Fútbol | 'Playoff' de ascenso

El Efesé rema pero se queda en la orilla

Un recogepelotas intenta animar a un jugador del Efesé tras el partido./J. M. Rodríguez / AGM
Un recogepelotas intenta animar a un jugador del Efesé tras el partido. / J. M. Rodríguez / AGM

El Cartagena empata a cero ante el Extremadura en la final por el ascenso, tras un partido en el que los albinegros no dejaron de intentarlo hasta el final; el público lo agradece y despide al equipo con aplausos

RUBÉN SERRANOCartagena

Se acabó el sueño del ascenso. El Cartagena no pudo pasar este domingo del empate a cero ante el Extremadura y se quedó a un gol de forzar la prórroga, tras la derrota de hace una semana en el Francisco de la Hera (1-0). El Efesé cayó con honra, recibiendo la ovación de un Cartagonova entregado: el equipo no dejó de intentarlo, no dejó de remar y se quedó en la orilla ante un Extremadura mustio, entero de energía pero que ni hizo el amago de asomarse a la portería. Los de Monteagudo lo intentaron de todas las maneras, sobre todo en la segunda parte y con la entrada de Hugo Rodríguez. El conjunto albinegro terminó el partido colgando balones al área y con tres delanteros arriba, antes de que Rubén Cruz y Chavero fueran expulsados en el tramo final. El Cartagena pone fin a una temporada extremadamente larga. Los futbolistas llegaron realmente justos y con el varapalo de Majadahonda a cuestas. Y hasta con esas compitieron. Míchel Zabaco se quedó destrozado, consciente de que ese gol suyo en propia en el Cerro del Espino pudo cambiar el destino del club, que volverá a competir por séptima temporada consecutiva en Segunda B.

0 FC Cartagena

FC Cartagena: Pau Torres; Óscar Ramírez, Mejías, Zabaco, Jesús Álvaro; Chavero, Benito (Rubén Cruz, 61'); Gaspar (Moussa, 74'), Ruibal, Owusu (Hugo Rodríguez, 46'); Aketxe.

0 Extremadura UD

Extremadura: Manu García; Álex Díez, Pardo, Borja García, Aitor; Álex Barrera (Fran Miranda 90+); Zarfino; Valverde (Willy, 75'), Márquez, Jairo (Jesús Rubio, 83'); Gallego.

Árbitro:
Soto Grado (comité riojano). Amonestó a los locales Diego Benito, Gaspar, Aketxe y Hugo Rodríguez, y expulsó a Rubén Cruz en el minuto 88 y a Chavero en el 89. También mostró la amarilla a los visitantes Pardo, Gallego, Valverde y Borja García.
Incidencias:
Estadio Cartagonova. 13.517 espectadores, mil de ellos llegados de Almendralejo. Hubo un gran recibimiento de la afición albinegra al equipo, con mosaicos, pancartas de apoyo, confeti y rollos de papel.

Al Cartagena le costó mucho remar al principio, coger temperatura. Con un ambiente caldeado, ruidoso, no hubo abordaje ni estampida local al área de Manu García, realmente tranquilo y con la clara idea de jugar con el reloj. Al minuto ya perdía tiempo. Sin embestida inicial, la situación le vino de perlas a los azulgranas, cómodos, sin pasar apuros y enfriando el ambiente en la grada. Hasta dispuso de un latigazo de Gallego, que se fue rozando la cruceta de la portería de Pau Torres. Mucho ruido y pocas nueces de un Efesé arrugado, incapaz, irrelevante, sin verticalidad ni pizca de maldad por el costado del apagado Owusu; hace tiempo que se le fundieron las pilas. El choque ya empezó torcido, con Moisés resentido de sus molestias en la rodilla que obligaron a Zabaco a salir de titular, en el calentamiento.

Sin rumbo, pero con el bloque defensivo intacto, transcurrieron los minutos y quien puso más intención de acercarse a la portería fue Aitor Ruibal, sin ataduras y capaz de sacar petróleo de balones aéreos imposibles. En una jugada le tiró un caño a un rival y en otra, delante del portero, el control se le fue lo justo para que Manu García desviara a córner. Más cómodo y reconocible, con Chavero poniendo luz en el centro del campo, llegaron los intentos de Aketxe y un disparo suave de Gaspar. Antes del descanso, Ramírez también emergió de la nada para impedir el gol de Gallego, que se coló entre los centrales y ya se disponía a armar la pierna delante de Pau Torres.

El Efesé mejoró considerablemente en la segunda parte. Entró fresco Hugo Rodríguez, agitador del partido y protagonista de las principales acciones de peligro: el andaluz corrió, defendió, se asoció con Jesús Álvaro e incluso probó el disparo a puerta. La banda izquierda, a todo trapo. Ni con esas, ni tan siquiera con la entrada de Rubén y Moussa, al final. El guineano y el utrerano trenzaron bien una jugada, que acabó con el remate de este último delante de Manu García. En un saque de esquina, un defensa impidió el gol de Moussa bajo palos. El público, entregado y apoyando en todo momento, tampoco tiró la toalla. Hasta en el largo añadido hubo fe en el gol, con un saque de esquina al que subió a rematar Pau Torres. Le sobraron semanas de competición a este Efesé cansado, pero que hizo lo que pudo para lograr la épica.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos