Juan Ignacio vuelve para celebrar los 30 años del Cartagonova y ayudar al fútbol base local

Juan Ignacio Martínez. /José María Rodríguez/ AGM
Juan Ignacio Martínez. / José María Rodríguez/ AGM

Francisco J. Moya
FRANCISCO J. MOYACartagena

Fiesta redonda para celebrar el trigésimo aniversario del estadio Cartagonova. El próximo miércoles 7 de febrero, el recinto de Benipila acogerá el segundo partido amistoso a beneficio de la Asociación de Clubes de Fútbol Base de Cartagena y Comarca (AFCT), en un duelo que enfrentará al FC Cartagena con el Meizhou Meixian Techand, el conjunto de la Segunda china en el que acaba de desembarcar el técnico alicantino Juan Ignacio Martínez, quien fuera entrenador albinegro en dos etapas (2005-06 y 2009-11) y quien ayer volvió a un estadio que hacía años que no pisaba. «Me he emocionado al volver a entrar al Cartagonova, que lo veo muy cambiado. Son muchos recuerdos juntos que se agolpan a la vez», confesó Martínez, principal protagonista de la presentación del amistoso a beneficio de la AFCT.

Fue un 7 de febrero de 1988 cuando se inauguró el Cartagonova, con un partido de Liga de Segunda A que disputaron Cartagena y Burgos. Acabó con empate a cero y en el equipo local, que tres meses después bajó a Segunda B para no volver al fútbol de élite hasta 21 años después, esa tarde jugaron Sebastián, Valle, Paco Sánchez, Pérez Durán, Lucas, Sagarduy, Sebas, Brizzola, Pedro González, Manolo Requena y Paco Machín. En el segundo tiempo entraron Alonso y Amorós y en el banquillo se quedaron -sin jugar- Trasante, Juanma y el meta Paco López. Al Burgos lo entrenaba el croata Sergio Kresic y en su plantilla destacaban el meta Bastón, delantero macedonio Petrov y el mediapunta Juan Mata, padre del actual jugador del Manchester United (del mismo nombre) y quien cinco años después recaló en el Cartagena.

30 años después, el 7 de febrero de 2018 lo que se verá en el Cartagonova será una gran fiesta del fútbol base cartagenero. «Las entradas tienen un precio simbólico de 3 euros y las infantiles costarán 1 euro. Se ha puesto el partido a las siete de la tarde, pensando en los niños que al día siguiente tienen colegio. Además, todos los entrenamientos de esa tarde quedarán suspendidos, con el fin de que la mayor parte de los niños que juegan al fútbol en el municipio vengan al partido y disfruten de él desde las gradas del Cartagonova», explicó Joaquín Martínez Victorio, presidente de la AFCT.

Todos los entrenamientos de esa tarde se suspenden para que los niños del fútbol base puedan ir al estadio

Juan Ignacio Martínez adelantó que el «Cartagena es superior [al Meizhou Meixian] y es el favorito» para el encuentro del 7 de febrero, ya que «mi equipo está en construcción y nos falta bastante rodaje». El Meizhou Meixian acaba de llegar a Pinatar Arena, donde estará concentrado hasta el 9 de febrero y ayer, en su primer amistoso en el complejo pinatarense, se impuso por 4-3 al Torrevieja, de la Preferente valenciana y entrenado por Antonio Pedreño, quien fuera técnico del Efesé entre 1993 y 1995.

Fútbol en crecimiento

«El año pasado tuve una experiencia muy bonita [en el Shanghai Shenxin], con un equipo recién descendido que iba a pelear por ascender. En la Copa nos fue genial y en la Liga estuvimos muy bien hasta que nos duró la gasolina. Tenía cinco años de contrato, pero me junté con el presidente y decidimos separar nuestros caminos porque el proyecto no estaba claro. Ahora he fichado por un club que tiene cuatro años de vida y un dueño [Techand] que tiene mucho dinero», contó Martínez. Su empresa se llama Shenzhen Tiehan Ecological, se dedica a servicios de diseño, ingeniería, restauración ecológica, conservación de suelos y aguas y desarrollo tecnológico de productos ecológicos. Según la revista Forbes, el dueño del club, Techand, está entre las 200 personas más ricas de Asia.

«Nos ha fichado dos jugadorazos como Aloisio y Muriqui, dos jugadores brasileños de primer nivel. Pero tenemos un Ferrari y no tenemos ruedas. El fútbol en China está en crecimiento y el secreto es tener buenos jugadores chinos. Solo se pueden tener tres extranjeros y solo se pueden fichar cinco jugadores chinos al año. Es difícil crecer y es complicado inculcar a los jugadores locales el gen de la competitividad, pero en ello andamos», confesó Martínez.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos