FC Cartagena

La Liga abre «expediente informativo» y la RFEF descarta el descenso a Tercera

Moussa, rodeado de jugadores del Extremadura, en el partido del pasado domingo. / j. m. rodríguez / agm
Moussa, rodeado de jugadores del Extremadura, en el partido del pasado domingo. / j. m. rodríguez / agm

Juan Sabas negó ayer que Felipe Moreno le ofreciera un amaño a cambio de 300.000 euros y declaró que hablaron de «trabajar juntos en el futuro»

Francisco J. Moya
FRANCISCO J. MOYACartagena

El Departamento de Integridad de la Liga de Fútbol Profesional (LFP) ha abierto un «expediente informativo» para intentar esclarecer qué sucedió la semana pasada alrededor del partido por el ascenso entre el Cartagena y el Extremadura, después de que el presidente del equipo azulgrana, Manuel Franganillo, denunciara ante dicho organismo un supuesto intento de compra a su entrenador, Juan Sabas, y además implicara -sin aportar ninguna prueba- a Juan Carlos Ceballos, ex capitán del Efesé y amigo de Kike Márquez, atacante del conjunto de Almendralejo. Según apuntaron fuentes de la LFP a 'La Verdad', se abre ahora un periodo en el que ambos clubes tendrán que dar su versión de lo sucedido .

Ocurre, no obstante, que el Extremadura sí es ya un club pertenciente a la LFP, pero el Cartagena sigue en Segunda B y, por tanto, depende única y exclusivamente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF). Así las cosas, el resultado de ese expediente informativo, que previsiblemente se alargará en el tiempo varios meses, no afectará para nada al Efesé a nivel competitivo. Es más, fuentes del organismo federativo indicaron a 'La Verdad' que la RFEF descarta un hipotético descenso a Tercera del club presidido por Paco Belmonte. El artículo 75 del código disciplinario de la RFEF dice que un club que «salga directamente benefiado por una conducta dirigida a la predeterminación de resultados podrá ser sancionado con la pérdida de categoría». Obviamente, este no es el caso.

Moreno no declara

Mientras tanto, el entrenador del Extremadura, Juan Sabas, estuvo declarando ayer en una comisaría de Madrid sobre la denuncia presentada la semana pasada por la entidad que preside Manuel Franganillo. Según ha podido saber 'La Verdad', Sabas, que está absolutamente sobrepasado por la dimensión que ha tomado el asunto, le dijo a la Policía que «en ningún momento» habló con Felipe Moreno, dueño del Leganés, en términos de «amañar el partido o cobrar 300.000 euros». Lo que Sabas declaró es que le ofrecieron la posibilidad de «trabajar juntos en el futuro», ya fuera en el Cartagena o en el Leganés.

Ayer solo declaró Sabas. Se especuló con la posibilidad de que también acudieran a dependencias policiales Felipe Moreno y el italiano Morris Pagniello, la tercera persona que estuvo en esa breve reunión del pasado martes 19 en un bar del centro de Leganés. Pero no los llamaron. En los próximos días irán declarando algunos jugadores del Extremadura, los que presuntamente recibieron alguna propuesta durante la semana para dejarse perder ante el Cartagena.

Según la denuncia presentada por el club del Francisco de la Hera fue el excapitán del Efesé, Juan Carlos Ceballos, el que hizo esas ofertas vía WhatsApp. «El jugador del Extremadura que tenga un mensaje mío que lo muestre. Que lo saque ya mismo. Aunque sea uno en el que ponga 'Hola'. Es todo mentira y ya estoy cansado. Ya no aguanto más. Voy a poner denuncias a todos los que siguen publicando todas estas mentiras sobre mi persona», señaló ayer Ceballos a 'La Verdad'.

El FC Cartagena, por su parte, publicó ayer un nuevo comunicado negando «tajantemente las acusaciones abducidas» y anunciando «que desde este preciso instante procederemos a ejercer las acciones legales oportunas en defensa de nuestro honor contra cualquiera que nos haya atribuido o nos atribuya la comisión de delitos de forma injustificada».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos