La Verdad

FC Cartagena

Tevenet rebaja la ilusión

fotogalería

Chus Hevia intenta llegar a un balón que se pierde por línea de fondo. / A. GIL / AGM

  • El Hércules neutraliza al Efesé, que resiste hasta los penaltis y acaba apeado de la Copa tras un fallo de Míchel Zabaco

Muebles con estilo para tu hogar

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Calidad y diseño en ropa de hogar

Hasta 70%

Moda casual para hombre y niño

Hasta 70%

Diseño y calidad al mejor precio

Hasta 80%

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda clásica para hombre, mujer e infantil

Hasta 90%

Decora las ventanas de tu hogar con originales estores

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Textil hogar de diseño y calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Marcas deportivas en relojes de pulsera

Hasta 70%

Moda clásica para hombre y mujer

Hasta 80%

Chaquetas de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calidad y diseño en tu hogar

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda y complementos para hombre

Hasta 70%

¡Todas las botas a 21.00€! ¡No te lo pierdas!

Hasta 70%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

Relojes con estilo para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Chaquetas y abrigos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado de original diseño para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡¡Todos a 49€!!

Hasta 70%

Moda urbana para hombre

Hasta 80%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Todo el esfuerzo y la fantástica remontada del Cartagena durante las 15 últimas jornadas de la pasada Liga, que tuvieron recompensa final con la agónica clasificación para la Copa del Rey gracias en parte a una pifia del Mérida en su campo en la última jornada, se quedaron anoche en nada. En solo 120 minutos, el trabajo de meses fue tirado por el sumidero durante un encuentro en el que el Hércules supo neutralizar al Cartagena y la desbordada ilusión de estas primeras semanas por el fantástico inicio liguero del Efesé fue rebajada de manera considerable por el equipo de Tevenet, quien en su vuelta al Cartagonova demostró que es el chamán de la Copa del Rey. Sus equipos siempre llegan a la cuarta ronda y se enfrentan a un grande de Primera.

Fue un partido de 'playoff', más por el nivel de los futbolistas que por el juego que se vio. Pero la tensión, las variantes tácticas, los nervios, el respeto y la épica fueron los ingredientes destacados de un partido eterno, casi interminable, que empezó el miércoles y terminó el jueves y que, en todo momento, se fue decidiendo por pequeños detalles. Tardaremos tiempo en olvidar la noche del copera contra el Hércules de septiembre de 2016, no por el fútbol sino por todo lo demás. Por las casi tres horas de partido, por la tanda de penaltis, por la forma de caer contra un gigante de Segunda B que venía bastante tocado y por la decepción final en los rostros de los más de 7.000 aficionados que dieron ambiente y colorido de superior categoría al Cartagonova.

Fue ligeramente superior el Hércules hasta el minuto 70, especialmente porque supo leer mejor lo que iba pasando en el encuentro y porque el trivote visitante se comió al doble pivote local, con Rivero desconectado y Sergio Jiménez demasiado blando. Al ritmo que marcaba Checa, el juego era lento y anodino. Lo que quería Tevenet, angustiado por las bajas de Rojas, Javi Flores y Berrocal. Chus Hevia y Arturo, mimados por Monteagudo, no conectaban y tampoco era la noche de Cristo Martín. De este modo, lo poquito que hacía el Cartagena en ataque salía de las botas de Sergio García, quien protagonizó un bonito duelo con el veteranísmo Paco Peña.

Una buena internada de Nieto nada más comenzar el choque y un derechazo de Gaspar, mediado el primer acto y que Limones se sacó de encima con los puños, fueron los primeros avisos de los de Tevenet. Ya no llegó más a puerta el Hércules en la primera mitad. Los de Monteagudo solo despertaron en los últimos diez minutos, a raíz de una combinación entre Rivero y Jesús Álvaro que acabó con un centro sin rematador. Luego, Paco Peña sacó bajo palos un libre directo de Cristo Martín que entraba por la escuadra.

Error fatal

La puesta en escena en el segundo tiempo fue todavía peor, ya que un clamoroso error de Sergio Jiménez en la salida del balón propició el gol del Hércules. Se relajó el de Los Belones y el latoso Omgba le robó la cartera en el balcón del área, Ramírez se quedó clavado y el habilidoso Salinas recogió el balón suelto para batir con mucha facilidad a Limones. Era el minuto 55 y tardó casi un cuarto de hora en reaccionar el conjunto local. Lo hizo con un tirito centrado de Jesús Álvaro.

No fue hasta los últimos diez minutos cuando el Cartagena fue capaz de arrinconar en su parcela al Hércules. Con Óscar Rico desatinado, otra vez todo el peso cayó en Sergio García, quien se sacó de la chistera la jugada que dio origen al tanto del penalti. Buscó con decisión un balón que casi tenía controlado el lateral Peña, se lo quitó de encima en un forcejeo que rozó la falta, apuró hasta línea de fondo y sacó un buen centro al área chica que Arturo cabeceó hacia la portería. Pol Bueso sacó la mano, el asistente lo vio y el árbitro pitó penalti. En esta ocasión, Arturo sí logró que Cristo y Óscar Rico le dejaran la pelota y, a falta de tres minutos para el 90, anotó el 1-1 que hizo estallar a la grada.

Con el peligroso Chechu entrando de refresco y dando problemas ya a Sergio García, sorprendente lateral de emergencia estando en el campo Juanlu Hens, el Hércules no se descompuso y Gaspar intentó marcar antes del 90. No obstante, tras una dejada de Arturo, Fernando se inventó un soberbio derechazo que atajó Iván Buigues en dos tiempos. Parecía que la prórroga sería de color albinegro y que la remontada podía consumarse en los 30 minutos de tiempo extra.

Nada más lejos de la realidad. A lomos de un sensacional Chechu, acribillando una y otra vez a un renqueante Sergio García, los de Tevenet fueron dueños de la prórroga y solo dos intervenciones salvadoras de Limones, una en un mano a mano con Chechu y otra sacando un pie milagroso cuando Mainz iba a rematar un envío de Miñano, lograron que el Cartagena siguiera en pie hasta los penaltis. El Hércules, que apenas pudo rotar por la falta de efectivos en su plantilla, estuvo más fresco desde el 90 al 120. El Cartagena, con algunos jugadores andando exhaustos por el terreno de juego, ya no tenía aire para intentarlo. Y el único que lo probó, con un disparo lejano que metió el miedo en el cuerpo a Iván Buigues, fue Óscar Rico. El balón fue a córner pero el árbitro ni siquiera dejó que se sacara.

Catorce penaltis

En los penaltis, la grada se vino arriba tras parar Limones el segundo al central Fernando Román. Pero enseguida falló Fernando y todos los demás fueron anotando hasta el fatídico séptimo intento. Ahí marcó Dalmau y el local Míchel Zabaco mandó la bola por encima del larguero. De este modo, el sueño copero del Cartagena solo duró una noche. Una pena. Por su parte, Tevenet, que se reivindicó en un partido grande ante los que ya dudaban de él en Alicante, rebajó la ilusión generada en Cartagena por el gran inicio de Liga y se acerca más a la cuarta ronda de Copa. En Lepe, Cartagena y Huesca recibió a un grande de Primera. En Alicante ya está a 90 minutos de repetir la gesta.