El Efesé visita al Marbella en plena tormenta

Un operario limpia la fachada del estadio, ayer a mediodía. / J. M. Rodríguez / AGM

La entrada en prisión del ruso Alexander Grinberg, dueño del club, mantiene al próximo rival del Cartagena en un estado de «conmoción del que es difícil salir». El presidente guardaba 68.000 euros en su chalé «para gastos» y cinco coches de lujo, entre ellos un Bentley y un Porsche

FRANCISCO J. MOYA , P. MUÑOZ y C. MORCILLOCartagena

El Marbella es uno de los clásicos de Segunda B y la visita anual al Municipal marbellí es una de las habituales para un FC Cartagena condenado temporada tras temporada a las catacumbas del fútbol patrio. Marbella, con Melilla, La Línea de la Concepción, San Fernando o Mérida, es uno de los destinos más frecuentados por el Efesé desde que el grupo IV de Segunda B es el hábitat natural del conjunto blanquinegro. Este domingo toca volver a Marbella, donde el Cartagena perdió la pasada temporada y empató hace dos. Pero las cosas van a ser diferentes, ya que en esta ocasión el fútbol ha quedado en un segundo plano en el caso del equipo anfitrión. El Marbella FC vive días de conmoción tras la detención y posterior ingreso en prisión de su presidente, Alexander Grinberg. Y el de este domingo va a ser el primer encuentro con Grinberg en la cárcel.

El presidente y dueño del Marbella es un prohombre que llevaba cuatro años ampliando inversiones en la ciudad de Marbella y en algunas localides cercanas a golpe de talón con un dinero que está bajo la lupa de Anticorrupción por proceder de la mafia rusa. Y no de una, sino de dos de los grupos criminales más poderosos del planeta: Solntsevskaya e Izmailovskaya.

El bonachón y educado Grinberg, de 48 años, como ha aparecido reiteradamente en su imagen pública española, y sus amigos y colaboradores más íntimos están acusados de haber blanqueado más de 30 millones de euros a través del Marbella FC, de una embotelladora de Mijas que estaba en la ruina y del club de golf Dama de Noche, entre otros negocios. Fuentes cercanas al club marbellí confiesan que desde que estalló el caso «se vive en un estado de conmoción del que es difícil salir». De hecho, el vicepresidente del club, Germán Pastuschenko, también está entre rejas desde el pasado jueves. El club está absolutamente descabezado.

«Estaban arañando la cuenta económica de la ciudad y había que pararlos ya», dicen los investigadores

Grinberg, el enamorado marbellí, el que contaba cada euro que se invertía en el club alegando que el dinero no le caía del cielo mientras pagaba carísimas mariscadas, guardaba en el garaje de su chalé de la urbanización Los Monteros cinco cochazos: un Mercedes S350, un BMW Z4, un Bentley, un Range Rover y un Porsche Panamera; atracaba su yate para las relajantes jornadas de pesca y las juergas de caviar y vodka en Puerto Banús y, atención, disponía de aviones privados. Ninguno suyo, que se sepa, se los cedían magnates rusos amigos suyos, vinculados al mundo del fútbol. Otra liga, sin duda. Nada de Segunda B, en este caso.

En su casa guardaba 68.000 euros para los gastos del día a día. «Estaban arañando la cuenta económica de la ciudad. Era imprescindible pararlos ya», destacan los investigadores que llevan el último año y medio cercando a este grupo de rusos comandados por uno de los grandes señores del crimen internacional: Arnold Arnoldovich Spivakovsky o Arnold Tamm, en la cúpula directiva de Solntsevskaya en Rusia. No vivía aquí, ni nos suena de nada pero Anticorrupción y la Guardia Civil aseguran que es el ruso «más importante» detenido en España. No en vano, en la semana escasa que llevaba en Marbella el grupo entero -bajo la batuta de Grinberg- se había dedicado a agasajarlo en restaurantes, fiestas, noches de casino y cumpleaños, convenientemente escoltados y mimados.

Penetración sociopolítica

Grinberg, con sus cinco coches para su esposa, él y su hijo pequeño (el mayor vive en Moscú), ha proclamado con insistencia su devoción por Marbella y por su equipo de fútbol, al que prometió subir a Primera División en tres o cuatro años. A diferencia de otros compatriotas no se ha prodigado en alardes excéntricos, pero su día a día era el de un multimillonario. El dinero que manejaban él y Oleg Kuztnesov, la otra mitad del binomio inversor, procede sobre todo de Rusia y Letonia, según los primeros análisis del Servicio de Información de la Guardia Civil. Los investigadores los han visto comiendo en lujosos restaurantes como Villa Tiberio o el Glotón, tomando café con vistas al mar en el Marbella club, dejándose las pestañas en el casino y cerrando tratos en exclusivos reservados de discotecas.

«Tienen negocios de hostelería y empresas sin actividad que utilizaban, además de las tres grandes inversiones, como carta de presentación para acceder a políticos y empresarios», explican las fuentes consultadas. El objetivo no era tocar el corazón sino el bolsillo y, sobre todo, obtener concesiones y permisos. A las órdenes de Grinberg y Kuztnesov trabajaba una legión de rusos o personas procedentes del Este, desde el servicio de casa hasta chóferes-recaderos, disponibles las veinticuatro horas, o patrones para pilotar los yates (alguno de más de veinte metros).

«Como suelen beber mucho, prefieren que del barco se haga cargo un tercero». Cuando la Guardia Civil irrumpió el martes en las mansiones, los objetivos dormían. En este escenario, y con jugadores, técnicos y aficionados haciéndose preguntas sobre su futuro inmediato con el dueño del club en prisión, recibirá este domingo el Marbella al Efesé. El partido se juega a las 12.00 y será retransimitido en directo por '7 Región de Murcia'.

Limpian la fachada principal y los focos de tribuna

Operarios municipales trabajan desde ayer en la limpieza de toda la fachada principal del Cartagonova. Con una máquina de chorreo fueron quitando la suciedad incrustada en la pared y acumulada con el paso de los años. Además, aprovechando que todo el césped viejo está ya retirado, hoy entrará una máquina con operarios al terreno de juego para limpiar todos los focos de tribuna y mejorar así la iluminación en el estadio. Con estos trabajos se pretende aumentar la visibilidad en el recinto en un 20% en los partidos nocturnos.

Más

Fotos

Vídeos