Fútbol | Segunda B

Aketxe roza la gloria

Moisés, en una disputa con Wilson Cuero. /LOF
Moisés, en una disputa con Wilson Cuero. / LOF

El ariete vasco falla el mano a mano que hubiera dado al Efesé el triunfo en La Línea y el liderato definitivo | Solo hubo dos ocasiones en un partido cerrado y gris, en el que ambos equipos tuvieron miedo a perder; al Cartagena le vale empatar con el Écija

Francisco J. Moya
FRANCISCO J. MOYACartagena

Segunda B pura y dura. Jornada 37. Un campo insufrible, un sitio en el que has perdido las tres últimas veces, un rival que muerde porque se juega la permanencia y la agonía de llegar al penúltimo partido de la temporada con los deberes sin hacer. Es el escenario de siempre, el de toda la vida. Al Cartagena siempre le ha costado todo el doble que a los demás. Se ha pegado históricos batacazos que en otros lugares se olvidaron en unos pocos meses y aquí perduraron para siempre. Se ha dado tales trastazos que incluso tuvo que refundarse en varias ocasiones en un siglo de fútbol en la ciudad portuaria. Los tiempos cambian, pero las cosas no. Habrá que sufrir, como siempre, para abandonar el infierno de toda la vida y abrir las puertas del cielo, de un nuevo mundo que espera a la vuelta de la esquina. Está ahí al lado, concretamente a 270 minutos. Cuatro horas y media. Lo que se tarda en llegar a Madrid por carretera.

0 Linense

Montoya; Sergio Rodríguez, Joe, Mario Gómez, Carrión; Ismael Chico, Sana; Gato, Stoichkov, José Ramón (Mauri, minuto 84); y Wilson Cuero.

0 FC Cartagena

Pau Torres; Óscar Ramírez, Moisés, Josua Mejías, Jesús Álvaro; Sergio Jiménez; Gaspar (Owusu, minuto 68), Cordero (Aketxe, minuto 78), Chavero, Hugo; y Rubén Cruz (Moussa, minuto 86) .

árbitros.
Muñoz Piedra (madrileño). Amarillas a los locales Ismael Chico y Sana; y a los visitantes Chavero y Aketxe.
INCIDENCIAS.
Municipal de La Línea de la Concepción. Unos 4.000 espectadores.

Algunos parecen nuevos. O es que realmente lo son. En la penúltima jornada de un partido de Segunda B, con el ascenso y el descenso en juego, nunca hay fútbol. Hay lucha, hay pelea y hay intensidad. Pero sobre todo hay nervios y miedo al error. Pánico a equivocarse. Porque son partidos en los que todos los jugadores, desde el más veterano al recién salido de juveniles, saben que un fallo te cuesta los tres puntos. Es decir, te arruina en un instante el trabajo de todo el año. Y por eso ayer en el Municipal de La Línea de la Concepción, con más público que nunca, solo se cometieron dos errores.

El primero fue de Óscar Ramírez, quien se puso a despejar un centro pasado de Gato, sin ningún peligro, y le salió un peligroso envío al punto de penalti. Por allí apareció el omnipresente Stoichkov, el único jugador al que no le temblaron las piernas en una tarde propicia para que te temblara todo el cuerpo. El delantero de la Balompédica Linense, cuyo nombre real es Juan Diego Molina Martínez, es un buen futbolista. Pero afortunadamente, pese a su atrevimiento tanto con el peinado como con el apodo, no es Stoichkov, el búlgaro.

El balón le vino botando, a la altura del punto de penalti. Y el '10' de los locales le pegó con todo. No ajustó bien su zurdazo y la pelota se marchó por encima del larguero. Era el minuto 54. El segundo que se equivocó fue el central Joe, quien salió a destiempo a tapar un control de Rubén Cruz y dejó un agujero en el centro de la zaga local. Lo aprovechó Aketxe, recién ingresado en el terreno de juego, para plantarse solo delante del portero del conjunto gaditano. El ariete vasco, 'pichichi' del Efesé con 13 dianas, recogió un buen pase de Rubén Cruz y debió marcar.

Pero le sobró el último toque para acomodarse la pelota. Se vio tan solo delante del meta Montoya que quiso acercarse demasiado al área pequeña. Se acercó tanto que se quedó sin espacio y Montoya se le echó encima. Así las cosas, el que pudo haber sido el gol que daba el campeonato al Cartagena se quedó en una simple oportunidad. La más clara de todo el duelo, sin duda. Pero no hubo gol, ya que Aketxe no supo definir y estrelló el balón en el cuerpo del portero local. Era el minuto 80.

Partido cerrado

No tuvo más historia el partido. Solo esas dos jugadas, en las que uno y otro equipo desperdiciaron su oportunidad para llevarse los tres puntos. Dominó, no obstante, la Balompédica Linense, que buscaba los tres puntos para huir de la quema. Fue más intenso el equipo gaditano y quiso generarle problemas al Cartagena con las incursiones por la derecha de Gato y, sobre todo, las apariciones de Stoichkov en la línea de tres cuartos. De sus botas partió todo el peligro del equipo entrenado por Sánchez de la Nieta, chato por arriba debido a la falta de gol de Wilson Cuero y la irrelevancia de José Ramón.

Buscó más el gol el Linense, pero realmente solo tuvo una buena ocasión en toda la tarde, la citada anteriormente en la que a Stoichkov se le fue alto el remate. En el primer acto, Pau Torres salió bien de puños para evitar un posible testarazo de Wilson Cuero. Y en el segundo, Moisés estuvo imperial en dos ocasiones. En la primera, tirándose al suelo para impedir que un zurdazo de Stoichkov pusiera en apuros a Pau Torres. Y en la segunda, al sacar con la cabeza un córner de Stoichkov que se envenenó por el viento y que quizás hubiera acabado convirtiéndose en un gol olímpico. Pau Torres estaba superado.

El Cartagena, salvo en el fallido mano a mano de Aketxe con Montoya, no chutó entre los tres palos. Lo más destacado fue un lejano cañonazo de Chavero que se marchó cerca del poste y una combinación entre Owusu, Aketxe y Hugo que casi permite a Moussa fusilar al portero. Se adelantó, por poco, el central Mario Gómez. El caso es que el Efesé desperdició la primera de las dos oportunidades que tenía para amarrar la primera posición y jugar la eliminatoria de campeones. Se queda a un punto de conseguirlo. Terminará primero empatando o ganando ante un Écija que necesita ganar en el Cartagonova para no bajar a Tercera División.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos