«Voy a marcar más goles que en el Murcia»

Chavero posa con la camiseta del Cartagena, ayer en el Cartagonova./J. M. Rodríguez / AGM
Chavero posa con la camiseta del Cartagena, ayer en el Cartagonova. / J. M. Rodríguez / AGM

Chavero se ve capaz de hacer más de 11 tantos con el Cartagena y confiesa que ha venido «porque este año vamos a subir»

Francisco J. Moya
FRANCISCO J. MOYACartagena

Anda Alejandro Chavero, medio barcelonés de 33 años, como un niño con zapatos nuevos. Derrocha ilusión, confianza y optimismo y sus ganas de comerse el mundo contagian a cualquiera que entable con él una conversación. «Vine al Cartagena con 20 años y ahora vuelvo con 33. En mi primera etapa las cosas no me salieron bien y nunca me dieron la oportunidad de jugar en el primer equipo. Las cosas serán distintas en esta ocasión. La verdad es que quería volver y siempre soñé con la posibilidad de regresar a Cartagena para quitarme aquella espina», confesó ayer el exjugador de UCAM, Real Murcia y Ponferradina, entre otros muchos equipos. En el filial del Cartagena estuvo entre 2004 y 2006. Y perteneció dos años más al club albinegro, que lo cedió a Villarreal B, Mazarrón y Eldense entre 2006 y 2008.

«Cuando el Cartagena cayó eliminado ante el Barcelona, lo primero que hice fue coger el teléfono y llamar a mi representante, Rafa Cascallana, para decirle que mi prioridad era venirme al Cartagena, que me ofreciera aquí y que lo viera con Paco [Belmonte] y Manolo [Sánchez Breis]. No quería retirarme sin volver. Este es un gran club, hay un gran proyecto, con una gran gestión y su afición es la mejor de Segunda B. Cartagena respira fútbol y la ciudad merece un ascenso. Tenía claro que quería salir de Ponferrada, aunque tenía contrato allí, y apenas presté atención a las otras ofertas que me llegaron. Quería jugar en el Cartagena», admitió ayer el propio Chavero en el acto de presentación.

Ha rechazado ofertas de algunos de los mejores clubes de Segunda B, tales como Mallorca, Elche, Mérida o UCAM. Además, Aira le llamó para pedirle que «le esperara» un par de semanas, ya que su intención era hacerle un hueco en la plantilla del recién ascendido Albacete. «Pero es que tuve claro desde el minuto uno que mi sitio estaba en Cartagena. Y aquí estoy. Firmo dos años porque esta temporada vamos a subir, el verano que viene vamos a estar en Segunda A y creo que este es el mejor sitio posible para por fin cumplir mi sueño de jugar en el fútbol profesional», soltó un convencido Chavero, quien no quiso «entrar en detalles» acerca de su polémica salida del Real Murcia hace ahora dos años. «Tuve problemas internos con la directiva, pero aquello es agua pasada y ahora ya no viene al caso», zanjó.

«Cuando el Cartagena cayó en Barcelona, llamé a mi agente y le dije que venir era mi prioridad», contó. «Mi historia con el Efesé es algo que quedó ahí y quería volver para sacarme la espina», admitió

Sí que fue atrevido a la hora de fijarse una marca de goles en este nuevo ejercicio como albinegro. «El año del Murcia hice 11 goles, 7 de ellos de penalti, porque jugué muy cerca del área y me sentí muy cómodo en todo momento con el esquema de Aira. Esta temporada en la Ponferradina he jugado en el doble pivote y he marcado tres tantos. Yo estoy seguro de que aquí voy a marcar más goles que en el año del Murcia. He visto jugar al Cartagena, sé el tipo de fútbol que quiere practicar el entrenador y creo que me beneficia mucho», aseguró Chavero.

En ese sentido, Paco Belmonte, propietario de la entidad albinegra, señaló que Chavero viene al Cartagena «porque es una petición expresa de Alberto Monteagudo». El jugador recordó el partido del Vecindario de junio de 2006. Él estaba en el filial que dirigía Paco Pliego pero tenía ficha con el primer equipo. De hecho, él cobraba como todos los demás las primas por victoria que daba Paco Gómez. «Aquel penalti fallado contra el Vecindario dejó al Cartagena sin ascenso y es una motivación muy grande estar aquí once años después y pelear para conseguir un ascenso. Es una revancha en lo personal y en lo colectivo. Es algo que se quedó ahí y que quiero conseguir», resumió Chavero.

Por último, se refirió a su fama de jugador anárquico, indolente y desarraigado, después de haber pasado por 16 clubes distintos a lo largo de su carrera. «La gente habla y dicen muchas cosas de mí, cómo por ejemplo que desaparezco en las segundas vueltas. Ahí están mis números, los partidos que he jugado y el rendimiento que he dado. En cuanto a lo de cambiar mucho de equipo, el tema es que cada verano me han salido muchas ofertas y al final no me he quedado en un sitio simplemente por estar. Si lo que te ofrecen fuera es mejor, lo normal es no renovar e irte a otro equipo para seguir progresando en tu carrera. Y eso es lo que me ha pasado siempre», comentó Chavero.

Más

Fotos

Vídeos