La Verdad

FC Cartagena

Rivero arropa a los suplentes

Quique Rivero golpea la pelota, ayer en el Cartagonova.
Quique Rivero golpea la pelota, ayer en el Cartagonova. / Pedro Martínez /AGM
  • «Los compañeros que no juegan están molestos, pero saben que esto es largo y que tendrán sus oportunidades», señala

El centrocampista cántabro Quique Rivero, de 24 años y quien en este inicio de temporada está volviendo a ser ese organizador de referencia que fue durante muchas fases del pasado campeonato, pasó ayer por la sala de prensa del Cartagonova y mandó un mensaje de apoyo a sus compañeros que están jugando menos en este tramo inicial de la campaña.

«Tenemos una plantilla muy buena y la temporada es larga. Hay mucha competencia y los jugadores que están ahora en el banquillo están molestos, como es lógico. Todo el mundo quiere jugar y más ellos, que son buenos futbolistas y saben que tienen condiciones para ser titulares. Pero es gente veterana y esto es muy largo. También saben que van a tener su momento y llegarán sus oportunidades una Liga de 38 jornadas. Cada jugador tiene que asimilar su función en cada momento. Ahora mismo, Sergio García, por ejemplo, está teniendo una función de salir en la segunda parte y revolucionar el partido. Él nos dio la victoria en Córdoba con su gol y es muy importante que cada uno sepa su rol y entre todos vayamos sacando los partidos. Insisto en que hay competencia y en que la situación puede cambiar de un día para otro. El que está ahora de suplente puede ser titular. Y al revés», señaló Rivero.

Y es que la gestión de un vestuario en el que hay 17 o 18 futbolistas que perfectamente pueden ser titulares es uno de los asuntos que más importancia tendrá durante el campeonato. De momento, pesos pesados del grupo como Ceballos, Chus Hevia, Sergio García y Fernando se quedaron el pasado domingo en el banquillo ante La Roda, en un partido en el que, según Rivero, «se hicieron muchas cosas bien y se debió ganar con mucha más claridad en el marcador». Opinó que «se ha hablado de que hubo relajación contra La Roda, pero no creo que fuera así. Nos metieron tres goles en jugadas aisladas y nosotros tuvimos más ocasiones para ampliar el marcador. Óscar Rico, Juanlu y Fernando tuvieron ocasiones de marcar después del 4-0. Bajamos un poco el pistón al final, pero no creo que fuera un tema de relajación general».

El fallo en El Ejido

De cara al duelo de este domingo en Mérida, el medio cántabro admitió que «cuando se gana siempre se trabaja mejor, y más después de la derrota que tuvimos y no esperábamos en la última salida a El Ejido. Nosotros estamos con muchas ganas de ir a un campo difícil y conseguir otra victoria fuera de casa. Ellos no han empezado bien pero allí todavía no han perdido y son un equipo peligroso. Nos beneficiaría hacer allí un partido largo para llegar con opciones al final y sería clave no encajar un gol pronto. No obstante, yo no me preocupo del Mérida, ni de ningún rival, siempre y cuando nosotros estemos finos y concentrados en el partido desde el minuto uno».

En cuanto a la diferencia en el inicio de la pasada Liga (5 puntos en las cinco primeras jornadas, por 12 puntos los cinco primeros encuentros de este año), Rivero sostuvo que «es importantísimo conocer bien a los jugadores con los que juegas, ya que esos pequeños detalles hacen que el equipo juegue mucho mejor, y eso creo que se está viendo en el campo. El año pasado no nos conocíamos de nada. Y nos costó arrancar. Perdimos muchos puntos al principio. Ahora, por ejemplo, cuando yo cojo el balón ya sé donde está Juanlu, sin mirarlo. Y él sabe donde le voy a dar el pase», contó. Para acabar, Rivero repitió que «si estamos bien en el campo, dependemos de nosotros mismos y nos da igual el rival al que nos enfrentemos».