Michel Zabaco: «Soy fuerte y no me dejo llevar ni en la euforia, ni en los varapalos»

Michel Zabaco posa para 'La Verdad', en el campo número 5 del complejo deportivo Pinatar Arena./pedro martínez / agm
Michel Zabaco posa para 'La Verdad', en el campo número 5 del complejo deportivo Pinatar Arena. / pedro martínez / agm

El central albinegro reconoce que no había vivido un momento tan duro, salvo alguna lesión, en toda su carrera

MAITE FERNÁNDEZCARTAGENA

Sereno, sonriente e ilusionado llega Michel Zabaco a la cita. Ya van desapareciendo las secuelas de su cara, cada vez queda menos hematoma y poco a poco también ha aliviado el peso de la desgraciada jugada de la que fue involuntario protagonista en Majadahonda. Nadie merece pasar por un trago tan amargo en la que podía haber sido una semana redonda con su segunda paternidad y un ascenso, que habría colmado con creces sus expectativas. Es fuerte y aunque no se olvida, está listo para aprovechar la segunda oportunidad que les da el fútbol este mismo domingo. Ya lo demostró en Vigo. Lo dice y lo corrobora su mirada. Da confianza en el centro de la defensa y también con su discurso.

-¿Cómo está?

-Bien. La semana pasada fue más dura. Fue un palo muy duro para todos y para mí obviamente que más que para mis compañeros, pero somos profesionales. Vivimos de esto y tenemos que levantarnos. Quizás nos ha unido más todavía y a ver si ganamos con nuestro público este finde semana compitiendo bien como hicimos en Vigo. Quizás nos faltase un pelín más de fútbol en algunas fases, pero el objetivo después del varapalo de Majadahonda era ese.

Las claves

Repercusión
«El que dude de mí no me conoce y no sabe que al subir renuevo dos años automáticamente»
El partido
«Nos ha faltado algo de fútbol, pero hemos ganado en solidez defensiva en el 'playoff'»
Justicia
«Sería bonito marcar el gol del ascenso, pero si llega me daría igual si lo hace otro compañero»
Normas del ascenso
«Si está estipulado que suban 4 de 80, tienen que subir esos y de no pasar sería injusto»

-Hay que tener mucha fortaleza mental para reponerse de esa jugada del gol.

-Siempre he considerado que soy fuerte de mente. No me dejo llevar por las euforias, ni tampoco por los varapalos. Te aíslas un poco del entorno y te refugias en la familia para intentar llevarlo lo mejor posible. Estaban mis padres, mi hermano y mi cuñada y por supuesto mi mujer y mis dos pequeños. Lo han hecho más llevadero.

-¿Se preguntó en un primer instante por qué me pasa esto a mí?

-Claro que es lo primero que piensas, pero creo que si le hubiera pasado a un compañero estaría igual de fastidiado porque al final es el equipo entero el que sale perjudicado. No soy yo el que se queda sin ascenso, pero vamos a tratar de lograrlo.

-¿Ha visto repetida la jugada?

-Sí, claro que la he visto. Yo veo una peinada y quiero meter la cabeza para despejar con la desgracia de que llego tarde y la peino en dirección a la portería.

-¿Llega a leer las poquitas dudas sobre la intencionalidad o no de su jugada?

-El que dude no me conoce y además no sabe que si subimos yo renuevo dos años automáticamente y si no, no tengo contrato el año que viene. Así que el primer interesado en subir soy yo, que nadie tenga duda. Obviamente a ese tipo de comentarios no le hago caso, ni le doy ninguna importancia.

-Por el otro lado, habrá recibido mucho cariño.

-Sí, la verdad es que la gente y el vestuario me han arropado y ya te digo que intento aislarme del entorno y no hay problema y sobre todo intento que la mente no vuelva a ese recuerdo.

-¿Cómo valora el vestuario el 0-0 de la ida y el hecho de levantarse tras el palo sufrido?

-En estos tres partidos del 'playoff' creo que hemos competido muy bien. Hemos cambiado de sistema y con lo que el míster nos ha inculcado de tres centrales y dos carrileros falta solo quizás apretar un poco más arriba. Hemos competido bien y en defensa apenas nos han creado ocasiones de gol. El de Majadahonda fue un accidente y contra el Celta nos remataron con un cabezazo desde un centro lateral y un tiro de fuera del área. Sí que tuvieron algo más de dominio, pero tampoco generaron ocasiones abrumadoras.

-Ahora les toca ganar en casa.

-Nosotros dentro del vestuario tenemos claro que preferimos la vuelta dentro de nuestra casa. Venir al Cartagonova como rival no es nada fácil por la presión y más en una 'playoff' en el que la gente está volcada con nosotros. Además en casa llevamos una buena dinámica. Hay que intentar no encajar, porque si ellos marcan es mucho más complicado. Tenemos que hacer gol como sea.

-¿Al Celta B se le puede hacer grande el escenario como en Marbella?

-Puede ser. Allí llevaban la ventaja de la ida y el Marbella, que no tenía nada que perder se fue hacia arriba a tumba abierta. Nosotros traemos el partido igualado y los dos sabemos qué debemos hacer. Nosotros desde nuestra base de buen fútbol, que quizás ha falta un poco en el 'playoff', pero con la mayor solidez defensiva y más empaque como equipo vamos a tratar de hacer el juego y con nuestra gente cosechar el resultado.

-Con el sacrificio que se hace para no encajar, siguen quedando bazas ofensivas suficientes y no solo en la delantera.

-Este año se ha visto que eficacia de cara a la portería contraria tenemos de sobra. Esperemos que si no son los dos puntas, sea como dices un defensa o un mediocentro. Lo importante es que llegue, que jugando en casa creo que lo conseguiremos. Nos da igual quien lo haga.

-¿Si llega el gol del ascenso sería justo que fuera suyo?

-Sería bonito. Nadie desea más que yo este ascenso, pero me da exactamente igual que lo meta otro compañeros o que sea en propia meta de ellos. Con ascender me vale y me sobra. Lo que podía haber sido una semana perfecta se convirtió en una tragedia deportiva en Majadahonda, pero tiene arreglo.

-¿Había sufrido antes alguna situación que pueda compararse con esa?

-Deportivamente he tenido alguna lesión fastidiosa. Me rompí el pómulo y se pasa mal, pero no tiene nada que ver con lo de Majadahonda. En un terreno de juego es lo más duro que me ha pasado.

-Las cosas se hacen bien en el club, pero eso no te asegura el ascenso.

-Yo llevo dos años y se puede ver la buena gestión, la base y la identidad del club. Confiamos a muerte en el míster y sabemos que es muy difícil quedar campeón, aunque haya un buen equipo. Solo hay que mirar equipos como el Hércules o la Ponferradina que también hacen plantillas para ascender o el Racing y hay que dar un voto de confianza. Nosotros también debemos transmitirlo en el campo que es donde hay que sacar los resultados.

-¿Les tienen preocupados los últimos arbitrajes?

-No somos muy de hablar de los árbitros, pero es verdad que en la eliminatoria ante el Rayo Majadahonda no nos sentimos para nada favorecidos. Se perdió tiempo, pero creemos que el descuento de siete minutos fue excesivo y las tarjetas fueron desmesuradas si comparas las de los dos equipos. En Vigo a Jesús le dan con el codo en la boca y no pitan ni falta, pero no podemos desgastarnos en eso. No nos lleva ya a ningún sitio.

-¿Qué les parece que se especule ahora con la posibilidad de que si el Sporting B sube y no puede hacerlo por su primer equipo eliminaran un descenso de Segunda en vez de un ascenso de su rival?

-Si está estipulado que tienen que subir cuatro de ochenta, tienen que subir cuatro de ochenta. Si luego el Sporting no sube y el filial no puede subir lo normal sería o que suba el que haya jugado contra ellos o el campeón que se haya quedado sin subir. Si pasamos la ronda y se da el caso tendríamos muchas papeletas. Si llegara el caso está claro que protestaríamos, pero no se ha dado. Vamos a seguir nuestro camino para poder estar en esa situación.

-¿Es tan difícil salir de Segunda B?

-Muy, pero que muy difícil. Hemos hecho un gran año, una gran eliminatoria y nos hemos ido para casa. Por suerte tenemos una segunda oportunidad, que el fútbol no suele darlas casi nunca y vamos a intentar aprovecharla.

-¿Es más cuestión de calidad que de cantidad de aficionados en el Cartagonova?

-Acudirán en masa, porque no nos han fallado nunca. Fueron dos autobuses y algunos coches a Vigo. Es una locura, porque es bajarse para ver el partido y volverte. Eso poca gente lo hace y da indicios claros del nivel de nuestra afición. No tenemos ninguna duda de que responderán, como siempre.

-Noventa minutos para seguir luchando y soñando...

-Noventa minutos, si no hay prórroga, que esperemos resolverlo antes, pero hay noventa para luchar y dejarlo todo como hemos hecho hasta ahora y estar en la final.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos