Jesús Álvaro: «En cien años no se verá algo como lo de Majadahonda»

«Mentiría si digo que está olvidado, porque lo que nos pasó fue muy gordo. En el minuto 90 ante el Celta, en un ataque suyo, la imagen me vino otra vez a la cabeza», admite

Francisco J. Moya
FRANCISCO J. MOYACartagena

A expensas de saber si Cordero llega a tiempo o no, el lateral tinerfeño Jesús Álvaro será la principal novedad en la alineación del Efesé de cara a la final de este domingo ante el Extremadura. Aún tiene algunas molestias, pero él mismo confiesa que el de pasado mañana es uno de esos encuentros en los que «hay que arriesgar», aún sabiendo que, si la cosa sale mal, después puede pasarse varias semanas lesionado. Hay tiempo, no obstante, para recuperarse desde el lunes hasta el inicio de la pretemporada.

«Tengo mejores sensaciones que la semana pasada. Sigo tocado, pero quiero estar. Es el partido más importante del club en muchos años y tenemos que ir a por el 2-0 o el 3-1. Allí no estuvimos bien, pero nos quitaron un gol legal y nos podíamos haber venido con un 1-1. Ya no podemos hacer nada. La gente está mentalizada en que hay que marcar dos goles. Hay que salir como locos. Hay que morder desde el primer minuto y no esperar, ya que marcar dos goles en un 'playoff' no es fácil», comenta el '3' del Cartagena.

Le tocó ver por televisión el duelo del pasado domingo en el Francisco de la Hera y admite que «no estuvimos a nuestro nivel y lo pasé muy mal, siguiendo el partido junto a Cristo. Lo viví más nervioso que Pinocho al lado de una hoguera», dice entre risas el defensa nacido en Icod de los Vinos. Sueña con el ascenso, aunque sabe que será «difícil».

«Sigo tocado, pero tengo mejores sensaciones y quiero estar. Es el partido más importante en años» | «Hay que salir como locos y morder desde el primer minuto. Marcar dos goles en un 'playoff' no es fácil»

Y admite que el palo del Cerro del Espino aún duele. «Mentiría si digo que está olvidado, porque lo que nos pasó en Majadahonda fue muy gordo. No me había pasado en toda mi vida, pero en el minuto 90 en el partido contra el Celta B, en un ataque suyo, la imagen me vino otra vez a la cabeza. Y pensé que si en ese momento el Celta nos marcaba yo directamente me retiraba del fútbol», apunta.

El tinerfeño, de todos modos, entiende que «es lo más normal del mundo que aún tengamos ese recuerdo, porque fue tremendo. Tengo claro que en cien años no se verá en el fútbol algo parecido a lo que nos pasó a nosotros en Majadahonda. Fallamos ocasiones claras para ganar el partido y amarrar el ascenso, luego añaden siete minutos y acabamos marcándonos nosotros en propia puerta el gol que nos deja sin ascenso en el minuto 96. Más cruel, imposible. Lo tengo prácticamente olvidado, pero a veces es cierto que me viene el 'flash'», señala.

Y acaba con un mensaje a la afición de cara a este domingo. «Nuestro campo tiene que ser una olla a presión y sé que nuestra gente va a llenar el estadio y nos va a apoyar en todo momento».

Breis: «Monteagudo sigue»

Por su parte, el director general del Cartagena, Manuel Sánchez Breis, admitió ayer que «la temporada se nos está haciendo a todos muy larga y que tenía que haber terminado el día de Majadahonda». Añadió que «no fuimos capaces de cerrar aquel partido y ahora tenemos una nueva oportunidad, ante nuestra gente». De cara al futuro, avanzó que el técnico Alberto Monteagudo, con un año más de contrato, «ha hecho un trabajo espectacular y no se me pasa por la cabeza otra cosa que ascender este domingo y que lógicamente él siga siendo nuestro entrenador». Sobre la eliminatoria, señaló que «estamos vivos, después de un partido en el que el mejor Extremadura solo ganó 1-0 al peor Cartagena».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos