Fútbol | Segunda B

El Efesé asalta La Condomina (0-2)

Aketxe bate a Germán Parreño en el segundo gol.
Aketxe bate a Germán Parreño en el segundo gol. / Guillermo Carrión / AGM

Arrebata el liderato al UCAM gracias a un doblete de Aketxe en un partido que siempre controló ante un rival espeso

Francisco J. Moya
FRANCISCO J. MOYAMurcia

Fue mucho más fácil de lo que todos se imaginaban. El Cartagena le arrebató el liderato al UCAM en un partido en el que, aún sin ofrecer su mejor versión, los albinegros fueron superiores y demostraron que son los grandes favoritos al primer puesto del grupo IV, junto al Real Murcia y el Extremadura. El Cartagena está hecho. Esa es la principal conclusión de lo que vimos ayer. Y el UCAM, a pesar de su pleno de tres triunfos consecutivos en el inicio de la Liga, no está todavía para grandes empresas.

0 UCAM CF

Germán Parreño; Carlos Moreno, Fran Pérez, Rafa Páez (Dani Pérez, minuto 10), Góngora; Vivi, Kitoko (Jony, minuto 69); Urko Arroyo (Isi Ros, minuto 61), David López, Marc Fernández; y Arturo.

2 FC Cartagena

Pau Torres; Óscar Ramírez, Moisés, Josua Mejías, Jesús Álvaro; Sergio Jiménez, Cordero; Álvaro González (Chavero, minuto 35), Cristo (Kuki Zalazar, minuto 83), Hugo (Dani Abalo, minuto 78); y Aketxe.

Goles:
0-1, Aketxe (minuto 24). 0-2, Aketxe (minuto 67).
Árbitro:
Muñoz Pérez (valenciano). Amarillas a los locales Fran Pérez, David López, Dani Pérez, Carlos Moreno e Isi Ros; y a los visitantes Cordero, Josua Mejías, Óscar Ramírez, Kuki Zalazar y Pau Torres.
INcidencias:
La Condomina. 3.250 espectadores, 400 de ellos llegados desde Cartagena.

Es el poso que deja el partido que jugaron en una sofocante tarde de sábado en La Condomina murcianos y cartageneros. Los de Monteagudo supieron desde el primer minuto hasta el último lo que necesitaba un encuentro de altos vueltos como el que llegaba en la cuarta jornada. Defender bien, robar mucho y salir rápido a la contra. Cero riesgos y mucha pegada. El UCAM, con un preocupante agujero negro en su centro del campo, se movió lento y a espasmos. Solo aportó algo potable Góngora en el primer tiempo y el revolucionado Isi Ros en el segundo. Pero no tuvo maza ni martillo. Y así es imposible discutirle el éxito a un Cartagena que ha empezado el curso a todo trapo y que ha hecho fácil lo difícil. Ha mejorado, en muy poco tiempo, el buen equipo que ya tuvo el pasado campeonato. Si gana el próximo día 20 en Talavera y se cuela en la cuarta ronda de la Copa del Rey, habrá cerrado un primer mes de competición superlativo.

Muy pronto pudo ponerse por delante el Efesé. Un envío de Cristo lo recogió Hugo Rodríguez dentro del área y a dos metros del portero mandó el balón al plomizo cielo de la capital. Cuando Kitoko y Vivi intentaban combinar en el medio, el drama estaba casi garantizado para los locales. En otra pérdida absurda del UCAM, Álvaro González cambió el balón de banda y por allí volvió a aparecer Hugo Rodríguez, con metros de sobra para plantarse delante del meta Germán y superarlo. Sin embargo, el gaditano se durmió y a Dani Pérez, que salió en el minuto 10 para sustituir al lesionado Rafa Páez, le dio tiempo a llegar para impedir in extremis el 0-1.

El primer gol de los albinegros, no obstante, acabó viniendo por su propio peso. Incomprensiblemente, Urko Arroyo perdió otro balón en la parcela ancha y el Cartagena lanzó un contragolpe que Fran Pérez tuvo que frenar con falta a Hugo Rodríguez. Estaba muy lejos, pero Aketxe está en racha y se atreve con lo que le echen. Le pegó con todo, la pelota dio en la barrera, despistó a Germán y entró en la portería local.

Quiso responder el cuadro de Planagumà, blando atrás y chato por los costados. Así, Arturo era un espectador más y Moisés y el debutante Josua Mejías vivían de lujo. Solo un par de escaramuzas de Góngora y una internada de Urko Arroyo en busca de redención -frenada en el momento justo por un imperial Moisés- generaron algo de inestabilidad en el marco de Pau Torres, quien por vez primera en lo que va temporada pudo dejar su portería a cero.

El Cartagena marcó un gol en cada tiempo y solo la entrada de Isi Ros animó a los locales

Salió aún mejor el Efesé en el segundo tiempo, con Jesús Álvaro definitivamente desatado. En una estupenda cabalgada del lateral canario, Aketxe avisó con un buen remate de cabeza, anulado luego por el asistente. Y Hugo Rodríguez, en una falta directa muy esquina, hizo lucirse a Germán. No reaccionaba el UCAM y en cada salida por la izquierda de Jesús Álvaro se preveía tormenta para la zaga universitaria. En una de ellas vino el gol de la sentencia. No podía ser de otra manera.

Isi Ros, recibido como un héroe por los suyos y como un villano por los 400 cartageneros que ayer estuvieron en La Condomina, se puso a caracolear en el balcón del área y entre Sergio Jiménez y Jesús Álvaro le robaron la pelota. Él se quedó en el suelo pidiendo falta y el '3' del Cartagena echó a correr. Filtró un gran pase a Hugo Rodríguez, quien le ganó la espalda a Góngora y dio el pase de la muerte (idéntico al del día del Melilla pero por el otro costado) para que Aketxe empujara a la red. 0-2. Minuto 67 y partido terminado.

El UCAM se tiró hacia adelante, con más orgullo que fútbol. Isi Ros reclamó penalti en dos ocasiones, sobre todo por un empujón que le dio Óscar Ramírez. Pareció claro, pero el árbitro no lo pitó y hubo un par de tanganas que beneficiaron al Cartagena. Un chut de Arturo que dio en Moisés y casi entra fue lo más peligroso que hizo el conjunto de casa, que ha perdido los dos partidos que ha jugado contra el Efesé este verano. Y Chavero, silbado en su vuelta a La Condomina, soltó un trallazo que casi se convierte en el 0-3 en el tiempo añadido.

Fotos

Vídeos