La Verdad

FC Cartagena

Cinco muertes por liquidación y tres refundaciones

La muerte de cinco clubes que atravesaron complicadísimos procesos concursales -que no llegaron a superar- pone de manifiesto que la suspensión de pagos y el posterior convenio con los acreedores no es mágico. Y que, por tanto, si no se cumple con los compromisos adquiridos, el club termina siendo liquidado por un juez. Le sucedió a la histórica UD Salamanca, que desapareció en 2013 tras 90 años de vida. Y todavía no tiene relevo. Pese al concurso, el Palencia murió hace dos años. Le pasó lo mismo a Extremadura CF (refundado y en Tercera) y CD Logroñés, que desaparecieron hace cuatro años. Y antes murió la SD Compostela. Los herederos de Compostela y Logroñés ya llevan algunos años en Segunda B.