Monteagudo: «Nuestro objetivo era hacer gol y no lo conseguimos»

Destaca la «entereza» del vestuario del Efesé para levantarse del varapalo en el Cerro del Espino y sacar un empate de Vigo

RUBÉN SERRANOCARTAGENA

El entrenador del Cartagena, Alberto Monteagudo, confesó ayer en rueda de prensa que lo importante del partido disputado en Barreiro era ver cómo reaccionaba el equipo después del varapalo recibido en Majadahonda. «Hay que destacar la entereza y la calidad futbolística y humana del vestuario. Hemos estado enteros en un partido muy disputado y ante un rival [el Celta de Vigo B] que eliminó al Marbella», indicó.

El técnico albinegro salió al estadio de Barreiro con una línea de cinco defensas, pero con Hugo Rodríguez y Aitor Ruibal como hombres libres por el frente de ataque, Aketxe y Dani Abalo de carrilero diestro. Al final, el resultado fue de 0-0 y todo se decidirá el domingo, a las 18.30 horas, en el Cartagonova. «Me deja insatisfecho, porque hay que ganar fuera. El objetivo era hacer gol, pero no hemos sido capaces. Lo intentamos al final metiendo también a Rubén Cruz arriba. Tenemos que ganar en casa, con nuestra gente», dijo.

Para Monteagudo, el encuentro fue «equilibrado» y «muy disputado», en el que no hubo un dominador claro. «Es verdad que ellos han tenido el balón muchas veces, han tenido alguna llegada, como nosotros con Owusu o con Chavero». El preparador de Valdeganga echó en falta la «finura» de Hugo Rodríguez y de Aitor Ruibal para ver portería. «No acabamos de encontrarlos, porque robábamos el balón y lo perdíamos rápido. Ellos hacen un esfuerzo muy grande y necesitamos más para que rompan líneas, y en el uno contra uno. Nos ha faltado eso», destacó.

Por momentos, el Efesé se adueñó de la pelota, pero, resumió Monteagudo, el Celta B tiene «velocidad y jugadores que han jugado en Primera», como el habilidoso Brais Méndez. También incidió en la importancia de no encajar gol en los últimos minutos. «Nos limitamos a no tener ninguna desgracia como la última vez», cuando Míchel Zabaco se marcó en propia puerta en el minuto 96 y medio de partido, en el Cerro del Espino. «Eso nos ha unido un poco más. No podemos tener eso dentro para el resto de nuestras vidas, por eso lo vamos a dar todo para volver a tener una final».

Un 'guiño' a Abalo

El entrenador del Cartagena también tuvo unas palabras para Dani Abalo, que volvió a jugar más de tres meses después, y encima en su casa. «Es el premio que se merece. Trabaja siempre y no pierde la sonrisa. Lo he visto cómodo y también ayuda en el vestuario, cuando no va convocado. Me alegro mucho por él».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos