La Verdad

FC Cartagena

El séptimo presupuesto, el del Efesé

Los futbolistas de la primera plantilla del Efesé 14/15, en un entrenamiento en La Manga Club.
Los futbolistas de la primera plantilla del Efesé 14/15, en un entrenamiento en La Manga Club. / Antonio Gil
  • Los 1,1 millones de euros de inversión del Efesé 14/15 superan por muy poco el desembolso de Real Murcia, UCAM, Badalona y Guadalajara. Solo seis equipos de Segunda B, Cádiz, Oviedo, Hércules, Jaén, Nástic y Huesca, van a gastar más dinero que el Cartagena durante esta temporada

El Cartagena ya no es el 'Madrid' de la Segunda B. Atrás han quedado los años en los que la entidad que entonces presidía Paco Gómez siempre contaba con el primer o el segundo presupuesto más alto de la división de bronce. Ya hubo un cambio de tendencia importante la pasada campaña, cuando Paco Gómez se apartó, Fran De Paula llegó con una nueva idea y Pedro Reverte cambió el chip. Así, el club cartagenero rebajó su presupuesto en casi medio millón de euros y lo dejó en 1,4. Este verano, la plantilla que ha confeccionado Florentino Manzano, asesor deportivo de Sporto Gol Man 2020, ha costado 800.000 euros y la previsión de gasto del club para este ejercicio, dejando a un lado las deudas heredadas del pasado, es de 1,1 millones de euros. Eso lo coloca en la séptima posición del ránking de presupuestos de toda la Segunda B.

Por tanto, para la temporada 2014-2015, el equipo de Javier Martínez y Javier Marco ha dispuesto solo de 800.000 euros para armar la plantilla y de cerca de otros 300.000 para otros gastos como desplazamientos, personal y otras partidas. No hay más. Poco de un millón de euros en total es lo que se va a gastar este año Sporto Gol Man. 400.000 de ellos saldrán de lo recaudado este verano en la campaña de abonados.

El resto -unos 700.000- tendrán que llegar de las taquillas, de los patrocinadores y, sobre todo, de los inversores que respaldan el proyecto. En este sentido, será determinante el papel de la empresa afincada en Mónaco que ha llegado de la mano de Julio César Ribas y Daniel Golpe. Javier Marco, presidente del club, aseguró el lunes a los representantes de las peñas albinegras que, cuando se agote el dinero de los socios, Sporto Gol Man aportará las cantidades que serán necesarias para llegar con vida al 30 de junio.

Los 1,1 millones que gastará del Cartagena, séptimo en presupuesto y séptimo en número de abonados, es una cantidad estimable, pero mucho menor de la que han dispuesto para este curso el Cádiz y el Oviedo, los reyes de la Segunda B, en cuanto al talonario, igual que en cuanto a número de socios. Gaditanos y ovetenses, con más de tres millones de euros cada uno para soportar todos los gastos del club, están muy por encima del resto de competidores, sea cual sea su grupo.

Hegemonía regional

Lo que sí es novedad esta campaña es que el Real Murcia ya no tiene la hegemonía en el fútbol regional, ya que el club grana -que iba a gastarse 1,7 millones en Segunda A- ha terminado cerrando un presupuesto de 1 millón de euros para Segunda B, de los que 600.000 van destinados a la primera plantilla y otros 400.000 a viajes, cantera, empleados y otras partidas. Por tanto, es el Cartagena el club que esta temporada lidera la clasficación regional, aunque por muy poco. Pero la lidera y es el único equipo de la Región que tiene en nómina a futbolistas que cobran 60.000 euros anuales, más incentivos por goles y partidos. Son los casos de Seba Ribas y Pallarés. 60.000 euros es una cantidad que supera al salario mínimo interprofesional de Segunda División.

El UCAM, actual líder de la clasificación del grupo IV, cuenta con un presupuesto de 1 millón de euros tras los últimos 100.000 euros aportados por la familia Mendoza, mientras que La Hoya, sostenido por un grupo de empresarios del sector agrícola y ganadero de Lorca, cuenta con 280.000 euros de presupuesto para los jugadores y de 450.000 en total, incluidas las bases y los desplazamientos. En el club lorquino, solo el 10% de los ingresos derivan de los abonados, a pesar de representar a una ciudad que cuenta con 93.000 habitantes, una situación que parece insostenible en Segunda B.

Lo cierto es que mirando la situación del Fútbol Club Cartagena respecto a los otros 79 equipos de Segunda B, se deduce que su presupuesto es alto, pero bastante ajustado y nada despampanante. Respecto a su propio grupo, el club albinegro se sitúa en tercera posición de la tabla, justo por detrás del Cádiz construido por Quique Pina y Jorge Cordero (3,4 millones) y del recién descendido Real Jaén (1,5 millones). Con el club jienense se da una circunstancia muy curiosa este año. Jaén y Cartagena han compartido muchas veces favoritismo en el grupo 'andaluz', pero siempre ha sido el Efesé el que ha contado conmás socios y con más presupuesto. Sin embargo, este año, por vez primera, el Jaén supera al Cartagena en las dos cosas. Por poco, eso sí.

Quitando al UCAM, el resto de presupuestos del Grupo IV son muy limitados, alejadísimos del dinero que se han gastado los tres gallitos del grupo. Melilla y Lucena manejan un presupuesto ligeramente superior a los 500.000 euros. Marbella y Balompédica Linense rondan los 400.000. Villanovense y Cacereño se han quedado en los 350.000, mientras que el Arroyo no llega a los 300.000. La Roda y San Roque de Lepe, rival este último del Cartagena este sábado, tienen un presupuesto de 250.000 euros. Y el CD El Palo ni siquiera llega a los 200.000 euros.

Además del Oviedo y el Cádiz, en la clasificación de equipos con más presupuesto de toda la categoría de bronce, aparecen por delante del Cartagena un grupo de equipos que disponen de 1,5 millones de euros de presupuesto. Son el Nástic de Tarragona, el Hércules de Pacheta y Fernando o el citado Jaén, en el que juegan Astrain, Fede y Paco Sutil. No obstante, el equipo jienense solo dedica en su presupuesto 750.000 para gastos de la primera plantilla. Algo similar le pasa al Huesca de Tevenet, que de sus 1,4 millones de euros de presupuesto total, dedica 950.000 a pagar a sus jugadores.

El FC Cartagena está englobado en un grupo de equipos que, en lo presupuestario, representan a la clase media-alta de Segunda B. En este grupo, además de Efesé, Real Murcia y UCAM Murcia, se sitúan el Badalona y el Guadalajara, ambos con 1 millón de euros de presupuesto. 100.000 euros más se ha gastado el Real Unión. Luego están el Lleida (950.000 euros), el Atlético Baleares (900.000) y el Alcoyano y el Sant Andreu, con 700.000 euros.