El Efesé cumple con Hacienda

Breis y Belmonte, ayer, saliendo de las oficinas del Cartagonova. / Antonio Gil / AGM

Paga de golpe más de un millón de euros al fisco y ya solo tendrá que hacer frente a los 608.000 euros que restan del concurso

Francisco J. Moya
FRANCISCO J. MOYACartagena

Hubo un tiempo en el que cualquier convocatoria de urgencia o que se saliera de lo habitual en el FC Cartagena provocaba que todos los aficionados se echaran rápidamente las manos a la cabeza. La suerte estaba echada. O Paco Gómez había vuelto a guillotinar al entrenador de turno o el director deportivo había sido despedido o algún técnico, como Juan Ignacio Martínez o David Amaral, presentaba su dimisión por sorpresa. O Fran de Paula se marchaba porque barruntaba lo que se le venía encima o Florentino Manzano quería hablar para aclarar, desmentir o anunciar alguna cosa. Eso fue siempre el Cartagena. La casa de los líos. Un club que vivió de un modo vertiginoso, siempre al borde del precipicio. Campeón mundial en terremotos y medallista de oro en hacerse el 'harakiri'.

La estupenda gestión económica, social e institucional llevada a cabo por Paco Belmonte y Manuel Sánchez Breis durante los dos últimos años ha ido cambiando las cosas. Cada vez más rápido. Y a mejor. Así, cuando a primera hora de la mañana de ayer, el club anunciaba para las 12.30 horas una rueda de prensa de última hora con «importantes novedades sobre el futuro del club», nadie se puso en lo peor, como siempre pasaba. Hubo apuestas. Ciudad deportiva, reforma del terreno de juego, pagos a Hacienda... Algo de eso. Todos los pronósticos eran en positivo, alejados ya todos los «históricos fatalismos», como le gustaba decir al abogado valenciano Javier Martínez, la cara visible de aquel cambalache que presentaron como un proyecto que nunca fue tal y al que llamaron Sporto Gol Man 2020.

Inversión en los dos últimos años
2,5 millones de euros.
Pago a Hacienda del pasado lunes 11 de septiembre
1.057.211.
Fórmula utilizada
Una parte se ha abonado en metálico y otra a través de una póliza suscrita con CaixaBank, a devolver en 5 años.
Deuda a junio de 2015
4,9 millones de euros.
Deuda a septiembre de 2017
608.000 euros (la del convenio).
Cantidad pendiente con Hacienda
309.000 euros. Se pagarán en cinco años, entre 2018 y 2023. Habrá que abonar 30.000 euros anuales los tres primeros años y 108.000, los dos últimos.
Cantidad pendiente con Seguridad Social
9.600 euros. Se pagarán en cinco años, entre 2018 y 2023.
Resto de pagos del concurso
289.000 euros. Se pagarán en cinco años, entre 2018 y 2023. Habrá que abonar 29.000 euros anuales los tres primeros años y 101.000, los dos últimos

Y la noticia fue muy positiva. Mucho. Posiblemente, más de lo que cualquier abonado o simpatizante del Efesé podía soñar. Paco Belmonte, dueño del club, abonó el lunes en la delegación de Hacienda en Murcia una cantidad que supera el millón de euros (1.057.211,54) y liquidó de golpe toda la deuda con el fisco. Una parte importante del dinero se pagó en efectivo y otra a través de una póliza concedida por una entidad bancaria y que será devuelta en los próximos cinco años. El objetivo de pagarlo todo de golpe es triple: convertirse en uno de los pocos clubes españoles que no debe nada a Hacienda, acabar con los problemas de embargos, recargos y notificaciones a proveedores y mandar un potentísimo mensaje de seriedad y credibilidad a instituciones, patrocinadores y aficionados. «Es el día más importante en los dos años y pico que llevamos aquí», empezó diciendo Belmonte en una abarrotada sala de prensa. Entre los asistentes estaban la alcaldesa, Ana Belén Castejón, y el edil de Deportes, Ricardo Segado.

«El Cartagena ya no debe un duro a nadie», proclamó Belmonte. Y recordó que hace dos años, cuando él llegó a la entidad albinegra, la deuda global era de 4,9 millones. «El pasado lunes se pagó la totalidad de lo que se debía a Hacienda en efectivo. Se debía 1.057.000 euros y hoy se debe 0. Abonamos la deuda en efectivo y en su totalidad y creo sin duda que es la noticia del año en el fútbol regional y me atrevería a decir que en el fútbol nacional. No existe ningún caso en el que un club de Segunda B haya liquidado su deuda de golpe pagando más de un millón de euros», explicó el propietario del Cartagena.

«Cuando llegamos, eran 4,9 millones de deuda lo que había que afrontar, más los 400.000 euros que se debían a los jugadores de la temporada 2014-15 y dos avales de 200.000 euros que hemos puesto para competir en estas dos temporadas. Todo está pagado y no hay venta de acciones ni hay cambios en el consejo de administración. Seguimos Manolo [Sánchez Breis] y yo, aunque ofertas para vender el club hemos tenido muchas en las últimas semanas. Nosotros queremos seguir adelante y estaremos aquí durante mucho tiempo. Hemos podido vender el club, ganar mucho dinero y pegarnos la vida padre. Pero no contemplamos el Cartagena como un proyecto con fecha de caducidad para nosotros. Lo mejor está por venir», añadió Belmonte.

Sin atajos

El dueño del Efesé recordó que «podíamos pagar a plazos [la deuda con Hacienda], pero hemos optado por pagar todo de golpe. Es lo coherente, lo serio y lo mejor para el día a día del club. Con Hacienda no hay atajos. O pagas te vas por la puerta de atrás y vas en contra de la ley. Y queríamos seguir dando seriedad al proyecto, acabar con la amenaza de embargos y dejarlo todo en orden con la Agencia Tributaria».

De esta manera, el Cartagena no tendrá que pagar nada de la deuda heredada hasta el 1 de julio de 2018. Y lo que hay pendiente ya es muy poco. Son 309.000 euros a Hacienda, 9.600 euros a la Seguridad Social y 289.000 del resto del convenio de acreedores. En total, 608.000 euros, a liquidar en cómodos pagos entre 2018 y 2023.

«El concurso era de 4,9 millones. Logramos una quita del 70%, con una espera de dos años y, por eso, vamos a empezar a pagar el 1 de julio de 2018 lo que dictó el juez. Los tres primeros años se pagará el 10% del concurso y los dos siguientes se abonará el 35%. Es muy poco. De deuda concursal con Hacienda solo hay que pagar ya 309.000 euros, que son el 20% de la deuda anterior a la conversión del club en SAD. Los dos primeros años pagaremos muy poco», recordó Belmonte. Si hay ascenso a Segunda A, la idea es abonar esos 608.000 euros de golpe el próximo verano y así poner punto y final al proceso concursal abierto por Javier Martínez y Javier Marco hace tres años.

Sube el presupuesto

Belmonte destacó que «nosotros teníamos un acuerdo cerrado con Hacienda desde hace un año para ir pagando la deuda a plazos, pero al final optamos por pagarlo todo de golpe y acabar con recargos y suplementos. También es importante decir que nosotros, desde que estamos, hemos ido pagando todos los meses lo que nos correspondía y haciendo frente a todos los intereses de demora». Añadió que, en total, desde que él y Sánchez Breis llegaron al Cartagena, respaldados por Felipe Moreno (dueño del Leganés), han invertido cerca de 2,5 millones de euros. Y, por último, dijo que el presupuesto de este año «va a estar cerca de los 1,3 millones, superando en 300.000 euros al de la pasada temporada». La partida que más sube es la de salarios y fichas de jugadores.

Una catarata de felicitaciones, incluso desde Murcia

El club anunció en sus cuentas en redes sociales el pago de la deuda a Hacienda justo cuando empezó la comparecencia de Paco Belmonte, a pocos minutos de las 13.00 horas. A continuación, llegó una catarata de felicitaciones, especialmente en Twitter, de aficionados albinegros y de otros muchos sitios del país. Incluso hubo seguidores del Real Murcia que dieron la enhorabuena a los dos dirigentes albinegros, ambos murcianos, por otra noticia que evidencia que la gestión del Cartagena está en buenas manos.

Fotos

Vídeos