Una 'Línea' prohibida

Carlos David, a la derecha, celebra el gol que dio el triunfo al Cartagena en el campo del Linense, en 2014./LOF
Carlos David, a la derecha, celebra el gol que dio el triunfo al Cartagena en el campo del Linense, en 2014. / LOF

El Cartagena se juega el domingo el primer puesto en un campo en el que ha perdido en sus tres últimas visitas

Francisco J. Moya
FRANCISCO J. MOYACartagena

El Cartagena se juega la vida en el peor escenario posible. Este domingo, con el primer puesto todavía en el aire, afronta el último desplazamiento de la Liga regular, regresando a uno de los campos en el que más veces ha perdido de forma consecutiva desde que regresó a Segunda B, en 2012. En los últimos años se le ha dado especialmente mal el Municipal de La Línea de la Concepción, recinto del que ha vuelto de vacío en sus tres últimas visitas. Obviamente, una cuarta derrota seguida en el estadio de la Balompédica Linense, que se ha metido de lleno en la batalla por la permanencia y necesita los tres puntos para huir de la quema, haría peligrar el liderato y el objetivo de terminar el campeonato en lo más alto de la clasificación.

El año pasado, también en la penúltima jornada del curso, el Linense derrotó con facilidad a un Cartagena que posiblemente completó su peor partido a domicilio de toda la era Monteagudo. El duelo acabó 2-0, con goles de Stoichkov y Gato, lo que hizo que el Efesé perdiera sus últimas opciones de terminar primero y se viera incluso obligado a sumar un punto más la siguiente jornada, en casa ante el Recreativo de Huelva, para hacerse con la cuarta plaza y jugar la promoción de ascenso.

Hace dos años, en el que a la postre fue el último encuentro a domicilio de la etapa de Víctor en el Cartagena, los gaditanos también pasaron por encima del conjunto cartagenero y se impusieron por 3-1, con tantos de Gallardo, Zamorano y Juampe para los locales y de Jonxa Vidal para los visitantes. Víctor fue destituido la semana siguiente, tras otra derrota en el Cartagonova ante el filial del Sevilla.

El último éxito albinegro en el Municipal de La Línea de La Concepción fue en 2014, con un tanto de Carlos David

Cinco jóvenes del CD Algar

Y la temporada anterior, con el Cartagena de Sporto Gol Man luchando por evitar el descenso y el equipo local peleando por una plaza en la promoción de ascenso, los tres puntos también se quedaron en La Línea de la Concepción (2-1). Chus Hevia adelantó a los visitantes y los goles de Canario y Fall consumaron la remontada en un partido en el que Manolo Palomeque se vio obligado a contar con cinco jóvenes del CD Algar, de Preferente, por las numerosas bajas que tenía. Jugaron de titulares Segura, Santisteban y Delfín. Comino entró en el segundo tiempo y Escobar estuvo en el banquillo.

Así, para encontrar el último triunfo del Efesé en La Línea de la Concepción hay que remontarse al primer día de marzo de 2014. El equipo entonces entrenado por Luis Tevenet se trajo los tres puntos gracias a un gol del defensa extremeño Carlos David, a un cuarto de hora del final (0-1). «Recuerdo el partido y nos tocó sufrir, como siempre ocurre en aquel campo. Estábamos en un buen momento, éramos terceros y teníamos el objetivo de alcanzar a los dos primeros, que eran Albacete y La Hoya Lorca. El Linense en su campo siempre ha sido un rival muy duro. En los años que jugué en el grupo IV me pareció uno de los campos más difíciles para sacar algo», cuenta Carlos David, quien este año cumple su cuarta temporada en el Huesca.

Y eso que el Municipal de La Línea no es precisamente «una olla a presión». Destaca Carlos David que «hay pista de atletismo y la grada principal, donde más público se sienta, está muy lejos del terreno de juego». Añade que «cuando yo he ido siempre ha habido poco público y recuerdo que la superficie era de césped artificial. Le pusieron natural el año pasado y no sé cómo estará», dice un futbolista que dejó huella en su única temporada en el Efesé, la 2013-14. Vino como central, acabó jugando de centrocampista, marcó 7 goles y fue el líder, junto a Mariano Sánchez, de aquel conjunto que acabó apeado por el Avilés de Josu Uribe de la lucha por el ascenso.

Mala dinámica

De aquella victoria con gol de Carlos David solo se mantienen tres futbolistas en las dos plantillas, Olmo y Juampe en el Linense y Sergio Jiménez en el Cartagena. «El caso de la Balompédica Linense es curioso, porque ha estado todo el año en una posición muy tranquila, sin pasar apuros. Y ha cogido una dinámica mala al final [no gana desde el 11 de febrero y solo ha sumado 6 puntos de los últimos 33 posibles], ha tenido que cambiar de entrenador y necesita una victoria más para salvarse. El Cartagena lo tiene muy cerca, está a un pasito solo de ser campeón y tiene que salir vivo de allí como sea», indica el defensa del Huesca.

Lógicamente, Carlos David desea el triunfo cartagenerista. «Pasé un año magnífico en Cartagena, donde me trataron muy bien y me sentí muy querido. Jugué en una posición adelantada, hice goles, me sentí importante y la única pega es que en el 'playoff' no pudimos pasar de la primera eliminatoria. Sigo el día a día desde la distancia y hablo mucho con Óscar Ramírez y José Gaspar, que fueron compañeros míos aquí en el Huesca. Ojalá este sea el año del ascenso», dice un futbolista que tiene contrato con el Huesca hasta el 30 de junio de 2019.

Sobre su situación personal (solo ha jugado tres partidos en toda la Liga), Carlos David, de 31 años, admite que está viviendo «la temporada más complicada de mi carrera». Jair y Pulido, los centrales titulares del Huesca de Rubi, «lo están haciendo bien y lo están jugando todo». Y además «en lo colectivo el equipo está funcionando muy bien y estamos con todas las opciones vivas de ascender a Primera División, por lo que me toca esperar mi oportunidad y ayudar desde fuera», señala un zaguero que en sus tres campañas anteriores en el Huesca disputó un total de 96 partidos. El primer año, con Tevenet, subió a Segunda. El curso siguiente logró la permanencia y el año pasado disputó la promoción de ascenso a Primera, siendo eliminado en la primera ronda por el Getafe de Bordalás.

Antes de ese triunfo en el Municipal de La Línea con gol de Carlos David, hubo otro, también 0-1 y en este caso con un tanto anotado por el delantero francés Thierry Florian, jugado el 30 de septiembre de 2012. La anterior visita al campo del Linense había sido diez años antes, en febrero de 2002, en un partido que el entonces denominado Cartagonova FC cayó por 2-0 (con goles de José Luis y Guerra). Baby era el entrenador del equipo local y Corchado dirigía al 'Cartago'.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos