Sin noticias de Deseado

Panorámica del fondo norte del Cartagonova en el derbi de la pasada temporada./Nacho García / AGM
Panorámica del fondo norte del Cartagonova en el derbi de la pasada temporada. / Nacho García / AGM

El Cartagena espera la respuesta del consejero delegado del Murcia para acordar el precio de las entradas de la afición visitante en los derbis

Francisco J. Moya
FRANCISCO J. MOYACartagena

Quedan 25 días para el primer derbi de la temporada y en el Fútbol Club Cartagena no quieren dejarlo todo para última hora. Desde la semana pasada se están despachando entradas para el duelo ante el Real Murcia del próximo 11 de noviembre, casi todas dentro del pack lanzado por el club que fusiona los precios de este encuentro, el de Copa frente al Sevilla y el de la selección sub 21. El siguiente paso es llegar a un acuerdo con la directiva grana con el fin de acordar el precio para la afición visitante en los dos derbis y empezar a vender entradas también en Nueva Condomina.

Manuel Sánchez Breis, director general del Efesé, y Deseado Flores, consejero delegado del Real Murcia, son los interlocutores en este asunto. Ellos están intentando acercar posturas y poco a poco ir derribando el enorme bloque de hielo que separa a ambas directivas desde hace un montón de meses. Breis le ofreció a Flores un pacto para que los seguidores del Murcia pagaran 12 euros por su entrada en el derbi del Cartagonova, a cambio de que ese precio se respete para el duelo del próximo mes de abril en Nueva Condomina. En Cartagena, los seguidores granas se ubicarán en el fondo norte bajo y dispondrán de un total de 998 localidades. En Murcia, está por decidir dónde serán instalados los aficionados albinegros.

El Murcia pide que su afición sea ubicada en el fondo alto y el Cartagena se niega por seguridad

Lío en Murcia

La idea del Cartagena es que las entradas para la afición visitante se vendan a 12 euros, aunque finalmente podrían quedar fijadas en 10 o incluso en 15. Eso depende de una respuesta de Deseado Flores que todavía no ha llegado. El mandatario grana lleva días de mucha faena, entre las gestiones que está realizando para salvar parte de la recaudación del duelo de Copa ante el Barça que la Agencia Tributaria quiere embargar, el despido de Manolo Sanlúcar y el fichaje de José María Salmerón, finalmente presentado ayer.

El que fuera presidente ejecutivo y socio de Paco Belmonte en el Cartagena lleva ya cinco entrenadores (Paco García, Mir, Sanlúcar, Basadre y Salmerón) en los diez meses que acaba de cumplir al mando de las operaciones en el Murcia. Un dato que lo dice todo en una entidad que sigue instalada en una constante huida hacia adelante y que busca el ascenso desesperadamente como única vía para sobrevivir.

Lo único que se sabe es que, de momento, Deseado Flores rechaza que los aficionados granas sean colocados en el fondo norte bajo y ha pedido a Breis que les habilite una parte del anillo superior de ese mismo fondo. Pero el Cartagena no lo hará por un doble motivo: tiene 497 abonados en la parte alta de ese fondo que no piensa cambiar de sitio y la Policía desaconseja mezclar aficiones en un derbi que será declarado de alto riesgo, como siempre. En el Murcia amagan con no organizar viaje, como en el último derbi, si el Cartagena no cede.

Más

Fotos

Vídeos