FC Cartagena

El don de Jesús Álvaro

Jesús Álvaro, entre dos rivales, en el partido ante el Melilla./Antonio Gil / AGM
Jesús Álvaro, entre dos rivales, en el partido ante el Melilla. / Antonio Gil / AGM

«Quise sorprender al portero, chuté y me salió perfecto», dice el lateral canario, especialista en marcar goles decisivos «Busqué una cámara para dedicarle el gol a mi novia y no había ninguna. En el próximo partido de Copa van a sobrar», cuenta divertido

Francisco J. Moya
FRANCISCO J. MOYACartagena

Marca poco pero sus goles tienen un valor incalculable. Jesús Álvaro (Icod de los Vinos, Tenerife, 1990) es el 'pichichi' albinegro en esta edición de la Copa del Rey con los dos tantos que ya lleva marcados. Y qué dos goles. El que le hizo al UCAM en el último minuto de la prórroga enloqueció al Cartagonova, evitó los penaltis y valió una meritoria clasificación para la segunda ronda. El del pasado miércoles en Talavera de la Reina, anotado en el primer minuto de la prórroga, sacó al Efesé de un apuro muy gordo en El Prado y sirve para que los de Alberto Monteagudo se enfrenten en la cuarta eliminatoria a un grande de Primera que está jugando competiciones europeas. A estos dos tantos hay que sumar el que hizo en la primera eliminatoria del último 'playoff' de ascenso en Alcoy y que sirvió para abrochar el acceso a la segunda fase tras el gol inicial de Sergio Jiménez. Esos han sido sus tres goles con la camiseta del Cartagena. Todos han sido trascendentales. Y más lejano queda el que le marcó al Efesé jugando el 'playout' con el filial de la UD Las Palmas y que estuvo a punto de mandar a Tercera División al conjunto blanquinegro.

«Es curioso, desde luego. Marco en momentos muy importantes y lógicamente es un motivo de felicidad. Estoy muy contento. Pienso que aficionados, cuerpo técnico, directivos y jugadores nos merecíamos un regalo así y para la ciudad de Cartagena es algo muy bonito poder recibir a un equipo grande de Primera. Ha sido muy sufrido y nos ha costado mucho, pero ya está conseguido y ahora toca disfrutarlo en la próxima eliminatoria», cuenta Jesús Álvaro.

Cuando este miércoles hizo su gol, en la zona de prensa de El Prado las opiniones de los periodistas se dividían entre los que defendían que había visto adelantado al portero local, Sergio Arenas, y había chutado con toda la intención y los que creían que era una casualidad, ya que el balón le había hecho un extraño antes de impactar con él y que en vez de un centro al área le salió un disparo, que finalmente entró como un obús por la escuadra de la portería talaverana. Lo cierto es que estaba muy lejos, pegado a la banda, y le salió un misil que acabó convirtiéndose en un tanto precioso.

«Marco en momentos muy importantes y es un motivo de felicidad. Nos merecíamos algo así»

«Acabé con la camiseta mojada por todos los escupitajos y una moneda me rozó la nuca»

«Di a los que creen que ha sido un churro y que me ha salido de chiripa que no saben lo que han visto», soltó el canario a 'La Verdad' -entre risas- en la puerta del campo de El Prado, unos minutos después de acabar el partido del miércoles. Cerca de la medianoche y a punto de iniciar el largo viaje de regreso a casa, el tinerfeño explicaba que «no había muchas opciones de remate dentro del área y he visto al portero adelantado. He pensado en tirar. Quise sorprender al portero, chuté y me salió perfecto. Tiré a marcar aunque es cierto que hubo suerte porque el balón entró por toda la escuadra».

Al hacer ese gol histórico para el Cartagena, se quedó parado. No lo celebró hasta que sus compañeros se le echaron encima. «Estaba cerca de nuestros aficionados y me di la vuelta buscando a la gente. Quería dedicárselo a mi novia porque vamos a tener un bebé, pero ella no vino al partido y estaba en Cartagena. Me puse a buscar una cámara, pero no vi ninguna. Y entonces me giré y se lo dediqué a la gente de Cartagena que estaba allí al lado», señaló divertido.

«Esto es muy bonito»

En El Prado no encontró ni una sola cámara de televisión a la que dirigirse. No tendrá ese problema en el siguiente partido de Copa del Rey. «En este partido no había ni una cámara y en el siguiente van a sobrar», apuntaba entre bromas. No obstante, resalta la importancia de lo logrado en Talavera. «Sin una cosa no se llega a la otra. Esto es muy bonito. Y más aún lo que vamos a vivir todos, pero el paso había que darlo ganando este partido en Talavera que ha sido muy difícil». Y es que el lateral tinerfeño confesó que «hemos sufrido mucho» para pasar la eliminatoria.

«Ellos hicieron su juego, nos apretaron mucho, nos colgaron muchos balones y nosotros no encontramos nuestro juego hasta el segundo tiempo. Fue muy complicado y nos tocó sufrir hasta el último momento», apuntó sobre el desarrollo de un choque que terminó con el central Moisés salvando un gol seguro bajo palos.

Sin llegar a recibir los lamentables insultos destinados a sus compañeros Aketxe y Moussa, él fue uno de los que peor lo pasó durante los 120 minutos de juego en la caldera de El Prado. «La verdad es que la gente de aquí se ha portado bastante mal. Han pasado cosas feas, que no deberían pasar en un campo de fútbol. Cada vez que iba a sacar de banda lo pasaba regular. Acabé con la camiseta totalmente mojada por la parte de la espalda de todos los escupitajos que me lanzaron y una moneda de dos euros me pasó rozando la nuca. Cuando iba a sacar de banda siempre caían cosas cerca de mí. Lamentablemente pasa en muchos campos de este tipo y se considera que son cosas del fútbol», afirmó un Jesús Álvaro que sigue creciendo a pasos agigantados.

La Copa ya ha dejado 73.000 euros de beneficio en el club

La Copa del Rey ya ha dejado 73.000 euros en las arcas del Cartagena, solo en premios económicos. Si se suma la taquilla del partido ante el Mirandés (que superó los 30.000 euros), los beneficios se disparan y rebasan la barrera de los 100.000 euros. Pasar las tres primeras eliminatorias supone que la RFEF dé un suculento premio de 73.000 euros a los equipos de Segunda B que llegan tan lejos. No obstante, todos buscan alcanzar la cuarta ronda, conscientes de que el premio gordo está en conseguir una gran taquilla recibiendo en su estadio a Madrid, Barça o Atlético de Madrid. Además del Cartagena, se han metido en esta cuarta eliminatoria Real Murcia, Elche, Lleida, Ponferradina, Fuenlabrada y Formentera. Todos sueñan con que en el sorteo del próximo jueves salga la bola de uno de los tres grandes. En otro orden de asuntos, el partido de la jornada 7 ante el filial del Córdoba se disputará el próximo 1 de octubre, a partir de las 19.00 horas, en el estadio Cartagonova.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos