El Efesé lleva vendidas 6.500 entradas, tres mil menos que en el último derbi

FRANCISCO J. MOYACartagenaJOSÉ OTÓNMurcia

El derbi de este sábado tiene muchos alicientes para que el Cartagonova presente un lleno espectacular, aunque no será así. La afición grana no viajará en masa por su descontento con la ubicación elegida para ellos por la directiva blanquinegra. Tampoco la afición local se ha vuelto loca con un partido que, a falta de confirmación oficial, podría ser televisado.

Los datos no dejan lugar a dudas, ya que de las 300 entradas dispensadas por el Efesé al Real Murcia para sus aficionados, el club grana solo ha vendido 150. Es muy probable que antes del derbi el equipo de Raúl Moro no solicite más a la entidad que preside Paco Belmonte. El club albinegro anunció ayer que acotará la primera fila del fondo norte superior para evitar que se arrojen objetos a la zona baja, donde se ubicará la afición murcianista. Asimismo reforzará la seguridad en esta zona.

Cabe recordar que la pasada temporada, con las directivas de ambos clubes ya enzarzadas y sin viaje organizado por las peñas, cerca de 500 aficionados murcianos se desplazaron por su cuenta al Cartagonova. Un año antes y en la penúltima jornada de Liga, el Murcia de Aira estuvo acompañado en la ciudad portuaria por 1.600 seguidores, quienes fueron ubicados en el fondo norte alto, lugar que demandaban este año.

Para colmo, la venta de entradas en Cartagena también marcha a menor ritmo este año. A dos días para el derbi, solo se han vendido 6.500 entradas, 3.000 menos que el curso pasado a estas alturas de semana. Si no cambia nada, para este derbi la tensión se habrá impuesto a la expectación.

Fotos

Vídeos