Un lío inesperado

Chavero regatea a Rodri en una jugada del primer tiempo. En la imagen de abajo, Álvaro González es agarrado por un rival, ayer en El Ejido./LOF
Chavero regatea a Rodri en una jugada del primer tiempo. En la imagen de abajo, Álvaro González es agarrado por un rival, ayer en El Ejido. / LOF

El Cartagena casi pierde tras dejarse remontar un 0-2 por El Ejido y Moussa salva un punto en la última jugada del partido

Paco Alonso
PACO ALONSOMurcia

El Cartagena se vio anoche con los tres puntos en el zurrón, luego parecía que no se haría con ninguno y al final terminó sumando uno in extremis, gracias a un gol del debutante Moussa Camara en la última jugada del partido. En El Ejido debió ganar el equipo de Monteagudo, que fue superior en el primer tiempo y que firmó un primoroso primer cuarto de hora del segundo acto, liderado por un espectacular Chavero. Se puso 0-2, gracias a un tanto, de penalti, del propio Chavero y a otro anotado de tacón por Hugo Rodríguez.

3 El Ejido

Gianfranco; Emilio Cubo, David Fernández, Arregi, Javi Hernández; Lolo González, Rodri (Gabri, m. 46); Javilillo, Carralero (Alfonso, m. 75), Velasco; y Hakim (Echu, m. 46).

3 Cartagena

Pau Torres; Óscar Ramírez, Moisés, Míchel Zabaco, Jesús Álvaro; Sergio Jiménez (Cordero, m. 46), Chavero; Hugo Rodríguez, Cristo Martín (Adama, m. 65), Álvaro González (Moussa Camara, m. 82); y Aketxe.

Goles
0-1, m. 51: Chavero (de penalti); 0-2, m. 56: Hugo Rodríguez; 1-2, m. 66: Javi Hernández; 2-2, m. 70: Arregi; 3-2, m. 81: Javilillo; 3-3, m. 90+: Moussa Camara..
Árbitro
Carbonell Hernández (Comité Valenciano). Amarillas a los locales Velasco, David Fernández y Emilio Cubo; y a los visitantes Sergio Jiménez, Míchel Zabaco, Aketxe y Hugo Rodríguez. Expulsó por doble amarilla a los locales Lolo González (minuto 84) y Javilillo (minuto 90 +), y por roja directa al técnico local Alberto González (minuto 84).
El estadio
Santo Domingo. Unos 1.400 espectadores.
El detalle
El Cartagena sale del 'playoff' de ascenso tras 39 jornadas consecutivas entre los cuatro primeros.

Sin embargo, como ya le pasó la semana anterior ante el Recreativo, desperdició un 0-2. A falta de media hora y con todo a su favor, el cuadro albinegro bajó el ritmo y el equipo local, que debutaba ante su afición, se volcó para evitar la derrota. Y casi gana. Le dio la vuelta al partido en un cuarto de hora nefasto del equipo cartagenero. Acortó distancias con un gran derechazo Javi Hernández. Empató dos minutos después Arregi, en un fallo de marcaje de la zaga visitante en la que quizás debió salir de su arco el meta Pau Torres. Y a falta de nueve minutos hizo el 3-2 el extremo Javilillo. Moussa, in extremis, evitó un naufragio histórico.

Tuvo el balón el cuadro cartagenero en la primera parte, con Chavero destacando en la sala de máquinas, pero también es verdad que el CD El Ejido dispuso de dos ocasiones de gol en sendos aguijonazos que hicieron pensárselo dos veces a los albinegros antes de volcarse decididamente sobre la portería defendida por el argentino Gianfranco.

El meta local, no obstante, acumuló bastante trabajo y cuajó una buena actuación pese a tener alguna complicación en los centros desde la derecha de un inspiradísimo Álvaro González. A ráfagas, los celestes se aproximaron nivelando con sensación de peligro y varios disparos, ninguno entre los tres palos, el dominio de los visitantes, que lucieron una gran movilidad arriba. Los constantes apoyos entre Cristo y Aketxe y la velocidad de Álvaro González, quien falló en un mano a mano con Gianfranco, hicieron sufrir a los de Alberto González, lo que se dejó notar en un desgaste físico evidente al término de los primeros 45 minutos. Emilio Cubo salvó bajo palos un gol cantado de Cristo antes del asueto.

Las dos más claras fueron las oportunidades citadas de Álvaro González y Cristo. Pero también lo intentó Sergio Jiménez, con un zurdazo que fue a las manos de Gianfranco. Después, un buen movimiento y posterior remate de Aketxe fue devuelto con una arrancada de genio de Carralero, que tampoco tuvo puntería. La mejor ocasión fue para el Cartagena, en el mano a mano de Álvaro González que ganó Gianfranco. Como había que responder, lo hizo Velasco con una internada por la derecha hasta el área chica, saldada con un córner que Javi Hernández quiso convertir en gol olímpico. Lo evitó de manera apurada Pau Torres, sacando los puños. Lo volvería a intentar en la segunda parte, en la que el joven lateral cedido por el Real Madrid fue determinante para su equipo.

Llega la locura

Antes del descanso también cabe contabilizar un paradón al palo derecho y abajo de Gianfranco a tiro de Cristo Martín, así como un cabezazo de Aketxe desde el segundo palo. Poco a poco, y pese a que quedaban muchos minutos, el ritmo decayó ostensiblemente, pero la segunda mitad comenzó trepidante y con el Cartagena abriendo la lata muy pronto. Y es que el segundo tiempo fue de locura, con un 0-2 tempranero y un 3-3 final, muy final, llegado en el quinto y último minuto del tiempo añadido. Lo mejor del equipo local fue su capacidad de reacción y su pegada. En el cuadro visitante, además de su calidad, destacó el alma que le pusieron los de Monteagudo al partido en los instantes finales para, al menos, rescatar un punto.

Arregi, que primero se adelantó in extremis con la punta de la bota para robarle la cartera a Aketxe, al siguiente minuto, el 49, llegó tarde al corte y el valenciano Carbonell Hernández pitó el penalti. Transformó la pena máxima Chavero. El Cartagena se creció y el CD El Ejido lo encajó mal. Así, un centro más de Álvaro González fue rematado a las mallas de espuela por Hugo Rodríguez.

Con 0-2 los celestes parecían muertos, pero emergió la figura del joven Javi Hernández para inyectar la dosis adecuada de reacción. Primero engatilló con una rosca a la escuadra para levantar los ánimos, minuto 66 y tras diez de sufrimiento. Y después sacó de nuevo el guante para centrar medido a la cabeza de Arregi, que firmó el empate con la testa desde el punto de penalti. Increíble.

Dos goles más

Con la fuerza mental que se traslada a las piernas en el momento más apropiado, el CD El Ejido supo noquear al Cartagena a través del que fue su '9' desde el cambio de Hakim, el '7' eterno, Javilillo. El de Santa María del Águila recibió un despeje en el pico del área, no se lo pensó y chutó con arco a la cepa del palo, entrando el cuero en la meta de Pau Torres. El delirio llegó a la grada, que debía estar satisfecha incluso en la derrota por el trabajo honesto de su equipo, pero que se marchó a casa con un empate tras saborear la victoria porque el debutante Moussa Camara remachó en la raya un centro de Hugo Rodríguez, quien sacó petróleo de un barullo y asistió para que el guineano hiciera un tanto balsámico.

Fotos

Vídeos