Mena: «Una oportunidad de hacer historia»

Mena es llevado a hombros por un aficionado en el Collao./J.M. Rodríguez / AMG
Mena es llevado a hombros por un aficionado en el Collao. / J.M. Rodríguez / AMG

Autor de un gol en el Collao, ve muchas similitudes de cara al nuevo intento de ascenso

MAITE FERNÁNDEZCARTAGENA

Hay momentos en el fútbol irrepetibles y también equipos que lo son. Podrá haber técnicamente grupos mejores, pero hay cursos en los que los futbolistas tienen una chispa especial. La cosecha futbolera de la temporada 2008/2009 fue una de esas. También lo fue la del intento en Vecindario, pero ellos no consiguieron la gloria. Alcoy es irrepetible, pero la hoja de ruta tiene ciertas similitudes.

Esta plantilla ha sido campeona y tiene la opción de dar el asalto a la Segunda División en solo dos partidos. Tiene la vuelta fuera de casa y a una distancia accesible para los aficionados. Todos esos detalles hacen que Pepe Mena, rememore en estos días aquellas sensaciones que le hicieron pasar a la historia albinegra. «Les he seguido durante la temporada y al final, líderes como nosotros y a un doble partido como en Alcoy», explica el héroe del ascenso desde León. Allí, tras colgar las botas a los treinta y nueve años, entrena a un equipo juvenil y se prepara para ser entrenador.

Nadie sabe si le veremos entrenando alguna vez al Cartagena, aunque ilusión y contactos tiene. «Hablé con Monteagudo y con Belmonte. Yo estoy en pleno proceso de formación y ojalá un día pueda estar sobre la mesa del Cartagena como opción para entrenar».

«Ha sido el campeón de su grupo y no será fácil. Hay que intentar tomar ventaja en casa y ante la afición»

Charló con Monteagudo, porque Juanlu y él fueron sus entrenadores en La Cultural. Su apoyo es máximo y no entiende todas las críticas que ha recibido. «Ha sido un año duro, porque cuando no se ha jugado bien o no se ha ganado ha habido crítica dura. El objetivo se ha cumplido y le deseo lo mejor».

«Me estoy formando. Ojalá alguna vez esté sobre la mesa del Cartagena para ser entrenador»

Recuerda su año, en lo social, como una balsa de aceite y confía en que la afición va a realizar una labor fundamental de apoyo al equipo. «Ganábamos con facilidad en casa con Fabri y con Jémez todo fue rodado. Para mí nuestro año fue muy tranquilo y el apoyo máximo. Nosotros teníamos el 'playoff' como objetivo, pero quizás no se vendió así hacia el exterior».

La inolvidable marea

Otras cosas sí que le ponen la piel de gallina por el parecido razonable. «Fuimos campeones y lo de jugar primero en casa era algo contradictorio por lo emocional de Cartagena. Sacamos un resultado bueno y fuimos a jugarnos el todo por el todo y salió bien. La motivación de tu gente es un plus. Hay que ponerse el mono de trabajo e intentar llevar un resultado para no pasar muchos apuros», explica el exalbinegro.

Zanja toda opción de relajación por ser el rival menos conocido. «Un equipo campeón es el equipo que ha sido el más regular de los 20. Son complicados y no hay que menospreciar a nadie. Tengo amiguetes por allí y han hecho un año muy bueno. Es un calco de la eliminatoria que nos tocó vivir a nosotros. Es un equipo fuerte, bien trabajado y muy potente. Es verdad que el Cartagena es un grande y nadie lo querría y espero que, por el bien de lo que me une a Cartagena y lo que siento por ese club, salga igual y puedan estar disfrutando de la categoría que se merecen».

La afición. Los goles. Lo tiene todo tan reciente como si hubiera sido ayer. «Todavía recuerdo el desplazamiento de la marea albinegra. Fue impresionante salir a calentar y verlos. Madrid también invita a un paseo y una experiencia bonita y a intentar que la gente ponga todo de su lado para intentar arropar al equipo y al club para salir del pozo de la Segunda B». E insiste el de Talavera en que «no es nada sencillo salir. Todos los años hay catorce equipos o más que hacen un presupuesto y una plantilla para subir y depende de los momentos de forma, de las lesiones y de un montón de cosas más. Es una categoría muy dura. Tiene mucho mérito y es de admirar lo que está haciendo Monteagudo y ojalá consigan el objetivo».

Mena espera que saquen ventaja en la ida. «Este tipo de partidos es muy difícil de pronosticar. Un 2-0 sería sin duda un gran resultado para afrontar la vuelta. El 1-0 es corto y que te marquen no es bueno. Hay que intentar llevar un margen para el partido de Madrid. Suelen ser partidos muy igualados que se llevan al final los que menos errores cometen». Conoce el escenario de la vuelta, porque contra el Atlético de Madrid jugaron en el Cerro del Espino. También marcó en Alcoy. «No necesito cerrar los ojos para recordar el gol de cabeza con el que ayudé al ascenso en campo contrario y también el gol a De Gea».

Todavía no entrena a profesionales, pero manda un mensaje a los jugadores. «Hay que decirles que tienen una oportunidad de hacer historia. Tienen una afición y una ciudad detrás y que saquen el plus por ellos, porque en 180 minutos podrían estar en Segunda».

Si no llega a la primera, tiene otro tan claro o más para los jugadores y su afición. «Lo bueno de quedar primero es que hay dos opciones. Si caen, tienen que motivarse y pensar que hay plan b y los aficionados seguir apoyando». Espera que el segundo consejo no haga falta.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos