Festival albinegro en El Collao

Sergio Jiménez celebra el primer gol del Cartagena. / Antonio Gil / AGM

El Efesé despierta en una estupenda segunda mitad en la que arrolla al Alcoyano y pasa a la segunda ronda

Francisco J. Moya
FRANCISCO J. MOYACartagena

En la misma portería en la que Juan Pablo marcó el gol del ascenso hace ocho años. En ese mismo lugar sagrado para la 'efesemanía' llegaron anoche los goles de Sergio Jiménez y Jesús Álvaro. Allí, en el paraíso del Gol A de El Collao revivió anoche el Cartagena, que volvió a vivir la noche soñada en el campo soñado. De Alcoy al cielo. Larga vida a El Collao, el campo talismán de un equipo (añadan lo de un club, una afición y una ciudad) poco acostumbrado a las fiestas. Anoche se concedió una tregua. Y se dio un festival, de nuevo a costa del conjunto de la moral. La necesitará el Alcoyano para levantarse de este golpe, ya que en esta ocasión los favoritos eran los alicantinos y no se esperaban que el Efesé volviera a salir vivo de su estadio, anoche menos infierno que hace ocho años. Acabaron segundos los de Seligrat. Y el Cartagena, cuarto. Hace dos semanas, al acabar la Liga regular, el Efesé era un muerto viviente. Esto es el fútbol, que -al igual que la vida- puede convertirse en algo maravilloso. Puede.

0

0

El equipo de Monteagudo trituró al Alcoyano en una fenomenal segunda mitad y pasa a la segunda ronda de la promoción de ascenso, en la que se encontrará con el Barça B, líder intratable en la Liga regular en el mismo grupo del Alcoyano y que ha perdido los dos partidos de la eliminatoria de campeones ante la Cultural Leonesa. La ida se jugará el domingo en el Cartagonova y la vuelta, dentro de quince días, en el Mini Estadi. ¿No se pueden jugar los dos partidos en El Collao? Imposible, dicen. Resucitó el equipo de Monteagudo cuando todo se jugaba a cara o cruz y marcó dos goles que pudieron ser cuatro en una fantástica segunda parte. Desatado, volvimos a ver a ese equipo alegre, combinativo y eficaz de las 28 primeras jornadas. Desde que el árbitro pitó el inicio del segundo acto, se vislumbró que el Cartagena había resucitado. Y tras el gol de Sergio Jiménez, lleno de moral en la tierra de la moral, el Efesé fue creciendo hasta zamparse a su rival.

Manuel Sánchez Breis, director general del Cartagena, acabó llorando de emoción al finalizar el partido cuando atendía a los medios de comunicación
Por su parte, Paco Belmonte, el dueño del club, caminó solo por el terreno de juego hasta llegar a donde estaban los aficionados albinegros y se fundió en abrazos con muchos de ellos.
CD Alcoyano
Marc Martínez; Barreda (Álvaro García, minuto 72), Fran Miranda, Pau Bosch, Navarro; Jony, Ángel; José García (Jorge, minuto 46), Gato, López Silva; y David Torres (Mariano, minuto 60).
FC Cartagena
Limones; Óscar Ramírez, Gonzalo, Moisés, Zabaco, Jesús Álvaro; Sergio Jiménez (Ceballos, minuto 68), Rivero (Juan Antonio Ros, minuto 89), Llorente; Germán (Artiles, minuto 76) y Arturo.
Goles
0-1, Sergio Jiménez (minuto 58). 0-2, Jesús Álvaro (minuto 71).
El árbitro
Calderiña Pavón (catalán). Amarillas a los locales Jony, Fran Miranda, Navarro y Mariano; y a los visitantes Limones, Llorente, Gonzalo y Moisés.
El estadio
El Collao. 4.500 espectadores, Casi 600 de ellos llegados desde Cartagena.

Anotaron Sergio Jiménez y Jesús Álvaro en momentos determinantes de un segundo periodo en el que los cartageneros estuvieron sobresalientes. Atrás, Gonzalo Verdú, Moisés y Zabaco estuvieron imperiales. Sergio Jiménez, hasta que se lesionó, fue el jugador de otras temporadas. Y los de arriba, desnortados hasta el descanso, comenzaron a buscarse y encontrarse. Hasta el punto de que Arturo rozó el gol que se le resiste desde hace cuatro meses y, lo que es más importante, Germán y Llorente fabricaron el segundo tanto, el de la sentencia.

Jesús Álvaro sentenció la eliminatoria después de que Limones ganara un mano a mano a Jorge

La primera mitad fue del Alcoyano, que tuvo las ideas más claras y llegó bastante a la portería defendida por Limones, sobre todo con las constantes incursiones de López Silva, demasiado suelto en una porción del campo que no cerraban bien entre Óscar Ramírez y Gonzalo Verdú. Atacó mucho el Alcoyano, pero la única vez que generó peligro real fue con un disparo de David Torres que se marchó cerca del palo. Antes, a Gato le habían anulado un gol por controlar la pelota claramente con la mano. En el Cartagena no había noticias de sus delanteros y el meta local, Marc Martínez, solo tuvo que intervenir para atajar un disparo lejano de Óscar Ramírez, en una falta lateral. Al descanso, el 0-0 era una gran noticia para el cuadro albinegro, de verde esperanza en otra noche especial en Alcoy.

El decorado cambió por completo en el segundo tiempo. Empezó mucho mejor el Cartagena, que avisó con un par de escaramuzas de Arturo. En las dos jugadas iniciales del segundo acto hizo más el equipo visitante que en todo el primer tiempo. Y en el 58, en el primer córner que sacaron los visitantes, Rivero colocó la pelota en el segundo palo, donde emergió el canterano Sergio Jiménez para rematar con todo y hacer el 0-1. La grada lateral donde estaban los más de 500 aficionados cartageneros se volvía loca. El de Los Belones, tras una temporada llena de problemas, saltaba más que nadie para hacer lo mismo que siete días antes en el Cartagonova. Con la diferencia de que, en esta ocasión, el balón no dio contra la madera. Anoche, en la portería del gol de Juan Pablo, la pelota entró.

Enseguida reaccionó el cuadro alicantino, con tres llegadas peligrosas que terminaron sin remate entre los tres palos. Respondió Llorente, con un derechazo que se marchó por poco tras otra buena maniobra de Arturo, que empezó a quedarse con el balón y a ganar los duelos a Pau Bosch y Fran Miranda. Y en la siguiente acción, el local Jorge se plantó solo delante de Limones, tras otra estupenda acción de López Silva. Y el meta visitante le ganó el mano a mano. Eso espoleó al Efesé, que sentenció la eliminatoria muy poco después. Jesús Álvaro, con toda la tranquilidad que le faltó en muchas otras ocasiones cuando se quedó solo delante del portero, batió con un tiro cruzado a Marc Martínez, después de una estupenda jugada entre Germán y Llorente. Era el minuto 71 y la eliminatoria estaba sentenciada. El primer gol del lateral canario desde que está en el Cartagena no pudo llegar en un momento mejor.

El equipo local quiso marcar un gol rápido para volver a creer. Gato disparó alto en inmejorable posición y Mariano no empujó a la red un pase de gol de Jorge. También pudo el Efesé aumentar su renta, ya que Arturo y Zabaco fallaron cuando se quedaron solos delante del portero. Los últimos minutos fueron muy placenteros, una fiesta para el Cartagena y su afición. Similar a la de hace ocho años, aunque en esta ocasión el ascenso aún queda a cuatro partidos. Que pase el Barça B. La historia ha cambiado.

Fotos

Vídeos