Hugo Rodríguez: «En el fútbol hay mucho mamoneo»

Hugo Rodríguez se marcha de un rival y centra en el último partido que jugó, ante el filial de Las Palmas. / LOF
Hugo Rodríguez se marcha de un rival y centra en el último partido que jugó, ante el filial de Las Palmas. / LOF

«Cuando vas cumpliendo años te das cuenta de que para subir categorías no solo importa el nivel que tenga el jugador», confiesa el gaditano

FRANCISCO J. MOYACARTAGENA

Está viviendo uno de los mejores momentos de su carrera deportiva. Cuatro goles, catorce asistencias, titular fijo para Alberto Monteagudo y convertido ya en el fichaje más rentable de todos los que hizo el Efesé el pasado verano. A sus 28 años, el gaditano Hugo Rodríguez disfruta del fútbol en Cartagena como pocas veces lo había hecho anteriormente. Se perdió el partido del domingo ante el Jumilla. «Forcé la tarjeta en Las Palmas para llegar limpio a los partidos contra Extremadura y Murcia», reconoce. Esta semana regresa al 'once'.

- ¿Es consciente de que en los dos próximos partidos se juegan buena parte del trabajo de todo el año?

- Lo sabemos. Estamos haciendo una gran temporada y solo nos ha faltado un poco más de acierto en momentos puntuales para llegar a estos últimos partidos con margen de error. Ahora jugamos contra dos equipazos como son el Extremadura y el Murcia, pero ya te digo que los dos se cambiarían con los ojos cerrados por estar en nuestra situación. Tenemos que ser inteligentes y hacer los partidos que a nosotros nos interese. Hay ganas ya de jugar.

LAS FRASES «Son dos equipazos, pero ya te digo que con los ojos cerrados se cambiarían por estar en nuestra situación» «Tendría que llevar siete u ocho goles. He dado cinco veces al palo y me ha faltado algo de suerte» «Si subiéramos, yo apostaría por mantener la base. Es lo que hicieron Leganés, Eibar y Girona»

- ¿Qué le parece el Extremadura?

- Lo he visto mucho. Allí tengo a cuatro ex compañeros, Álex Díez, Pardo, Kike Márquez y Airam Cabrera, y sé qué equipo nos vamos a encontrar. Viven de sus individualidades. Están bien armados atrás, meten dos pivotes de mucho trabajo, aunque contra nosotros allí nos metieron a tres. Allí pudimos ganar. Tienen defectos atrás, pero luego en ataque son peligrosos por la inspiración y el talento de sus hombres de arriba. Airam, Willy, Enric Gallego y Kike Márquez son de los mejor que hay en toda la categoría.

- ¿No han cambiado de estilo ahora con Martín Vázquez?

- No. La verdad es que con los cuatro entrenadores que han tenido han seguido jugando igual. Solo ha cambiado la actitud y que se han aplicado un poco más en defensa cuando cambiaron de entrenador.

- Sinceramente, ¿piensa usted ya en el derbi?

- No. Estos tres puntos del domingo son vitales, para nosotros en la pelea con el Marbella y porque podemos eliminar de la lucha por el primer puesto a un rival directo. El derbi será precioso, ya que sé la rivalidad histórica que hay con el Murcia y desde el primer día que vine a Cartagena me hablan de ello. Será un partido de 'playoff', como el de este domingo en casa.

- Hay seis compañeros suyos que no jugarán contra el Murcia si ven una amarilla ante el Extremadura. ¿Le preocupa eso?

- Rubén Cruz y Aketxe son delanteros y no deben tener problemas para evitar la tarjeta. El caso de Chavero y Moisés es diferente, por la zona en el campo en la que juegan. Los conozco bien, van a ir a muerte en cada acción y no van a estar pensando en el partido contra el Murcia.

- ¿Está viviendo el mejor año de toda su carrera en Cartagena?

- De los mejores sí. También tuve unos meses muy buenos en La Hoya, donde hice nueve goles en la primera vuelta y hubo interés de equipos de Segunda. Pero vino el Cádiz y esa oferta era irrechazable. Yo nací en Jerez, pero siempre he vivido en Cádiz y me considero de Cádiz. Allí estuve a un paso de ascender. Nos eliminó el Bilbao Athletic y tuve que seguir en Segunda B.

- ¿Está contento con sus números?

- Con las asistencias de gol, desde luego. Pero creo que tendría que llevar siete u ocho goles. He dado cinco veces al palo y me ha faltado algo de fortuna en el remate final.

- Viéndole jugar aquí se hace raro el hecho de que nunca haya tenido una oportunidad en Segunda A, más allá de los 23 partidos que jugó en el Sevilla Atlético en la 08-09.

- Cuando vas cumpliendo años te das cuenta de que para subir categorías no solo importa el nivel deportivo que tenga el jugador. En el fútbol hay mucho mamoneo y cosas que tú no puedes controlar. Si tienes 19 años y te sales, como le pasó a Owusu en el Toledo, te llueven las ofertas. Pero si saltas de los 24 o 25 años y sigues en Segunda B, los clubes no suelen fijarse en ti.

- Parece que el único camino es ascender y quedarse en el equipo.

- Estoy totalmente de acuerdo. Ojalá sea mi caso en el Cartagena, aunque subir no te garantiza nada. Conozco a un montón de compañeros que han subido de Segunda B a Segunda A y luego su equipo no ha contado con ellos. De los 23 jugadores de nuestra actual plantilla hay 15 que pueden competir perfectamente en Segunda A. Y si subiéramos, yo creo que es mejor idea quedarte con 11 o 12 de esta plantilla que hacer una revolución total. Más hambre e ilusión que un futbolista que viene de chuparse toda la ruina de la Segunda B no va a tener un jugador que está acomodado en Segunda y que lleva muchos años ganando un dineral. Eibar, Leganés, Girona y Alavés optaron por mantener la base y apostar por bloques y proyectos y les ha ido de maravilla.

- Por ahí van los tiros ahora en el Cartagena, ¿no?

- Sí. La verdad es que el trabajo que están haciendo Manolo [Sánchez Breis] y Paco [Belmonte] es digno de admirar. Han convertido al Cartagena en un club de Segunda A que juega circunstancialmente en Segunda B. Es como si este club hubiera estado diez años en el fútbol profesional y hubiera bajado en junio del año pasado. Desde que vine en verano solo he visto pasos hacia adelante. Han mejorado el césped, el campo, las oficinas, los vestuarios, los patrocinios... Esto es muy ventajoso para nosotros, aunque luego el fútbol es como es y nos podemos quedar sin ascender. Pero todos los clubes de Segunda B que quieran subir deberían seguir el modelo de este Cartagena.

- Es usted el que maneja el cotarro en el vestuario, me cuentan.

- Pongo la música, mucho flamenquito. A Aketxe y Óscar Ramírez no les gusta nada y se me quejan mucho. Y Josua [Mejías] se mete de vez en cuando a poner la música esa rara que él oye. Mi carácter es alegre y divertido. Me gusta meter buen rollo y felicidad en el vestuario, aunque tenga mis momentos de 'vinagreta'. Pero en dos minutos se me pasa el enfado. Estoy contento, porque hemos conseguido tener un grupo muy unido este año.

- En el bus, ¿cartas o play?

- Cartas. Pocha siempre. He echado de menos a Pau Torres estos meses.

- ¿Estudia?

- Saqué Selectividad. Empecé Magisterio de Educación Física y lo dejé cuando me fui de Sevilla y empecé a ir de una ciudad a otra. Pero tengo claro que voy a terminar la carrera. Mi padre es ferroviario en Cádiz y no descarto tampoco seguir sus pasos cuando deje el fútbol.

- ¿Se ve de entrenador?

- Sí que me gustaría probar, pero me tira para atrás el tener que volver a estar un montón de años de un sitio para otro, sin residencia fija.

- ¿Su ídolo?

- Romario. Yo soy morenito y jugaba arriba. Marcaba muchos goles. No obstante, el número uno de la historia es Messi. Y siendo de Cádiz no me olvido de Mágico González.

- ¿Qué hace en su tiempo libre?

- Veo mucho cine y muchas series con mi pareja. Prefiero historias basadas en hechos reales. También vemos muchos documentales de naturaleza. Ella es profesora de inglés.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos