Fútbol | Segunda B

El Mérida ahoga al Cartagena

Lance del partido entre el Efesé y el Mérida en el Cartagonova./J. M. Rodríguez / AGM
Lance del partido entre el Efesé y el Mérida en el Cartagonova. / J. M. Rodríguez / AGM

El líder va de más a menos y se deja dos puntos ante un rival ultradefensivo

Francisco J. Moya
FRANCISCO J. MOYACartagena

Es costumbre por estos lares complicarse la vida más de la cuenta. Ha sido siempre así, temporada tras temporada, decepción tras decepción. Nada nuevo, por tanto. El Cartagena, que tras ganar hace quince días al UCAM en su mejor partido del año encontró bastante aire por detrás y terreno libre por delante para escaparse en la clasificación, vuelve a las andadas y da vida a sus perseguidores. Marbella, Extremadura y Real Murcia, que podían haberse desanimado bastante si el Efesé hubiera mantenido su ritmo ganando a Villanovense y Mérida, se lo vuelven a creer ahora, crecidos al verse tan cerca del primero.

0 FC Cartagena

Marcos; Óscar Ramírez, Moisés, Zabaco, Jesús Álvaro; Cordero, Chavero; Hugo (Dani Abalo, minuto 79), Cristo, Owusu (Aketxe, minuto 57); y Rubén Cruz (Moussa, minuto 73).

0 Mérida AD

Felipe Lázaro; Godswill, José Cruz, Golobart, Kike Pina; Checa, Javi Chino, Chema Mato (Gómez, minuto 90+); Kiu (Iván Pérez, minuto 58), Germán (Nana, minuto 88) y Santi Villa.

El árbitro:
Mena Gimeno (valenciano). Amarilla al local Dani Abalo y a los visitantes Felipe Ramos, Checa y Kike Pina.
El estadio:
Cartagonova. Unos 7.000 espectadores.

Porque el Cartagena sumó ayer su segunda semana consecutiva sin marcar y solo empató en su campo ante un ultradefensivo Mérida, que vino a por un punto al Cartagonova y se lo acabó llevando. Loren, técnico del Mérida, planteó un 5-4-1 con Germán solo en punta y, ya en el minuto 15, se tiró al suelo Checa, veterano medio del conjunto extremeño, a parar el juego y perder tiempo. El plan era mantener la portería a cero y llevarse un punto del campo del líder. Y al conjunto emeritense le salió perfecto.

El caso es que empezó con brío el Cartagena y a los siete minutos tuvo una clara oportunidad para adelantarse. Pero Felipe Ramos, meta visitante, salvó ante Jesús Álvaro tras una buena acción de Cristo. Antes de que el balón llegara al lateral vimos cómo Owusu le dio al aire en inmejorable posición para abrir la lata y Rubén Cruz era incapaz de batir al portero del Mérida. Mediado el primer acto, una gran combinación entre Jesús Álvaro y Cristo terminó con el remate seco del segundo. El balón se lo quitó de encima como pudo el meta Felipe Ramos, que empezaba a convertirse en el héroe del cuadro emeritense.

No terminaba de acertar el Cartagena en el último pase, pero tenía la posesión del balón. Cordero y Chavero mandaban en el juego. El primero cortaba y el segundo movía la bola. El Cartagena hacía bien las cosas, aunque le faltaba una marcha más en los metros decisivos. El Mérida, por su parte, paraba mucho el partido y estába cómodo metido en su campo. Su portero arañaba segundos al crono en cada saque, sus jugadores iban al suelo constantemente y su masajista se ganaba el suelo con media docena de apariciones en solo 45 minutos.

Vías cerradas

De fútbol, nada de nada. El Mérida no daba dos pases seguidos y no pisaba el área de Marcos. Javi Chino, Cruz y Golobart, los tres centrales, estaban siempre en su sitio, cerrando todas las vías de acceso a la meta de Ramos. Por su lado, los laterales Godswill y Pina no cruzaban la línea divisoria nunca y los extremos Santi Villa y Kiu se dedicaban a perseguir a Óscar Ramírez y Jesús Álvaro en vez de intentar buscarles las cosquillas de vez en cuando. El Cartagena no se arrugaba y antes del descanso todo el protagonismo fue para el extremo local Hugo Rodríguez, quien estuvo dos veces a punto de marcar. En ambos casos, a balón parado.

Intentó el jerezano el gol olímpico y casi le sale. Felipe Ramos metió la mano justo a tiempo. Luego, en una falta lateral que se envenenó, el meta emeritense evitó de milagro que entrara el balón. Acabó el primer tiempo con cuatro minutos de añadido -una muestra de las continuas pérdidas de tiempo de los visitantes- y con un remate de cabeza de Chavero que salió fuera.

No le sentó demasiado bien al Cartagena el paso por los vestuarios, porque en el segundo tiempo no generó tanto peligro como en el primero. Pronto se le acabó la gasolina a Óscar Ramírez y el bajón físico de Chavero y Cordero lo notaron muchísimo los de casa. Así, sin hacer nada del otro mundo, el Mérida dispuso de la mejor ocasión de todo el partido. Casi se cumple la maldición del ex, ya que Germán, en el Efesé hasta el pasado mes de junio, chutó fuera cuando estaba solo delante de Marcos. Todo partió de un fallo de entendimiento previo entre Zabaco y Jesús Álvaro.

Cambios que no funcionan

Reaccionó el Cartagena, que pudo marcar en dos buenas ocasiones de Chavero y Rubén Cruz. Pero los cambios no le sentaron bien a los de Monteagudo, ya que Aketxe y Moussa apenas entraron en juego. Sí lo hizo Dani Abalo, quien nada más salir casi hace el gol del triunfo. Su derechazo lo sacó de la escuadra Felipe Ramos cuando se colaba. La última ocasión la tuvo Moussa, ya en el tiempo añadido, con un punterazo que dio en un defensa.

En el tiempo añadido lo buscó por todos los medios el Cartagena, con el central Moisés incorporado de delantero centro a lo Alexanco para ayudar a Moussa y Aketxe, pero los zagueros visitantes se impusieron por tierra, mar y aire. Con este empate, la diferencia del Cartagena con el segundo, el Marbella, sigue siendo de un punto. El problema es que el Extremadura se coloca a dos. Y el Murcia, a cinco. La quinta plaza, ocupada por el Melilla, queda ahora a siete puntos. Próxima parada: Córdoba.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos