Fútbol | FC Cartagena

Jiménez: «Tenía otro año de contrato, no me lo esperaba»

Sergio Jiménez llorando en su despedida del FC Cartagena./P. MARTÍNEZ / AGM
Sergio Jiménez llorando en su despedida del FC Cartagena. / P. MARTÍNEZ / AGM

El canterano y capitán se despide tras seis años y 147 partidos en el Efesé arropado por familiares, compañeros y aficionados en una rueda de prensa en el Cartagonova

RUBÉN SERRANOCartagena

El cartagenerismo vivió este lunes una mañana de emociones. A las doce del mediodía, escoltado por su familia, llegó a la sala de prensa del Cartagonova el canterano que más ha mamado el club en la última década: Sergio Jiménez, «un poco nervioso» por el momento, quiso despedirse en una rueda de prensa de los compañeros, aficionados y medios de comunicación que durante seis años le acompañaron en esta aventura en el Efesé; se marcha el chico de Los Belones, que creció en el club de sus amores, tras ser capitán y haber defendido la camiseta durante 147 partidos.

Jiménez, que debutó con 19 años y se va con 25, no pudo contener las lágrimas durante su breve discurso, en el que dejó claro la 'espinita' con la que se marcha: no continuar en su casa. «Esto es el fútbol, me quedaba otro año de contrato y no me lo esperaba, pero bueno», dijo en una abarrotada sala de prensa, con aficionados, familiares y el grueso de la primera plantilla del Cartagena presentes. También prefirieron mantenerse al margen, para cederle todo el protagonismo, Paco Belmonte y Manuel Sánchez Breis.

Ellos le comunicaron, unos días después de perder el ascenso contra el Extremadura, que no contaba con él para la próxima temporada. A pesar de eso, Jiménez sacó a relucir su caballerosidad agradeciendo a ambos su trabajo al frente de la entidad. «Gracias a ellos creo que el club está a un nivel altísimo y en una categoría que no se merece. Doy las gracias también a los fisios, a todo el cuerpo técnico, a mis compañeros y a los medios por el trato que habéis tenido», explicó, para incidir de nuevo en que «no era mi deseo» salir. «Toca marcharme y seguir creciendo fuera de casa. El fútbol es así». Su destino, que se conocerá «esta tarde o mañana», dijo, podría ser el CD El Ejido 2012.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos