Fútbol | FC Cartagena

Laterales que son termómetros

Óscar Ramírez controla un balón en el partido del domingo ante el Lorca Deportiva./Paco Alonso / AGM
Óscar Ramírez controla un balón en el partido del domingo ante el Lorca Deportiva. / Paco Alonso / AGM

El Efesé necesita que Óscar Ramírez y Jesús Álvaro recuperen su tono físico y su mejor nivel para funcionar como en el primer mes de temporada

Francisco J. Moya
FRANCISCO J. MOYACartagena

Hay pocos casos -y menos en Segunda B- de equipos de fútbol que dependan tanto de sus dos laterales. En esta categoría, donde escasea el talento, los que suelen estar arriba son aquellos clubes que aciertan en el fichaje de su delantero y, sobre todo, los que son capaces de formar un bloque sólido que con el paso de las jornadas se convierta en una roca defensiva. Este mismo año tenemos claros ejemplo de ello con el Fuenlabrada y el Deportivo B en el grupo I. Solo han encajado 11 y 10 goles, respectivamente, y por eso son los dos primeros clasificados.

Es el mismo caso del Mirandés, líder destacadísimo del grupo II con un Limones que solo ha recibido 12 goles en 17 partidos. En ese grupo, el Burgos de Patxi Salinas casi siempre deja su portería a cero (Saizar solo ha encajado siete tantos) y por eso es el quinto clasificado. Y el ejemplo más evidente de todos es el del Mallorca, campeón de invierno del grupo III a falta de cuatro jornadas para el final de la primera vuelta. Su portero, el ex del Cartagena Manolo Reina, solo ha recibido cinco goles.

Sin embargo, lo del Cartagena es poco común y nada frecuente. Es líder, pero curiosamente es el más goleado de los diez primeros clasificados del grupo IV. Pau Torres y Marcos han encajado 18 tantos en las 17 jornadas consumidas ya. El Recreativo ha recibido 12. Villanovense, 13. Marbella, Extremadura y Granada B, los tres equipos que completan la zona de 'playoff' de ascenso, 14. UCAM, 15. Y Real Murcia, Balompédica Linense y Mérida, 16. También es cierto que solo el San Fernando (decimosegundo) y el Ejido (decimocuarto) han marcado más goles hasta el momento. Suman 24, por los 23 conseguidos por Cartagena, Extremadura, B. Linense y Real Murcia.

LAS CLAVES

Óscar Ramírez
En cada partido saca, al menos, un centro de gol. Defensivamente hay muy pocos con su fortaleza y seguridad en Segunda B
Jesús Álvaro
Es el lateral más ofensivo de la categoría y su juego alegre y desenfadado le viene de maravilla a un equipo que ataca mucho

Lo verdaderamente singular del equipo de Alberto Monteagudo es que las explicaciones al cambio de dinámicas y a la variación de los momentos de juego y estados de forma del colectivo no hay que buscarlas en el entramado defensivo o en el acierto de un delantero. Lo que hace diferente a este Efesé es que tiene su termómetro en los costados. Pero no en sus extremos, algo que sí es mucho más lógico, sino en sus laterales. Si Óscar Ramírez (diestro) y Jesús Álvaro (zurdo) están a su mejor nivel, lo normal es que el Efesé gane el partido. Sin embargo, cuando ellos están mal, el equipo sufre. Y sin ir más lejos es lo que sucedió el pasado domingo en Lorca.

Ambos han estado lesionados durante los últimos quince días y el equipo notó muchísimo su ausencia en Badajoz (0-0) y en el Cartagonova ante el Betis Deportivo (1-4). Los dos cayeron tras el derbi, cita en la que el primer gol del Cartagena resumió a la perfección el modo de hacer daño que tiene este equipo que disfruta atacando y sufre defendiendo. Óscar Ramírez llegó a la línea de fondo, sacó un centro sideral al segundo palo y por allí apareció el otro lateral, Jesús Álvaro, para rematar de cabeza y batir a Biel Ribas.

Tras el derbi, el catalán tuvo que parar por una lesión en el cartílago de su rodilla. Y el canario, por una pequeña lesión muscular que se complicó más de lo esperado. Llegó la catarata de bajas y el Cartagena se resintió en el fatídico encuentro ante el filial del Betis. Pero si a alguien echó de menos Monteagudo fue a sus dos laterales titulares.

El domingo en Lorca ambos notaron estados dos semanas de inactividad. Y es que el puesto de lateral sea probablemente el que más se resienta tras una baja, aunque sea solo de dos partidos. Se trata del jugador que más metros recorre a lo largo del partido -especialmente en el caso de laterales que llegan mil veces a la línea de fondo como es el caso de los del Cartagena- y para llegar con aire y claridad al área del rival hay que tener oxígeno de sobra.

Y eso les faltó a Jesús Álvaro y Óscar Ramírez en el Artés Carrasco, donde fueron además superados con demasiada facilidad por Pedro y Mawi, extremos del Lorca Deportiva. Así las cosas, es clave que el '2' y el '3' del Efesé recuperen su tono físico y su mejor nivel para que el equipo funcione como lo hizo en el primer mes de temporada.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos