La Verdad

FC Cartagena
El extremo ilicitano Óscar Rico celebra un tanto en su anterior etapa en el Cartagena.
El extremo ilicitano Óscar Rico celebra un tanto en su anterior etapa en el Cartagena. / Antonio Gil / AGM

Óscar Rico, tercer capítulo

  • El Cartagena rescata al exterior zurdo, de 30 años, que viene de subir con el Reus y ya estuvo en el club albinegro en 2007 y en la campaña 2012-13, en la que dio 18 asistencias

Un viejo conocido es la primera cara nueva del Cartagena 16-17. El exterior zurdo Óscar Rico, de 30 años, vuelve al Efesé para buscar en su tercera etapa el ascenso que se le negó en las dos anteriores, en 2007 (9 partidos a las órdenes de Montes y Alcoy) y en la 2012-13 (37 partidos, 4 goles y 18 asistencias). El ilicitano llega del Reus, donde no le han renovado tras el ascenso a Segunda A. Empezó siendo un fijo en las alineaciones de Natxo González e incluso fue piropeado por Simeone en la víspera del enfrentamiento de Copa del Rey del pasado mes de diciembre entre el Reus y el Atlético de Madrid. «Óscar Rico es un zurdo muy técnico, con un gran regate y disparo lejano», destacó el técnico colchonero.

Fue titular en 14 de las 16 primeras jornadas, pero en diciembre empezó a sufrir problemas físicos que le fueron apartando de las alineaciones en un Reus que cogió velocidad de crucero y acabó subiendo a Segunda A. Así, cuando Óscar Rico se encontró en plenitud de condiciones físicas para volver al equipo inicial, González ya no le encontró un hueco. Ha acabado jugando 20 partidos (16 de ellos como titular) y acumulando 1.248 minutos, pero no ha sido un jugador decisivo en el histórico ascenso a Segunda A del Reus.

A Óscar Rico no hace falta presentarlo, ya que la afición cartagenera lo conoce perfectamente. En su segunda etapa, con Pato y con Pacheta en el banquillo, fue uno de los jugadores más destacados de la plantilla, posiblemente solo superado por Florian y Diego Segura.

En aquella Liga 12-13, Óscar Rico tuvo la misma importancia que el goleador Florian en el juego ofensivo del Cartagena. Con 4 goles y 18 asistencias, el '10' albinegro participó activamente en casi el 50% de los tantos que marcó el Efesé en aquella campaña. Sus registros, fundamentalmente el de pases de gol, fueron sencillamente espectaculares. La zurda de Óscar Rico estuvo presente, o centrando o marcando, en 22 de los 52 goles que anotó el Cartagena durante aquella temporada. Con Pacheta en el banquillo, la zurda del ilicitano brilló especialmente. Dio 13 pases de gol y se convirtió en un jugador determinante en aquel equipo que al final fue eliminado por el Caudal en la primera eliminatoria de la fase de ascenso.

Como ya le había sucedido en la Cultural Leonesa, en el Alavés y en el Orihuela, Óscar Rico jugó con el Cartagena el 'playoff' pero no ascendió. No obstante, su gran rendimiento en el Efesé despertó el interés de varios equipos de superior categoría y, con 27 años, pudo fichar por el Tenerife, que estaba en Segunda A y club al que llegó por una petición expresa de Álvaro Cervera, el entrenador que lo había tenido unos años antes en León.

En el Tenerife solo jugó 10 partidos y en enero fue traspasado al Jaén, que también estaba en Segunda A. Allí actuó en 19 encuentros pero vivió un duro descenso a Segunda B. El Llagostera le dio la oportunidad de mantenerse en el fútbol profesional. Pero en enero de 2015, al quedarse sin oportunidades en el club de la Costa Brava, fue fichado por el Reus. El año pasado volvió a jugar el 'playoff' de ascenso, pero el Racing de Ferrol apeó al Reus a las primeras de cambio. Y este año, por fin, le ha llegado el premio del ascenso.

El fichaje de Rico ha sido prioritario para Paco Belmonte en este inicio del mercado de fichajes. Era el zurdo que quería Monteagudo para contar con un perfil distinto a lo que ya tiene. Rico, a diferencia de Cristo, Juanlu o Sergio García, es de los que extremos que se pegan a la banda.