Monteagudo: «El árbitro dio el gol y luego cambió su decisión»

Alberto Monteagudo,tras ser expulsado./J. M. Rodríguez / AGM
Alberto Monteagudo,tras ser expulsado. / J. M. Rodríguez / AGM

El entrenador del Efesé dice que los dos equipos tuvieron «dos ocasiones, pero en esta categoría es siempre muy importante ponerse por delante»

Francisco J. Moya
FRANCISCO J. MOYACartagena

El colegiado mallorquín Álvaro Varón Aceitón, de 24 años, fue el gran protagonista del partido. En la jugada clave de la tarde erró dos veces. Primero no vio la clara mano de Alonso, central del Marbella, bajo palos. Era penalti y expulsión. Esa mano evitó el gol de Moisés a cuatro minutos del 90. Y luego tampoco se dio cuenta de que Rubén Cruz, en el rechace, metía el puño para darle al balón y mandarlo a la red. El árbitro concedió el gol en primera instancia y después lo anuló. Lo hizo después de que los futbolistas del Marbella se fueran a por él y lo zarandearan. Se llevó varios empujones que otro árbitro hubiera castigado con una tarjeta roja.

Fue entonces cuando consultó con su asistente de tribuna, que tampoco parecía tenerlo muy claro, y anuló el tanto. Para completar el disparate, se equivocó de jugador y amonestó a Chavero en vez de a Rubén Cruz, con lo que el delantero del Efesé se libró de la expulsión. Llevaba una amarilla desde el primer tiempo, cuando golpeó con el codo en la cara a su excompañero Indiano.

El que sí fue expulsado fue Alberto Monteagudo. El técnico manchego ni gritó ni insultó. Solo protestó airadamente cuando Varón Aceitón le mandó a la caseta. Anteriormente, en medio del revuelo, le dijo que «si anulaba el gol, tenía que pitar la mano previa, con lo cuál era penalti y expulsión del jugador del Marbella», explicó después en la sala de prensa el entrenador albinegro. «Me expulsan, hacen penalti a Moisés, porque le sacan un balón con la mano en la línea de gol, que es tarjeta roja al defensa del Marbella, metemos un gol, el árbitro le pregunta al línea, que no había visto nada, y durante el camino el árbitro cambia la decisión. Le pregunté y dijo que puede cambiar la decisión después de señalar gol. Es un penalti claro y eso es lo que le contesté yo. El penalti viene antes del gol con la mano de Rubén Cruz», añadió Monteagudo sobre la jugada clave del partido ante el Marbella.

«Le dije al árbitro que el penalti viene antes del gol con la mano. Y la decisión que debía cambiar era esa»

El árbitro alegó en el acta que echó a Monteagudo «por protestar chillando, con los brazos en alto y saliendo del área técnica una de las decisiones de mi asistente número 1 de forma reiterada». Varón Aceitón, además, dejó sin señalar un claro penalti en el primer tiempo, por un derribo de Peris a Owusu. Y evitó un mano a mano de Cristo con el portero al borde del descanso señalando un fuera de juego que no era. Solo acertó en el gol que anuló a Moisés, quien marcó en posición adelantada tras un centro de Óscar Ramírez en una falta lateral.

La pérdida del liderato «Vamos a intentar corregir cosas y a seguir luchando, que esto es muy largo y se decidirá al final»

Lo cierto es que el partido entre el primero y el segundo le vino grandísimo a un árbitro que este año cumple su segunda temporada en la categoría. Y se vio desde el principio, cuando aceptó una queja del Marbella sobre los balones utilizados en el partido. También hizo constar en el acta que Marcos, portero del Cartagena, iba a de amarillo, al igual que los miembros del trío arbitral. Marcos, como Limones la temporada pasada, casi siempre viste de amarillo. Resulta que su hermano mayor, Santiago, también es árbitro, tiene 29 años y esta temporada está debutando en Segunda A. Dicen que Álvaro, el menor de los Varón Aceitón, también llegará al fútbol profesional más pronto que tarde, pero obviamente no será gracias a actuaciones como la de ayer en el Cartagonova.

«Merecimos más»

En lo estrictamente deportivo, Monteagudo opinó que «ellos han tenido dos oportunidades, un tiro que saca Marcos y el gol. Nosotros las mismas. Muchas llegadas, pero solo un par de ocasiones claras. Merecimos más y lo normal es que al menos el empate hubiéramos logrado. Vamos a intentar corregir y a seguir luchando, que esto es muy largo».

La 'ayuda' del asistente «Los jugadores del Marbella se lo comían y vino a preguntar al línea, que no había visto nada» El juego «Tuvimos el encuentro controlado, aunque no estuvimos tan finos como en otros partidos»

El preparador albinegro dijo que «en la primera parte tuvimos buenos momentos, controlando sobre todo el primer tramo. Pero es verdad que no hemos sabido hacerles demasiado daño. En la segunda empezamos mejor y tuvimos más llegadas, pero no pudimos remontar».

El juego «Tuvimos el encuentro controlado, aunque no estuvimos tan finos como en otros partidos»

Por último, recordó que «siempre digo que en esta categoría el que marca primero tiene muchísimas opciones de ganar el partido y tenemos que mejorar en eso». En principio, Monteagudo recuperará a Cordero para ir el domingo a San Fernando.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos