Monteagudo saca el látigo

Alberto Monteagudo dirigiéndose a una cabina de prensa./Antonio Gil / AGM
Alberto Monteagudo dirigiéndose a una cabina de prensa. / Antonio Gil / AGM

«Salvo el portero, no me ha gustado nadie. Tendré que explicar de nuevo a los jugadores lo que tenemos que hacer», confiesa

Francisco J. Moya
FRANCISCO J. MOYACartagena

Alberto Monteagudo, entrenador del Cartagena, vivió una dura mañana. Lo pasó muy mal en la cabina de prensa en la que tuvo que seguir el partido al estar sancionado por su incomprensible expulsión del domingo anterior en Armilla. Le acompañó su segundo, Juanlu Bernal, y ambos mostraron su impotencia por no poder estar a pie de campo. «Si llego a estar en el banquillo me hubiera metido en el campo por la impotencia que he sentido durante todo el partido. Hemos estado muy mal y parecía que Las Palmas era el equipo experimentado y nosotros un filial bisoño. No hemos estado bien a nivel físico ni táctico ni técnico. Esto es el Cartagena y este equipo tiene que salir a ganar cada domingo. Tenemos que espabilar todos porque lo de hoy [por ayer] es inaceptable», se quejó Monteagudo.

Y fue más allá, mostrando un tono mucho más duro del que es habitual en el técnico albaceteño. «Salvo el portero, no me ha gustado nadie. Desde el minuto 1 al 90 no me ha gustado absolutamente nada. No hemos sometido al rival y no hemos intentado ni un solo uno contra uno. No hemos defendido lejos de nuestra portería y hasta por vez primera he visto a mis jugadores mal físicamente. No estoy señalando al preparador físico. Lo que digo es que Álvaro González, que es rápido y siempre se va del rival, no tenía ni chispa ni desborde», resumió.

Monteagudo lo tiene claro. «O espabilamos todos o nos complica la vida cualquier equipo que haga tres cosas bien. Tenemos que dar un cambio todos y ser el equipo que yo quiero que seamos, con dos bandas que van y vienen como locos y y un centro del campo con dominio de balón que someta al rival. Tendré que explicar de nuevo a los jugadores lo que tenemos que hacer y lo que me gusta que haga mi equipo sobre un terreno de juego, ya que lo de hoy [por ayer] es muy preocupante», admitió el entrenador albaceteño, quien confirmó que Moisés pidió el cambio por «fuertes dolores en la espalda». Lo normal es que sea baja este miércoles en el partido ante el Jumilla.

Fotos

Vídeos