Se buscan héroes para el ascenso

Celebración del gol de Juan Pablo que propició el ascenso del Cartagena en 2009./J.M. Rodríguez / AGM
Celebración del gol de Juan Pablo que propició el ascenso del Cartagena en 2009. / J.M. Rodríguez / AGM

El Efesé pelea contra el Rayo Majadahonda para ser hoy mismo equipo de Segunda División

MAITE FERNÁNDEZ

Se busca nuevo héroe albinegro. No tiene que haber sido el mejor de la temporada, ni tan siquiera haber hecho un gol a lo largo de un curso que puede terminar oficialmente esta mañana. No se trata del más regular, ni del futbolista más valioso a lo largo de una temporada en la que se han vivido tantas emociones que ya el alma es más importante que el cuerpo. Gasolina queda la justa para la última hazaña, para tocar el cielo del fútbol con los dedos de las manos.

Puede volar y marcar de cabeza, tejer una red por la que no se cuele ningún balón, ser el más fuerte en defensa o tener el poder de hacer que la historia del futbol de la ciudad cambie de nuevo, como ocurriera el 24 de mayo en Alcoy.

El héroe que se busca aprovechará su momento a lo largo de los mínimo noventa minutos que separan al Cartagena y al Rayo Majadahonda de la gloria.

Monteagudo reforzará al equipo para evitar riesgos y buscará un gol rápido en el Cerro El equipo madrileño querrá el control del partido y marcar, porque el 1-0 le vale

Ni si quiera en el caso del Efesé debe ser un solo héroe porque les vale un empate a cero, que eso sí, visto el potencial del rival podría ser jugar con fuego en un choque que tendrá todavía más tensión que en la ida y que contará con los nervios propios de ser una final de las que en Segunda B se juegan pocas.

Se están jugando olvidar los campos en condiciones dudosas y dejar la cara b del fútbol para retomar el protagonismo del fútbol profesional y estar cada semana en boca de muchos. Partidos televisados que dejan ingresos en el club y generan más patrocinadores, que harán crecer a la afición y engancharán a esos niños que ahora no son conscientes, pero que hoy estarán en Majadahonda. Se harán mayores animando al Cartagena, como lo hicieron los niños del Alcoy.

Uno, varios o todos los jugadores del Efesé tendrán en su mano hacer de mago en un partido con una red, que nadie quiere ver. También los jugadores del contrincante tienen ese poder, porque el 2-1 del Cartagonova ha dejado la eliminatoria ajustada, abierta y emocionante.

Si también hoy, como en estas últimas semanas, se parece al encuentro del Collao el sufrimiento está asegurado y es que el premio es enorme. Nadie quiere quedarse sin él.

Ánonimos héroes

La emoción ha hecho que los aficionados albinegros hagan verdaderas peripecias para conseguir entradas. Al final harán más ruido del esperado, porque estarán en dos zonas del campo. Algunos viajan sin entrada. Habrá más de mil. Son los héroes anónimos que quieren llevar al equipo en volandas. No quieren que les falte en aliento en los momentos complejos. Quieren volver afónicos y ya sin lágrimas y para eso deben dar todo lo que tienen de sí.

Una vez llegado el momento, hay que hacer bueno aquello de que las finales no se juegan, se ganan. Es lo que pensarán Monteagudo e Iriondo. El técnico del Efesé tiene a todos disponibles para la cita y reforzará al equipo en defensa o en el centro del campo, porque quiere atar el ascenso. Le vale cualquier empate, por supuesto cualquier victoria y una derrota por la mínima que no sea el 1-0. El 2-1 llevaría a la prórroga y habría más tiempo de sufrimiento para lograr el premio. Uno lo logrará. El otro seguirá teniendo opciones después del mazazo.

El Rayo Majadahonda ha pasado una semana de locos en lo organizativo, pero en lo deportivo saben que el 1-0 les lleva a Segunda y van a intentar llevar el control del partido y que hombres desequilibrantes como de Frutos o Jeisson intenten marcar. Podría repetir el once. Dos ilusiones y solo un camino rápido. El Cerro del Espino estará lleno hasta la bandera, completo de ilusiones y un sueño para dos soñadores. Uno lo conseguirá hoy.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos