Hugo Rodríguez dice que el bajón de los últimos partidos «es algo puntual»

Hugo Rodríguez pide perdón tras marcar el gol al Mérida el pasado domingo. / LOF

«Estoy seguro de que ante el Córdoba B se va a volver a ver al Cartagena de las primeras jornadas y vamos a crear muchas ocasiones», indica el extremo jerezano

Francisco J. Moya
FRANCISCO J. MOYACartagena

Hugo Rodríguez, extremo jerezano de 27 años, está siendo una de las grandes sensaciones del Cartagena en este inicio de temporada. Llegó procedente del Mérida con la vitola de jugador de gran talento pero también muy irregular. Afortunadamente, aquí casi todo lo que se le ha visto hasta el momento es su lado bueno y está superando las mejores expectativas. Titular habitual en la Liga, ya lleva cuatro asistencias de gol y dos dianas, una en El Ejido y la otra el pasado domingo en Mérida, su primer gol de falta directa. Está exhibiendo un nivel estupendo en un inicio de temporada en el que se divierte por la derecha y por la izquierda y mezcla de maravilla con Cristo, Aketxe y Álvaro González.

«Estoy seguro de que esta semana ante el Córdoba B se va a volver a ver al Cartagena de estas primeras jornadas y vamos a crear muchas ocasiones y mejorar el tema defensivo también. Hemos pasado la Copa del Rey, con mucho sufrimiento, y ese desgaste se nota. Confío plenamente en el potencial ofensivo de este equipo y creo que esto es un momento puntual», comentó ayer el futbolista formado en la cantera del Sevilla. «Lo importante es recuperar ya las buenas sensaciones», dijo ayer el atacante albinegro en la sala de prensa del Cartagonova.

Hugo Rodríguez estuvo ocho años en la cantera del Sevilla. En su filial compitió durante tres temporadas, entre 2009 y 2012, siempre en Segunda. Luego pasó por el filial del Osasuna y el Real Unión de Irún. Con 25 años vino a la Región para fichar por La Hoya Lorca. Y allí, de la mano de José Miguel Campos, explotó como futbolista. Hizo 9 goles en 21 partidos y en enero de 2015 se lo llevó el Cádiz, el club de sus amores. Con Claudio Barragán no tuvo la continuidad que él hubiera querido y se mantuvo en el Cádiz un año justo (hasta enero de 2016). Su bagaje final como amarillo fue de 26 partidos (17 de titular) y 4 goles.

«Chavero es el primer tirador de penaltis y en las faltas vamos cambiando según la distancia»

«Quiero al Madrid. Con el Cádiz me quedé sin ir al Bernabéu por la alineación indebida de Cherysev»

«No lo celebré por un tema de educación y porque me trataron muy bien el año pasado. Pero yo quería ganar 0-3 allí»

Se vio obligado a marcharse al Pontevedra, donde acumuló otros 13 partidos (todos de titular) y marcó un gol. Pero no estuvo a su nivel y el verano pasado le tocó volver a empezar. Campos, que sacó lo mejor de él en Lorca, se lo llevó al Mérida y al final ha vuelto a ser ese extremo con desborde y desequilibrante de la etapa en el Artés Carrasco. En este arranque en el Cartagena está siendo una pieza muy destacada en los esquemas de Alberto Monteagudo.

«Ya estamos centrados en el partido contra el Córdoba B. Los que llevamos tiempo jugando en esta categoría sabemos los pros y los contras de jugar contra estos equipos filiales. Debemos hacer que no se sientan cómodos, hacer nuestro fútbol, que lo vean como una cosa imposible y desde el primer momento ir a por el partido y a por la victoria, no cabe otra. El Cartagonova tiene que ser un fortín y cada vez que venga un equipo tenemos que sumar de tres en tres. No podemos dejar escapar más puntos», apuntó Hugo Rodríguez.

Hay que recordar que el filial cordobesista no pudo consolidar la victoria lograda en su última salida ante Las Palmas Atlético y obtuvo solo un empate ante el Jumilla en el partido del pasado domingo. Y hay que decir solo un punto, porque tras una primera parte bastante igualada en la que ambos equipos tuvieron sus oportunidades para inaugurar el electrónico y un inicio de segunda en el que el Jumilla se adelantó, el cuadro blanquiverde dio la vuelta al marcador y saboreó el triunfo, pero no lo ató y en el tramo final la escuadra jumillana puso las tablas definitivas en el marcador. En el Córdoba, que suma 6 puntos, tienen la sensación de haber perdido una gran ocasión de encadenar dos triunfos seguidos y llegar a Cartagena en una posición mucho más cómoda en la tabla.

Atento al sorteo

Antes del duelo contra el Córdoba, todas las miradas van a estar puestas en el día de hoy en el sorteo de la cuarta ronda de la Copa del Rey. «Llegar hasta aquí es un premio, hemos tenido que sufrir mucho en las tres eliminatorias, con dos prórrogas incluidas, y vamos a ver si nos toca un grande, aunque una vez que has llegado hasta aquí cualquier equipo es grande. Yo con el Cádiz me quedé sin jugar la vuelta en el Bernabéu por la alineación indebida de Cherysev en Carranza, así que imagínate la suerte que he tenido. Yo quiero al Madrid. Y si no es posible, al Barça. Es también lo mejor para el club a nivel económico», declaró Hugo Rodríguez.

Interrogado sobre el motivo por el que pidió perdón a la grada del Romano tras marcar su gol del pasado domingo, respondió que «mis padres me han inculcado desde pequeño que tengo que ser siempre agradecido con la gente que me ha tratado bien. Y eso hice. Eso no quiere decir que no me alegre por el gol y yo quería ganar allí 0-3, pero una cosa no quita la otra. En Mérida se portaron muy bien conmigo durante el año pasado».

Sorprende que Hugo Rodríguez, un especialista en penaltis y faltas, no sea el primer lanzador del Efesé. Y ayer explicó los motivos. «Chavero fue el primero en coger el balón en El Ejido y tiró el penalti muy bien. Por eso, él es el primer lanzador de penaltis y yo, si él no está en el campo y nos pitan uno a favor, lo chutaré. En cuanto a las faltas, tenemos muy buenos lanzadores: Poley, Aketxe, Cristo... Según la distancia vamos hablando nosotros en el campo y vamos decidiendo quién la va a chutar».

Cordero, dos semanas

En otro orden de asuntos, el centrocampista sevillano Miguel Ángel Cordero, de 30 años, sufre una micro-rotura en el recto anterior del muslo derecho y será baja durante dos semanas. Así, se pederá el partido de este domingo ante el Córdoba B y la salida a Marbella, club en el que se están viviendo días negros debido a la detención de su presidente, Alexander Grinberg. Al empresario ruso se le imputan delitos de blanqueo y pertenencia a banda criminal, ya que se sospecha que era uno de los encargados de lavar dinero en España perteneciente de las actividades ilegales de la mafia rusa. De momento se han confirmado once detenciones y el vicepresidente del Marbella, Germán Pastuschenko, también está entre los arrestados.

Más

Fotos

Vídeos