Jesús Carrillo, una perla grana para reforzar el filial albinegro

Jesús Carrillo, ayer en las oficinas del Cartagonova. / fcc
Jesús Carrillo, ayer en las oficinas del Cartagonova. / fcc

Tiene 19 años, juega de enganche, ha pasado por las canteras del Real Madrid y del Málaga y mañana entrenará a las órdenes de Munúa

R. S. CARTAGENA

«Hemos hecho una apuesta fuerte por un futbolista sub-23», dijo ayer el dueño y presidente del Cartagena, Paco Belmonte, en la presentación del entrenador Gustavo Munúa. Se refería a la joven promesa de 19 años Jesús Carrillo, formado en la cantera del Real Murcia durante tres temporadas y que no ha dejado de crecer a un nivel desorbitado desde entonces. Natural de Sangonera de la Seca, siendo tan solo un adolescente le echaron el ojo en el Real Madrid, Barcelona, Valencia, Villarreal y hasta clubes de la Premier, pero finalmente recaló en Valdebebas. Juega de mediapunta, entrenará a las órdenes de Gustavo Munúa a partir de mañana y tendrá ficha con el filial. Belmonte le ha hecho un contrato por un año, con opción a otros dos en función de objetivos.

Tras una etapa en el Real Madrid, Málaga y Albacete fueron sus siguientes paradas, intercaladas con la presencia en la selección española sub-17 y en la selección murciana cadete, combinado con el que se proclamó campeón en 2015. El Real Murcia se fijó en él cuando el chico ya destacaba en el infantil del Nueva Vanguardia de Alcantarilla. «Destaca por su gran calidad y su visión de juego. Es un jugador muy técnico con un último pase excepcional. Su técnica individual lo convierten en un futbolista diferente al resto», dijo el Cartagena en un comunicado.

«¡Ojalá llegue algún día a jugar en la Nueva Condomina vistiendo la camiseta de mi club, del Real Murcia! Esa es mi gran aspiración», confesó en una entrevista a 'La Verdad', en 2015. Al filial también llegan el central Booker, los medios David Vera y Carmona y el portero Fran.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos