Juan Antonio Ros, el mejor espía

Ros posa para 'La Verdad' en la puerta del municipal Cartagonova. / Antonio Gil / AGM

El joven jugador del Efesé, que ha soñado con ser el hombre clave en la eliminatoria, estuvo tres años en La Masia catalana

MAITE FERNÁNDEZCARTAGENA

Juan Antonio Ros llegó en el mercado de invierno procedente del Celta B y no ha tenido la oportunidad de disputar demasiados minutos. Sin embargo, como profesional y como cartagenero que es, tiene claro lo importante que es el regreso con su actual equipo a la que ha sido su casa durante tres años.

Le resta un año fijo de contrato con el club vigués, más dos opcionales. Solo piensa en estar en la siguiente y última fase del 'playoff'y ascender con sus compañeros a la División de Plata. Cree que pueden conseguirlo. Ha podido ser en estos quince días el espía de Alberto Monteagudo.

«Es especial. Es diferente, porque el año pasado estaba allí. Han sido tres años en Barcelona, pero ahora mi equipo es el Cartagena y quiero pasar la eliminatoria y ascender. Han sido grandes años».

Recuerda Ros que la vida en la Masía es diferente para un futbolista. «Allí todo cambia. Tienen lo mejor a tu alcance. Te intentan enseñar para el día de mañana y no solo en su modelo de fútbol, sino también un modelo de conducta. Insisten mucho en el tema de los estudios».

Su experiencia en el club blaugrana le hizo coincidir con varios de los futbolistas del actual filial culé. Los conoce bien, aunque durante los partidos no hay amigos. «Coincidí con muchos jugadores de los que siguen la plantilla y de los que jugaron. Pude charlar con ellos antes de saltar al campo. Me llevaba bien con Kaptoum, con Palencia y con alguno más. Durante el partido no hay amigos, pero tengo una buena relación con ellos», explica el joven cartagenero.

Todavía no entiende como sus excompañeros se llevaron el 1-2 del Cartagonova. «Hicimos una primera parte muy buena, con ocasiones y pudiendo marcar en el minuto 1 y como se suele decir si perdonas, la pagas». Sin embargo piensan dar guerra mañana en tierras catalanas. «Estamos convencidos de que se puede como lo hicimos en Alcoy. Solo había perdido un partido en casa y ganamos 0-2 que nadie lo había hecho. Vamos a por todas».

Se aferra a los datos. «Somos de los mejores equipos fuera de casa. Nos sentimos cómodos y encima vamos a estar acompañados por un montón de aficionados que nos ayudarán. Nunca es fácil ni en casa, ni fuera. Debemos ir todos a una y sacarlo adelante. Todos juntos podemos. Aunque parezca que no, el apoyo de los aficionados nos hace más fuertes y sobre todo cuando están apoyando los 90 minutos. Eso se nota muchísimo y lo necesitamos en Barcelona», comenta el cartagenero, que sabe la fama que tiene el municipal Cartagonova.

Un buen arranque y un gol tempranero forman parte de su receta para triunfar en el asalto al Mini. «Salir muy fuertes como el otro día y hacer un gol en los primeros minutos puede ser una de las claves para lograrlo. Ellos tendrían el miedo en el cuerpo y nosotros un plus de ánimo. Prefiero no pensar ni en la posibilidad de prórroga, aunque se suele triunfar sufriendo. Quiero ganar en los 90 minutos».

El centrocampista albinegro reconoce que el cambio que ha dado el equipo en la fase de ascenso merece seguir luchando. «Terminó la temporada peor y con falta de puntería, pero en el 'playoff' todo cambia. Son dos partidos y pasa quien las mete y en Alcoy fuimos nosotros y si en el Mini lo hacemos podremos pasar. Se le puede ganar como se vio, aunque nos faltó suerte».

Espera celebrar goles albinegros los meta quien los meta, aunque confía en el que otro de los cartageneros siga la estela de Germán. «Ojalá le toque a Arturo y que lo celebremos todos juntos». Él también ha soñado con ser clave. «Es algo especial. Viví desde fuera el de Alcoy y quiero hacerlo desde dentro y si puede ser participando. Todos yo creo que soñamos con ser ese jugador que marque el gol que ofrezca el pase a la siguiente ronda y pasar a la historia del fútbol de Cartagena. Además, pasando esta ronda, ya a dos partidos sería todo a una carta y con una sola eliminatoria creo que no se nos escaparía», observa el sub 23 cartagenero.

No ha contado con demasiados minutos en su regreso, pero saca una lectura positiva de la cesión del Celta. «Vine a buscar minutos y no he tenido todos que quería, pero estamos peleando por un 'playoff' de ascenso y estoy muy contento. Estoy aprendiendo día a día de gente experimentada. Me llevo bien con todos, aunque a Sergio Jiménez ya le conocía y nos llevamos bien. Con Arturo, Isi o Moisés me llevo muy bien, pero con todos».

Esa piña es otro de los argumentos para creer en a remontada que buscarán mañana.

Más

Fotos

Vídeos