Monteagudo no sigue en un Efesé con once jugadores con contrato

Paco Belmonte y Alberto Monteagudo se saludan al llegar el autocar al Cartagonova, el domingo pasado./P. Sánchez / AGM
Paco Belmonte y Alberto Monteagudo se saludan al llegar el autocar al Cartagonova, el domingo pasado. / P. Sánchez / AGM

El Cartagena apuesta por un cambio en el banquillo y el mejor colocado para sustituir al manchego es Fernando Estévez. Pau Torres, Jesús Álvaro, Óscar Ramírez, Moisés, Cordero, Sergio Jiménez, Chavero, Hugo, Cristo, Dani Abalo y Rubén Cruz son los que están atados hasta 2019 o 2020

Francisco J. Moya
FRANCISCO J. MOYACartagena

Habrá cambio de ciclo en el Cartagena. El equipo ha cerrado una gran temporada, en la que sumó 71 puntos en la Liga, fue campeón de grupo, se convirtió en el mejor visitante de toda la categoría y llegó a la cuarta ronda de la Copa del Rey, lo que dejó 240.000 euros extra en las arcas del club. Pero no ha ascendido, objetivo marcado por la entidad desde que arrancó el curso hace once meses y una semana. A pesar de que hicieron muchas cosas bien, estos futbolistas y este entrenador lamentablemente serán recordados de por vida por la tragedia de Majadahonda. Pasarán los años y esa desgracia del Cerro del Espino irá yendo de boca en boca, de generación en generación. El fútbol es así de injusto. Pero es lo que hay.

La etapa de Alberto Monteagudo toca a su fin, por mucho que aún no se hayan reunido el entrenador y el presidente, Paco Belmonte, quien prefiere esperar unos días para digerir todo lo sucedido en las últimas semanas y empezar a preparar el proyecto deportivo del próximo ejercicio, que por cierto se pondrá en marcha en apenas 20 días.

Nada es oficial y nada sabe el entrenador de Valdeganga, quien tiene un año más de contrato. Él ha defendido, en público y en privado, su trabajo al frente del conjunto albinegro en estos dos años y medio y ha tirado de números (que son notables) para reivindicarse ante las críticas, que por cierto se han multiplicado en este fallido 'playoff' de ascenso. El clima de división entorno a la figura de Monteagudo es evidente -quedó patente el domingo cuando el albaceteño salió del túnel de vestuarios y se dejó ver en la explanada del Cartagonova- y el desgaste salta a la vista. Empezar la próxima temporada con Monteagudo sería una temeridad. Y eso lo saben Belmonte y el propio Monteagudo, aunque le duela en el alma.

Estévez se desvinculó del Marbella hace unos días y antes entrenó a Loja, Guijuelo y Almería B

La salida de Monteagudo se hará con toda la naturalidad que se puede lograr en situaciones de este tipo. Lo ideal es que se parezca a la de Víctor, con la diferencia de que el emeritense dejó al Efesé a tres puntos del descenso a Tercera y el manchego tendrá que irse tras dos temporadas en las que el equipo ha estado siempre en puestos de 'playoff' y después de quedarse a tan solo 30 segundos del ascenso en el Cerro del Espino. No se aferrará a su contrato Monteagudo, un tipo que de tan normal que es no parece que haya sido futbolista profesional (363 partidos durante las 16 temporadas que estuvo en activo). Dejará el Cartagena con la estimable cifra de 107 partidos dirigidos, con un saldo de 51 victorias, 34 empates y 22 derrotas.

Mirando a Marbella

Son muchos los ofrecimientos que le han llegado a Belmonte y Breis en las últimas horas, aunque en estos momentos el mejor colocado para relevar a Monteagudo en el banquillo del Efesé es el granadino Fernando Estévez, de 39 años. Hace unos días se desvinculó oficialmente del Marbella, equipo con el que ha completado la mejor campaña de su aún corta carrera como entrenador. Ha sido segundo del grupo IV y cayó en la primera ronda del 'playoff' contra el Celta. Estévez, que también estaba en la órbita del Recreativo, espera una oferta formal del Cartagena. Es médico. Y antes entrenó a Loja, Guijuelo y Almería B.

Por otra parte, hay once jugadores de la actual plantilla del Cartagena con contrato en vigor para la próxima temporada. Son el portero Pau Torres; los defensas Óscar Ramírez, Moisés y Jesús Álvaro; los centrocampistas Sergio Jiménez, Cordero y Chavero; los extremos Hugo Rodríguez, Cristo y Dani Abalo; y el delantero Rubén Cruz. Salvo Dani Abalo, lo normal es que sigan todos. El resto quedan libres o estaban cedidos y regresan a sus clubes de origen. Por tanto, habrá que remodelar media plantilla.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos