El exedil Segado se desentiende de la reforma del Cartagonova

Ricardo Segado. /LV
Ricardo Segado. / LV

Podemos cuestiona la instalación del césped y el arreglo de los vestuarios y el concejal de MC alega que el técnico no le dio «ninguna información»

Francisco J. Moya
FRANCISCO J. MOYACartagena

Sigue coleando la reciente reforma del estadio Cartagonova, que ha costado 210.000 euros y ha sido financiada a tres bandas por el Ayuntamiento de Cartagena, la Consejería de Educación, Juventud y Deportes y la Federación de Fútbol de la Región Murcia (FFRM). En el Pleno Municipal del pasado lunes, el concejal de Cartagena Sí Se Puede (Podemos), Francisco Martínez, volvió a cuestionar el procedimiento utilizado para pagar la instalación del nuevo césped y arreglar los vestuarios del recinto de Benipila.

Martínez, que ya criticó la forma de pago del nuevo césped en un Pleno anterior, asumió que era necesario acometer unas reformas que nunca se habían hecho en un estadio que acaba de cumplir 30 años, pero denunció la forma de contratar las obras y, en esta ocasión, se centró en los trabajos llevados a cabo en los vestuarios y la zona mixta, cuyo coste final fue de 60.000 euros.

«¿Por qué si el convenio de colaboración entre la Concejalía de Deportes y el FC Cartagena establece que la autorización de las obras corresponde a la Concejalía de Deportes, la portavoz del grupo socialista afirmó, en el Pleno de 30 de noviembre, que el Alcalde en funciones remitió al responsable municipal de las instalaciones del estadio la petición del FC Cartagena y éste autorizó las obras el 2 de octubre, ninguneando así al titular de la Concejalía y responsable del área en esa fecha?», preguntó el edil de de Cartagena Sí Se Puede (Podemos).

«Las obras se iniciaron el 2 de octubre, como todo el mundo sabe, y se llevaron a cabo por un procedimiento de urgencia para que estuviera el estadio listo para el partido de la selección española», contestó la actual edil de Deportes, Obdulia Gómez, del PSOE. Sobre el arreglo de los vestuarios, añadió que «a finales de noviembre se produjo un desprendimiento de azulejos en un vestuario, lo que obligó, autorizado por el responsable municipal de la instalación [Jesús Cruz], a sacar una partida extra de 7.200 euros para el arreglo de esos desperfectos», añadió Gómez.

La concejal socialista aseguró que todos los trabajos que se llevaron a cabo en noviembre y octubre en el Cartagonova fueron «conocidos, aprobados y firmados» por el anterior concejal de Deportes, Ricardo Segado, de MC.

Al escuchar a Gómez, Segado pidió la palabra y alegó que «no es cierto que se me tuviera informado del procedimiento del cambio de vestuarios y el resposanble de la instalación [Jesús Cruz] no me dio ninguna información... Todo esto ha sido un acto de deslealtad, cosa que lamento profundamente... Se ha mencionado una autorización de gasto y tengo que decir que esa factura no la llegué a ver y yo no sé si la hubiera firmado, porque no estaba ni siquiera revisada por los técnicos. Autoricé una cosa y después se hizo otra», dijo Segado, quien no obstante inspeccionó las obras del Cartagonova casi a diario, siempre acompañado del citado Jesús Cruz. El propio Segado compartió fotos de esas visitas en las redes sociales.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos