Fútbol | Segunda B

Un premio entre bostezos

Sergio Jiménez celebra el único tanto del encuentro./Antonio Gil / AGM
Sergio Jiménez celebra el único tanto del encuentro. / Antonio Gil / AGM

Un gol de Sergio Jiménez da tres puntos de oro al Cartagena en su partido más flojo de la temporada | El Badajoz pudo empatar en un par de llegadas, aunque el tramo final del duelo se jugó muy lejos del área de Pau Torres

Francisco J. Moya
FRANCISCO J. MOYACartagena

Como si de un homenaje a Txutxi Aranguren se tratara, el Cartagena de Alberto Monteagudo se pareció ayer más que nunca a aquel inolvidable equipo de los Trujillo, Garrido, Carpintero, Keko, Alberto García, Rufo, Barila y compañía. Tedio. 1-0. Tres puntos. Y que pase el siguiente. Fue justo en la semana en la que Monteagudo superó la cifra de partidos de Aranguren (a 95 llegó el vasco y 96 hizo el manchego en el derbi ), con lo que se convierte de este modo en el entrenador que más encuentros seguidos ha estado sentado en el banquillo del club albinegro. Y justo entonces a este Efesé le sale el partido que tantas veces le vimos al 'Cartago' de Aranguren.

Eran tardes de aburrimiento, con poco más de mil espectadores en el estadio y mucho pelotazo. El balón, por los aires. Sí. Y los tres puntos, en el zurrón. También. Segunda B pura y dura. Lo de antes. Lo de ahora. Lo de siempre. Partidos aquellos en los que se escuchaba perfectamente a los jugadores desde la grada. Y también se oía al maleducado de turno meterse con Aranguren, al que apodaban 'Amarrategui'. Es verdad que no consiguió el ascenso. También es cierto que lo aburrieron, dimitió tras aquella humillante derrota contra el filial del Espanyol (0-4) y solo un par de años más tardes, tras un frenético ir y venir de entrenadores de todo tipo y condición por el banquillo del Cartagonova, el club era un cádaver que acabó en las peores manos posibles: las de Luis Oliver. El resto de la historia ya es conocida.

Aquello ya es pasado, pero que viene al caso, justo ahora que el criticado Monteagudo ha rebasado al añorado Aranguren y ya solo tiene por delante a Juan Ignacio Martínez. El alicantino es el técnico que más partidos ha dirigido al Cartagena. Se quedó en 137, aunque él lo hizo en dos etapas distintas. Y viene al caso tras un partido tan discreto como el de ayer, del que solo cabe rescatar el gol de Sergio Jiménez y tres puntos que no podían escaparse de ninguna manera.

El de ayer contra el Badajoz no fue el Cartagena eficaz de la tarde del Jumilla. Ni el virtuoso de la tarde del UCAM. Ni el competitivo de la tarde del Extremadura. Fue una versión triste. Un equipo lánguido y perdido. Incapaz de dar dos pases seguidos. Miedoso y aturdido. Incómodo y reservado. Fue un equipo cogido con pinzas durante 45 minutos -los primeros- horrorosos. Pero tuvo una y la metió. Bingo. Fue en la última jugada del primer tiempo Y eso le dio para salir de la caseta con brío y completar 20 minutos iniciales bastante potables en el segundo acto. Ese tramo fue lo mejor de un partido muy flojo, que se olvidará en cuestión de unas pocas horas. Fue posiblemente la actuación más pobre de los albinegros en toda la temporada. Ni siquiera en las derrotas ante Betis Deportivo y Marbella, las dos únicas en casa de toda la campaña, mostró una producción ofensiva tan escuálida el equipo entrenado por Monteagudo.

1 FC Cartagena

Pau Torres; Óscar Ramírez, Moisés, Josua Mejías, Jesús Álvaro; Sergio Jiménez, Chavero; Cristo, Rubén Cruz (Aguilar, minuto 90), Owusu (Hugo Rodríguez); y Aketxe (Moussa, minuto 66).

0 CD Badajoz

Pawel; Rafa Navarro, Manu Torres, Jesús Muñoz, Álex Herrera; Javi Rey, Rafa García; Guzmán Casaseca (Álvaro Romero, minuto 86), Javi Pérez (José Ángel, minuto 62), Joaqui Flores (Eloy Jiménez, minuto 62); y Álex Rubio.

Gol:
1-0, Sergio Jiménez (minuto 44).
El árbitro:
Garcelán Docio (valenciano). Amarillas al local Jesús Álvaro; y a los visitantes Javi Pérez y Álex Rubio.
El estadio:
Cartagonova. 5.300 espectadores.

Al menos tuvo 20 minutos decentes. Y en ese tramo debió hacer el segundo gol, quedarse tranquillo y ponerse a hacer cuentas. Pero no hizo ese segundo tanto. Lo tuvieron en sus botas sus tres delanteros. Primero, Aketxe. Se adelantó un central. Segundo, Rubén Cruz. Su taconazo no fue mortífero. Tercero, Moussa. Se le hizo de noche cuando se vio solo delante del portero. Tres buenas jugadas que acabaron sin remate entre los tres palos. Y como no llegó el 2-0, hubo que sufrir para aguantar el 1-0 en un tramo final en el que, no obstante, el Badajoz no pisó el área de Pau Torres.

El botín

El partido fue lo que fue: un bodrio. Pero pasarán los días y solo importará lo que importa. Y más en esta categoría. Y más a cuatro jornadas de que todo acabe. Quedará que el Cartagena hizo los deberes, sacó su partido adelante y sumó tres puntos que le sirven para mantenerse en lo más alto de la clasificación, empatado a 63 puntos con el Marbella. Además, sigue teniendo cuatro puntos más que el Real Murcia y sella su clasificación -ahora virtual y en unos días matemática- para el 'playoff' de ascenso. Le saca doce puntos al quinto, el Melilla, a falta de cuatro jornadas para el final de la liga regular.

Es verdad que el duelo ante el Badajoz tuvo muy poca historia. El Cartagena, sin Zabaco, Cordero ni Hugo, sintió la presión de tener que ganar el partido sí o sí tras el triunfo del Marbella por la mañana ante el Recreativo de Huelva (2-0). Y el primer tiempo fue malísimo. Los de casa eran incapaces de dar dos pases seguidos y tampoco el equipo pacense creaba juego. Eso sí, al cuarto de hora, se quedó solo el visitante Guzmán Casaseca delante de Pau Torres y se cruzó milagrosamente Óscar Ramírez para evitar el remate.

No encontraba el Cartagena a Rubén Cruz y Aketxe. Owusu no terminaba lo que empezaba y Chavero no tenía a quién darle la pelota. Así, cada vez estaba más suelto el Badajoz, un equipo solo aseado. Tuvieron que pasar 38 minutos para que los de casa hicieran algo interesante. Vimos una buena acción personal de Chavero, que dejó atrás a tres rivales. Pero el pase final de Rubén Cruz fue muy defectuoso.

Sergio Jiménez anota

No pasó nada más hasta que en la última jugada del primer acto marcó Sergio Jiménez. El medio defensivo de Los Belones, titular por la baja de Cordero, remató solo en el segundo palo un saque de esquina muy bien servido por Óscar Ramírez. El córner lo forzaron entre Owusu y Jesús Álvaro. Fue la única vez que se entendieron en toda la tarde el extremo ghanés y el lateral canario. Y Sergio Jiménez celebró su vuelta a la titularidad con un gol que es puro oro. Esto debe ser un estímulo para un jugador que el equipo necesita. Pero lo primero es que él mismo se dé cuenta de lo que necesita para poder ayudar el coletivo: cabeza limpia, pierna dura, autoestima y toneladas de confianza en sí mismo. Eso es lo primero.

Sacó de centro el Badajoz y pitó el árbitro el final de la primera mitad. Una ocasión, un gol. 100% de efectividad. Salió más intenso el Cartagena en el segundo periodo y tuvo esas tres llegadas citadas anteriormente. Las tres fueron muy buenas ocasiones para dejar el choque sentenciado. Aketxe rozó el gol tras la mejor jugada de los locales en toda la tarde. Fue una exquisita combinación entre Chavero, Cristo y Jesús Álvaro. Después casi marca de tacón Rubén cruz, tras una estupenda internada por la derecha de Óscar Ramírez. Y la tercera clara la tuvo Moussa, sin luces a la hora de definir.

El Badajoz solo dio un susto. Pero muy grande. El central Jesús Muñoz remató por encima del larguero en un saque de esquina. Estaba solo y Pau Torres no llegó a taponar su testarazo. Al final ganó el Cartagena, con lo justo. Pero se quedó con tres puntos de oro para mantener intactas sus ilusiones de acabar el campeonato en primera posición.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos