja García se quitó el balón de encima con un patadón que no iba a ninguna parte. Pero Chumbi, activo y peligroso desde la primera jugada, le ganó la tostada a los despistados y lentos Ceballos y Moisés. Cuando los centrales locales reaccionaron, el ariete de Águilas ya les había sacado un par de metros tan preciosos como decisivos. Limones optó por no salir de su arco y Chumbi, ya dentro del área, le batió con suma facilidad cuando el meta quiso tapar portería. Esa acción que en principio pareció intrascendente se convirtió, a la larga, en determinante. ¡Pum! Con un soplido, Chumbi derribaba la muralla del aspirante y favorito.

El caso es que fue un duelo igualado, con poco fútbol y escasas ocasiones. El cuadro de Julio Algar aprovechó la suya. Fue en el minuto 21, cuando Chumbi demostró lo buen delantero centro que es. Y el 0-1 llenó de dudas a los albinegros, que en los siguientes minutos pudieron encajar el segundo. Carlos Martínez, solo en el segundo palo, cabeceó fuera en un saque de esquina muy bien botado por Borja Martínez. Y Pomares y Chumbi se estorbaron luego dentro del área tras una buena incursión del lateral visitante.

Con Rivero y Juanlu Hens fuera del partido y la zaga local tiritando en cada aproximación lorquina, eran minutos de desconcierto. Así, la grada se llenó de murmullos. Y luego de quejas. Por momentos, en la tribuna se escuchaban más reproches que en una canción de Malú. Afortunadamente para los de casa, dos remates de cabeza nos hicieron recordar que el Lorca jugaba con portero y que éste era Dorronsoro. El meta cántabro, no obstante, no tuvo que intervenir ya que los testarazos de Arturo y Gonzalo Verdú se marcharon fuera. Pero, al menos, a la gente se le pasó el enfado y las críticas dejaron paso a los aplausos.

En el segundo acto se vieron 15 minutos potables del Cartagena, entre el 60 y el 75, en los que manejó el balón y le puso intención a sus acciones de ataque. El Lorca se echó muy atrás, pero nunca dio la sensación de que su territorio iba a terminar siendo arrasado. Cristo Martín avanzó, el recién salido Sergio García le acompañó dibujando carreras más estruendosas que efectivas, Juanlu Hens hizo ademán de asumir responsabilidades, Óscar Rico hizo como que iba, y Óscar Ramírez y Jesús Álvaro fueron de verdad. El despliegue no llegó a entusiasmar del todo a la hinchada local, pero sí que animó el cotarro. Y mejoró la imagen del conjunto albinegro.

Tras perdonar Urko Arroyo ante Limones en la única ocasión en la que pudo dejar atrás a Óscar Ramírez, los de casa dispusieron de la mejor oportunidad de todo el partido. Chus Hevia, más vertical en 20 minutos que todos sus compañeros en los otros 90, habilitó a Arturo con un buen pase y el ariete cartagenero, que no se percató de que la salida del meta Dorronsoro había sido muy defectuosa, chutó a romper, sin levantar la vista del suelo, y la pelota se estrelló en el larguero. En el cuarto de hora final, el Cartagena lo intentó. Pero ya no tuvo fútbol. Buscó muchos envíos por arriba a Arturo y Hevia. Y ahí se impusieron Molo y Borja García.