La Verdad

FC Cartagena
Hicham Khaloua, en el Almería B-Mérida de esta última Liga.
Hicham Khaloua, en el Almería B-Mérida de esta última Liga. / J. J. Mullor

Fútbol | FC Cartagena

Hicham y Ros no regresan

  • La ficha del primero es inasumible para el Cartagena, mientras que el segundo tiene ofertas de Segunda y del filial del Villarreal

El Cartagena de Paco Belmonte y Manuel Sánchez Breis se ha especializado en los regresos. La pasada campaña trajeron de vuelta a Víctor, que se convirtió en el icono de un proyecto fallido. Y también volvió Menudo, quien lamentablemente ha terminado marchándose de la peor manera. En enero rescataron a Chus Hevia, otro tipo muy querido por la afición del Cartagonova. Y este verano, dentro de una política deportiva en la que se tiene muy en cuenta a jugadores con pasado albinegro y a futbolistas de la tierra que en su momento no llegaron al primer equipo, Belmonte y Breis ya han cerrado las contrataciones de Óscar Rico y Fernando y están intentando convencer a Arturo, Hicham y Juan Antonio Ros, tres cartageneros formados en la cantera local.

Lo de Arturo, de 27 años, sigue en el aire. Es la primera opción del club para el puesto de ariete, pero el acuerdo aún no está cerrado. Ni siquiera apalabrado, según confirmaron ayer a este periódico tanto Belmonte como el propio futbolista, quien espera que esta misma semana quede todo aclarado. Lo primero es rescindir el contrato que le une al Córdoba hasta junio de 2017. Lógicamente, quiere cobrar algo del mismo. Y luego, con la carta de libertad en la mano, Arturo tendrá que decidir entre las tres ofertas que tiene sobre la mesa: Cartagena, Albacete y Fuenlabrada. El Efesé es el que mejor colocado está en la pugna, pero a esta historia aún le quedan algunos capítulos para llegar a su final.

Los otros dos casos ya están claros. Y es que los regresos que sí se dan por descartados en el Cartagena son los de Hicham Khaloua, de 21 años, y Juan Antonio Ros, de 20. El primero tiene aún dos años de contrato con el Almería y su ficha anual, de 60.000 euros, es completamente inasumible en estos momentos para la entidad cartagenera. Belmonte ha pedido una cesión por un año al conjunto almeriense, pero la directiva rojiblanca solo daría luz verde a esa operación si el Cartagena se hace cargo del 100% de la ficha del delantero, cuya familia vive en San Javier y quien este año ha hecho 11 goles en 32 partidos con el filial del Almería, que ha bajado a Tercera.

«Si no me quieren para el primer equipo, yo me quiero ir al Cartagena. Es mi preferencia en Segunda B. En Tercera no voy a jugar, pero aún tengo que saber si el Almería me quiere o no para jugar en Segunda A. El 13 de julio tengo que estar allí para hacer la pretemporada. Me han llamado otros equipos, como el Melilla o el Villanovense, y el problema que se han encontrado es el mismo. No pueden pagar mi ficha. Es lo mismo que pasa con el tema del Cartagena. Cuando me llamó Manuel [Sánchez Breis], yo le dije que quería ir y que me gustaba su proyecto, pero que el tema del dinero iba a ser un problema. Y eso es lo que ha pasado», contó ayer Hicham a este periódico.

Tampoco volverá a casa el medio Juan Antonio Ros, quien ha sido descartado por el Barça tras jugar 28 partidos este año con su filial, en Segunda B. Juan Huertas, quien lleva los asuntos de Ros junto a su agente Iván Corretja, confirmó ayer, a preguntas de 'La Verdad', que «el Cartagena se ha puesto en contacto con nosotros y ha mostrado su interés por fichar al chico. Lo que pasa es que hemos decidido esperar un poco más de tiempo y valorar las ofertas que puedan ir surgiendo». Al parecer, Ros es seguido por el Villarreal B y por algunos clubes de Segunda A.