Duerme en un hotel y analiza jugadores en el despacho de Breis

R. S. CARTAGENA

Gustavo Adolfo Munúa vive por y para el Cartagena durante las últimas semanas. Tanto es así, que el nuevo entrenador del Efesé apenas ha tenido tiempo para instalarse en la ciudad, a la que llegó el pasado martes procedente de su país, Uruguay. Allí estuvo con su familia de vacaciones y todavía no se ha terminado de acostumbrar al desfase horario. «Siento la diferencia», dijo el día de su presentación y repitió ayer, con una sonrisa, al término del primer entrenamiento. No tiene prisa en buscar casa y de momento, a la espera de decidir lo que hace, sigue alojado en un hotel.

En el club están muy contentos por toda la predisposición que está poniendo, desde el primer día en que ambas partes cerraron el acuerdo de firmar el contrato de un año de duración. Desde el pasado 10 de julio, el exportero de Deportivo de la Coruña, Levante y Málaga, entre otros, ha estado en contacto con los miembros de la directiva, Paco Belmonte y Manuel Sánchez Breis, y desde su país inició el análisis de los posibles futbolistas que podrían incorporarse al conjunto albinegro. Ahora, desde el martes, pasa de cinco a seis horas encerrado en el despacho de Breis, analizando vídeos de todo tipo de futbolistas y seleccionando cuál podría ajustarse mejor al estilo de juego.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos