Fútbol | Segunda B

Un gris Efesé cae en su estreno

Santi Jara peleando por el balón con un rival./J.M. RODRÍGUEZ / AGM
Santi Jara peleando por el balón con un rival. / J.M. RODRÍGUEZ / AGM

El equipo albinegro deja una muy mala imagen en la primera jornada de Liga y pierde 2-3 ante el Granada B. La derrota evidencia las fisuras en la defensa y la falta de al menos un par de fichajes más

Francisco J. Moya
FRANCISCO J. MOYACartagena

Todo está por hacer. La única buena noticia que deja el estreno liguero del Cartagena es que el partido de ayer fue el primero y quedan 37. Hay tiempo para todo y el nivel que exhibió ayer el nuevo equipo entrenado por Gustavo Munúa fue tan pobre que lo único que se puede hacer a partir de la semana próxima en Don Benito es mejorar. Seguro que el técnico uruguayo tiene un plan, pero anoche en el Cartagonova no hubo ni rastro de él. Seguro que los Mario, Orfila, Santi Jara, Queijeiro y compañía son grandes jugadores para Segunda B, pero anoche las ausencias de Pau Torres, Míchel Zabaco, Hugo Rodríguez, Chavero y el sancionado y lesionado Rubén Cruz se convirtieron con el paso de los minutos en pequeños dramas individuales. Es posible que este último sea un argumento tramposo, pero cuando las cosas se hacen tan mal los que ya no están parecen incluso mejores de lo que son. Y además resulta que los que se han ido, ciertamente lo son.

2 FC Cartagena

Cartagena: Mario; Ramírez, Moisés, Orfila, Jesús Álvaro; Cordero, Queijeiro (Carrillo, 34'); Jara, Fito Miranda, Abalo (Paim, 77'); Aketxe.

3 Granada B

Granada B: Esteve; Marín; Eliseo, Fran Serrano, Héctor; Yael (Morillo, 60'), Isi (Cambil, 52'), Andrés García, Neva; Jean Carlos (Buil, 69') y Ontiveros.

Goles:
0-1, Ontivero (minuto 7); 1-1, Fito Miranda (8'); 1-2, Andrés García (18'); 1-3, Víctor Morillo (81'); 2-3, Fito Miranda (94').
Árbitro:
Carbonell Hernández, colegio valenciano. Amonestó a los locales Cordero, Moisés, Santi Jara, Fito Miranda y Aketxe; y a los visitantes Ontiveros, Yael y Neva. También expulsó, por doble amarilla, a Cambíl.
Incidencias:
Estadio Cartagonova, ante unos 5.500 espectadores.

El Efesé pecó de falta de concentración en un nefasto inicio de partido, en el que sepultó todas sus posibilidades de arrancar el curso con una sonrisa. El mejor ejemplo de que el Cartagena seguía de vacaciones fue lo sucedido en la primera jugada del primer partido del año, cuando Cordero controló mal un sencillo pase de Orfila y tuvo que agarrar a Ontiveros para que no fusilara a Mario. Era el último hombre y el sevillano debió ser expulsado. Carbonell Hernández le perdonó la roja y Cordero, plenamente consciente de que así no se puede entrar en un partido, resopló aliviado. Andrés García avisó con un libre directo que blocó Mario.

A la segunda, Cordero y Queijeiro le dieron metros a Jean Carlos y el talentoso mediapunta del Granada B voló hacia la portería local. Abrió hacia la izquierda, donde apareció Neva totalmente solo para servir el gol en bandeja al ariete Ontiveros, quien cabeceó a placer en el segundo palo. Reaccionó al minuto siguiente el Cartagena, con una arrancada en solitario de Aketxe, quien se disfrazó de asistente y sirvió un balón al corazón del área chica. Allí apareció Fito Miranda y marcó tras sentar al último defensa con dos sutiles toques de balón. Esa zurda es especial.

Sin fútbol

El 1-1 fue un espejismo. Un bálsamo solo temporal. Porque los problemas en la creación del Efesé, acrecentados tras la lesión de Queijeiro (se rompió el quinto metatarsiano de su pie derecho y estará dos meses de baja), imposibilitaban cualquier amago de reacción. Y tampoco cerraban bien los de Munúa, demostrando que los problemas en defensa que se repitieron en cada amistoso de la pretemporada siguen ahí, lejos de solucionarse. Así, en otro avance de los visitantes mal tapado por Queijeiro, Moisés y Orfila, sorpresa en el 'once' como central zurdo en puesto de un Ayala que se quedó en la grada por decisión técnica, el medio gallego derribó a Yael al borde del área. Y Andrés García, con una ejecución del libre directo propia de un futbolista de Primera División, colocó la bola en la escuadra.

A ese golpe tampoco respondió un Efesé aturdido, con Cordero desamparado en la sala de máquinas y Abalo haciendo kilómetros de un modo infructuoso por delante del sevillano. Carrillo, en la mediapunta, le puso interés pero no acabó casi nada de lo que empezó. Con las líneas demasiado separadas y Aketxe desasistido, todo lo fiaba el Cartagena a una segunda genialidad de Fito Miranda. Y llegó. Pero su segundo tanto vino cuando solo quedadan tres minutos. Muy tarde. No lo tuvo claro en ningún momento el Efesé, donde jugadores habitualmente fiables como Moisés, Jesús Álvaro o Cordero estuvieron muy por debajo de su nivel habitual.

Los mejores minutos de los locales llegaron tras el paso por los vestuarios, cuando Abalo se esforzaba para agradar, consciente de su delicada situación, mientras Santi Jara y Fito Miranda, cada uno haciendo la guerra por su cuenta eso sí, apretaban de lo lindo. Esos minutos de efervescencia y claro dominio albinegro apenas se tradujeron en ocasiones de peligro. Un libre directo de Santi Jara que se quitó de encima con los puños Esteve y un zurdazo cruzado de Fito Miranda que se fue cerca del poste fueron las más claras para empatar. El Granada B, cómodo y atrevido con el 1-2, salía de vez en cuando en busca de un zarpazo definitivo.

Otro error decisivo

Y lo encontró Víctor Morillo, rematando absolutamente solo en el segundo palo un envío desde la izquierda de Ontiveros, quien desnudó con un control y dos regates a Óscar Ramírez y Moisés. Jesús Álvaro estaba en el centro del campo cuando su par anotaba el tercero y dejaba el choque casi sentenciado. Hubo algo de emoción al final gracias a la absurda expulsión del visitante Cambíl, en el minuto 85. Apretó el Cartagena, colgando balones al área y con Moisés de improvisado delantero centro. Y así vino el 2-3, obra de Fito Miranda tras una dejada con la cabeza de Aketxe.

Quiso salvar los muebles el equipo de Munúa, quien sorprendentemente no agotó el tercer cambio. Antes metió a Paim, que no aportó absolutamente nada. Buscó el tercero el Efesé en una prolongación kilométrica. Hubiera sido curioso que los albinegros evitaran la derrota en el fatídico minuto 97. La tuvo Carrillo. Pero ni centró ni chutó.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos