La Verdad

FC Cartagena
Arturo, escoltado por sus paisanos Sergio Jiménez y Gonzalo Verdú, el pasado martes.
Arturo, escoltado por sus paisanos Sergio Jiménez y Gonzalo Verdú, el pasado martes. / P.S

El doble reto de Arturo

  • Quiere ser el primer '9' cartagenero que triunfa en casa en dos décadas y reivindicarse tras dos años malos

¡La diversión está segurada!

Las mejores marcas a los mejores precios

Nueva colección para hombre y mujer

Hasta 90%

Gran variedad en alfombras de diseño

Hasta 80%

Relojes de pulsera de tus marcas favoritas

Las mejores marcas a los mejores precios

Completa tus looks con complementos urbanos a precios increíbles

Hasta 90%

Homewear para hombre y mujer

Hasta 70%

Marca española en moda pre-mamá

Las mejores marcas a los mejores precios

¡Diversión para todas las edades!

Las mejores marcas a los mejores precios

Colección moda técnica para hombre y mujer

Hasta 80%

¡Semillas, macetas, herramientas y mucho más!

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda casual para hombre y mujer

Hasta 70%

Deportivas para toda la familia al mejor precio

Las mejores marcas a los mejores precios

Colección en piel de bolsos y zapatos de diseño

Hasta 70%

Selección de botas, botines y zapatos para mujer

Hasta 70%

Calzado de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Relojes de pulsera para hombre y mujer

Hasta 70%

Diseños exclusivos en bolsos de piel

Las mejores marcas a los mejores precios

Joyas y relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Deportivas, botas y zapatos para hombre

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera al mejor precio

Hasta 80%

Complementos y juguetes eróticos.¡Mantén viva la pasión!

Hasta 80%

El ariete cartagenero Arturo Juan Rodríguez Pérez-Reverte, de 27 años, ha vuelto al equipo de su tierra con un doble reto pendiente. Uno, a nivel particular, es demostrarse a sí mismo que está capacitado para repetir la grandísima media temporada que hizo en la campaña 2013-14 a las órdenes de Alberto Monteagudo en La Roda, cuando marcó 15 goles en 19 partidos, lo que le valió para que el Córdoba se fijara en él y le firmara un contrato de tres temporadas. Sus dos últimos años (1 gol y solo 7 partidos de titular) han sido bastante malos. Y el otro, más relevante para directiva y afición, es lograr que un jugador cartagenero triunfe por fin con la camiseta numero '9' del primer equipo. Y es que hay que remontarse a 1993 para encontrarse con el caso de Manolo Requena, el 'niño de Los Mateos', quien marcó 15 goles en 35 partidos en una temporada 92-93 en la que tres técnicos pasaron por el banquillo albinegro, Luiche, Gustavo Silva y Tano Moltó.

Desde aquella ya lejanísima Liga 92-93 han pasado 23 años y han sido muy pocos los arietes de la tierra que han podido dar el salto desde el filial al primer equipo. Las oportunidades han escaseado para los canteranos. Y eso que hubo delanteros que firmaron muy buenas cifras en las categorías inferiores del club, pero a la hora de subirlos al primer equipo, militara en Segunda B o en Segunda A, ningún entrenador se atrevió a dar ese paso. Es, por ejemplo, lo que le sucedió a Arturo en los veranos de 2009 y 2010. Tras destacar en el filial, en Tercera, y marcar varios goles en los amistosos de pretemporada, Juan Ignacio Martínez no lo vio preparado para hacerle un hueco en la primera plantilla. Y tuvo que irse, primero a La Unión. Y luego, antes de triunfar en tierras manchegas, pasó por el filial del Getafe.

Arturo, un delantero centro alto, potente y que es mucho más técnico de lo que parece, se formó en varios clubes de base de Cartagena, tales como el Ciudad Jardín y el CD Dolorense. Después dio el salto a Tercera División con el Bala Azul, donde completó un año bastante bueno. Paco Sánchez, director del fútbol base albinegro entre 2009 y 2011, se fijó en él y lo recuperó para el filial del FC Cartagena cuando tenía 20 años.

Cinco goles en verano

En su primera temporada en el filial, ya fue un fijo en los entrenamientos del primer equipo, pero con el equipo luchando por subir a Primera y con Toché desatado, Juan Ignacio Martínez no encontró la manera de darle una oportunidad. Su premio llegó en el verano de 2010, en el que hizo toda la pretemporada con el primer equipo. Y se convirtió en el 'pichichi' (5 goles), siendo la revelación estival del Efesé para los que siguieron de cerca el trabajo previo al inicio de aquella Liga 2010-11. Muchos daban por hecho que, junto al central Bidari, terminaría encontrando un hueco en la primera plantilla. Pero no fue así. Volvió al filial y eso le afectó psicológicamente. Tanto que incluso le costó la titularidad en el equipo de Tercera. Casimiro Torres, entonces técnico del filial, lo dejó varias semanas en el banquillo y Arturo entendió el mensaje.

En las siguientes semanas, Arturo mejoró mucho su nivel en el filial y pronto volvió a entrenarse con el primer equipo, junto a sus compañeros Pichi y Bidari, ambos defensas, y al juvenil Dani Gómez, delantero centro. Marcó 5 goles en un mes y, ante las ausencias de Lafuente y Toni Moral, Juan Ignacio le citó para un partido ante el Albacete, en diciembre de 2010. Estuvo en el banquillo y no debutó. Y ya se le cerró para siempre la puerta del primer equipo. «No guardo rencor, para nada. Entiendo que son cosas del fútbol y lo que busco ahora es defender esta camiseta con sudor y lágrimas y llevar al equipo de mi ciudad al sitio que le corresponde», apuntó Arturo la semana pasada en su presentación como albinegro.

Su caso guarda algunas similitudes con el de Rubén Blaya, un cartagenero que se fue siendo juvenil al Sporting de Gijón y fue reclutado por Florentino Manzano en el verano de 2001. Había marcado sus goles en Sporting B, Granada y Jaén, pero aquí tuvo pocas oportunidades (4 partidos de titular y 1 gol) y solo duró cinco meses en el 'Cartago'. Se marchó al Huesca en el mercado invernal y anotó 11 goles en 17 partidos.