Limones defiende a Pau Torres

Limones evita un gol en el partido ante el Sporting B, hace unos días en Anduva. / El Correo
Limones evita un gol en el partido ante el Sporting B, hace unos días en Anduva. / El Correo

«Si lo critican es porque no le conocen. Es uno de los mejores de la categoría», dice el meta del Mirandés en su vuelta a Cartagena

Francisco J. Moya
FRANCISCO J. MOYACartagena

Hubo un momento en el que parecía que Jesús Reguillos Moya, futbolísticamente Limones, (Daimiel, 1986) sería eterno en el Cartagena. Con 152 partidos jugados en cuatro años, la figura del espigado meta rubio que siempre viste de amarillo se había convertido ya en un clásico en el Cartagonova. Pero todo cambió tras el 'no ascenso' del pasado mes de junio y aquel gol de Gumbau que acabó apeando al Efesé del 'playoff' terminó de dar la puntilla al ahora cancerbero del Mirandés. El destino ha querido que hoy regrese.

«Tengo una sensación muy rara. En principio, parece que no voy a jugar y estaré en el banquillo. Pero la última vez que estuve en el Cartagonova con otra camiseta fue hace un montón de años con el Lucena. Ya ni me acuerdo. Quiero al Cartagena, me considero un cartagenero más y va a ser todo muy extraño. Desde la semana pasada estoy recibiendo muchas llamadas y mensajes de amigos de Cartagena y sé que va a ser un día muy especial», comentó ayer Limones a 'La Verdad' en pleno viaje hasta Cartagena.

Sobre su salida del Efesé, recordó que «yo tenía un año más de contrato, quería seguir muchos años más en Cartagena y era muy feliz. Pero la directiva me dijo claramente que no contaba conmigo y yo no soy de meterme en problemas. Uno no debe estar donde no se le quiere y acepté rápidamente la oferta del Mirandés. Esto es el fútbol y son cosas que pueden pasar», explicó.

En el Mirandés ha sido titular los tres partidos de Liga, saldados con dos victorias y un empate. Solo ha encajado un gol. «El inicio está siendo fabuloso en lo personal y en lo colectivo. Además seguimos vivos en la Copa, un torneo al que le damos muchísima importancia. Miranda de Ebro es una localidad pequeñita pero muy 'futbolera' y además en el pasado se lograron grandes gestas en la Copa del Rey y todos queremos repetir», apuntó.

Acerca de su sustituto en la portería del Cartagena, señaló que «si critican a Pau Torres es porque no lo conocen. Es uno de los mejores de la categoría y yo lo conozco bien. Lo sigo desde que estaba en el Lleida. Es buenísimo». No obstante, «respetando mucho a Pau, a mí me encantaría que jugara Marcos, porque es un crío al que quiero un montón. No soy objetivo porque le aprecio mucho, pero es que además es un porterazo, con un gran futuro».

Fotos

Vídeos